Novedades
Puntuación alta - recomendado

HAEREDIUM (FRA) «Ascension» CD 2019 (Art Gates Records)

Por Cesar Luis Morales

Allá por los años sesenta, un joven músico llamado Robert Zimmerman le dio un giro inesperado a la trayectoria de la música incorporando a su repertorio Rock la música folclórica, es decir, aquella que viene de la tradición oral, aquella que recoge el acervo cultural de un pueblo. Por si no os suena el apellido judío, os diré que ese músico es, en realidad, Bob Dylan. ¡Colorea y aprende con Teo!

Desde entonces, el Folk se ha metido en nuestro mundillo, primero en el Rock y luego en el Metal. Infinitas bandas han tirado de sus orígenes étnicos, bien sean fineses, armenios, árabes o mongoles y los híbridos son siempre interesantes. Como interesante y recomendable al 1000% es el segundo álbum de los estrasburgueses HAEREDIUM, “Ascension”.

“Wandering” es una pequeña joya por la que ya merece la pena meterte de pleno en “Ascension”. Una ligera melodía silbada a la que se va uniendo la batería y el bajo. Fue lo primero que escuche del disco y ya me enamoró. ¡Aquí hay material, aquí hay algo realmente interesante! – me dije. De primeras, comenzar un álbum con un tema silbado… ¡Joder, se han ido a lo más básico que hizo el homo sapiens antes de empezar a crear instrumentos! Antes de coger un palo y golpearlo contra otro, aquel mono erguido comenzó a dar palmas y a silbar. ¡Joder, nadie se había ido tan atrás en la historia de la música para componer algo!

“Breathe” sigue a la maravillosa apertura, con un ritmo acelerado pero armonioso, que al minuto tiene un bridge de guitarras dobles que te recordará al “Happy Metal” aquel de los HELLOWEEN, para pasar a un estribillo melódico donde descubrimos la bien afinada voz de Sébastien Durand y ya empezamos a descubrir duetos tan interesantes como el que se marcan las guitarras del mismo Durand y Quentin Jaffré con la teclista Alexia Winterhalter. Ya os voy adelantando que, si bien a lo largo de este “Ascension” todos los músicos brillan a un altísimo nivel, es ella, Alexia Winterhalter, la que eleva este disco de un nivel brillante a uno espectacular. Sigue “Images I recall” y la magia continúa. Sí, lo sé, todos hemos escuchado a KORPIKLAANI, a ARKONA, o a ELUVEITIE, y cada uno tiene su banda favorita del género, pero estos chicos de HAEREDIUM han sido capaces de darle a la propuesta del “Folk metal” un giro bastante importante y darle una nueva dimensión y unos nuevos sonidos. Porque en este tema aparecen violines y otros instrumentos de cuerda que consiguen que te arranques y te pongas a bailar una jiga. Y si el zapateo anterior no te ha dejado sin aliento, sigue “Merchant of lies” y sí, lleva una potentísima base metálica, pero el serpenteante teclado de Alexia entra y sale de la canción con unos rítmicos patrones, para llegar a otra fiesta en su parte central y un estribillo que es todo un himno. “Fall” nos muestra la vertiente más celta de la banda, la melodía que se desarrolla a lo largo del tema no hace sino recordar a tiempos mejores y más felices, con un estribillo mágico para cantar alrededor de unas cuantas pintas de cerveza. ¿Y qué decir de “Euforio”? Una obra maestra por sí misma dentro del Folk-metal: instrumental, épica, metálica y las mágicas teclas de Winterhalter. “From Silence” se desgrana a continuación con unos ocho minutos que van de lo más Power Metal a un interludio en mitad del tema completamente acústico con una intervención de la teclista que la eleva a la categoría de virtuosa. “Winds will turn” pasa un poco más desapercibida debido a la alta calidad de todo lo que la ha precedido, pero volvemos a recuperar pulso con “Alpha Ursae Minoris”, folkie, acelerada, donde vuelven a brillar todos, las guitarras de Sébastien Durand y Quentin Jaffré, la batería de Nicolas Fréchuret escoltado por el bajo de Remi. Pero, como ya he dicho es ella, Alexia Winterhalter, la que trabaja como un John Lord en esta banda, fusionando patrones más Rock con otros más clásicos y barrocos, dándoles una luz inusitada.

¿Os acordáis de aquel maravilloso “Sweating Bullets” de los MEGADETH en estado de gracia del “Countdown to Extinction”? ¿Recordáis aquella estructura como un swing metálico? Pues HAEREDIUM se marcan una flipada con “Joyride” de aúpa: un boogie-woogie metálico con unas intervenciones de Alexia Winterhalter que parece querer lanzar un desafío a JERRY LEE LEWIS, y decir, ¡Hey, aquí está “The She-Killer”! “Soif d’Affonts et de Victoires” es otro tema en la misma línea de la banda que enlaza con el final “Storyteller”, otro pelotazo de ocho minutos: Power metal, acompañamientos de violín, solos de guitarra épicos y poéticos, ¡y una lagrimilla que se cae al darte cuenta de que has llegado al final de “Ascension”!

A veces se abusa del término “Folk Metal” y se mete en el mismo saco a bandas que tienen un par de violines o de flautas por aquí y por allí. Pero HAEREDIUM son una banda que bebe de muchas influencias y tira del Folk de su tierra de origen. Pero también tiran de las músicas tradicionales de otros muchos sitios y han conseguido un sonido que, más allá de fronteras, estilos e idiomas, habla un idioma universal que trasciende y que te llega muy adentro, provocándote, en efecto, una ascensión. ¡Una pasada!

Nota - 10

10

Nota

A veces se abusa del término “Folk Metal” y se mete en el mismo saco a bandas que tienen un par de violines o de flautas por aquí y por allí. Pero HAEREDIUM son una banda que bebe de muchas influencias y tira del Folk de su tierra de origen.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar