Entrevistas

HARMPIT (ESP) – Entrevista con Masdestrüktor Pearly

Este mes de enero saldrá al mercado el nuevo trabajo discográfico de los madrileños HARMPIT, por lo que desde NECROMANCE y a través de nuestro redactor Carlos Bermejo nos pusimos en contacto con ellos para saber de primera mano todo lo relacionado con este lanzamiento, y de la actualidad de la banda.
Por Carlos Bermejo

En primer lugar agradeceros la predisposición a someteros a nuestro interrogatorio y sean bienvenidos a las páginas de NECROMANCE, ¿Quién/es contestará las preguntas?
Buenos días, soy Masdestrüktor Pearly, un 50% de Harmpit y un 70% de agua, como el resto de seres humanos. Aunque hay organismos que tienen hasta un 90% de líquido elemento. No es nuestro caso. Además como somos viejos, la humedad de disipa más fácilmente a través de las arrugas. Es importante hidratarse bien en verano, como bien nos recuerda “Saber Vivir” todas las mañanas estivales. Una gota de agua de menos, una fuga mínima y date por jodido. Vendido al abismo, a la muerte…

 Para los que no conozcan a la banda, ¿Cómo se formó HARMPIT y cuál ha sido el recorrido a día de hoy?
Harmpit nació un día de tantos que Anaxagoras y yo estábamos en mi apartamento de soltero y le puse algunos riffs que había grabado. Yo ya sabía que eran soberbios pero quería estudiar su reacción, como cuando le enseñas a tu mamá lo bien que te tiras de cabeza en la piscina. El, como de costumbre, no hacía demasiado caso; tenía la mirada perdida, quizá pensando en hacer una excursión a la Granja de San Ildefonso, al Museo Aéreo de Cuatro Vientos o al Valle de los Caídos. El siempre piensa en clave épica. Yo soy más de piedras y madera, de guijarro y cántaro. Al final, cuando había perdido toda esperanza,  algo llamó su atención y fijo la vista en un punto de la pantalla del ordenador. Se giró hacia mí, suspiró resignado  y me dijo: “¿quieres que le meta voz? Pues quitas ESTO, alargas LO OTRO, la canción de antes NO  ME GUSTA y esta hay que ARREGLARLA. ¿Quedan litros?” Yo dije abochornado: ”Si…queda uno en la nevera pero si quieres bajo a por más…”. En ese momento nació Harmpit. Una chispa de creación saltó, salvaje y primitiva. Un fulgor esencial; vida en sí misma. Me dejó un agujero en un cojín. “You can´t start a fire without a spark” que dice Bruce Springsteen. De esas sesiones nació “Prepare For The Atoms” que en teoría iba a ser un E.P. Y a partir de ahí, nos pasó lo que a los rusos en los reportajes de boda, vimos que el límite es el cielo; que hay una galaxia de estupidez ávida de ser conquistada en un universo tan aburrido como el metal. En otras palabras, ya que haces fotos a la novia ponle una metralleta, siéntala en un cisne de porcelana gigante, sube el cisne en un tractor y pon a la madre del novio en chándal delante, sujetando un siluro. Haz fantasía, joder.

“PSYCHOWARRIORS OF JUPITER” ha sido grabado como el anterior, por vosotros mismos pero mezclado en Axstudios ¿Estáis contentos con el resultado obtenido?
Ha sido un placer que Mr. Ax se encargara de las mezclas y nos hiciera un hueco en su apretada agenda. Él es el tercer Harmpito por derecho propio. Todo el mundo que haya grabado con Ax y que lea esta entrevista sabrá que es adorable, dedicado, entregado y no huele mal, cosa que es de agradecer cuando vas a estar varios días sentado a un palmo de él. Su estudio se convirtió en nuestra búnker particular. Allí nos echamos siestas, bebimos cerveza, comimos doritos y pasamos horas interminables volcando pistas mal exportadas (por nosotros, claro) hasta el punto que hubo momentos que el mete-saca de pendrives era tan frenético que terminábamos pinchando en el ordenador llaveros, horquillas o saladitos y claro, te echabas a la boca un Kingstone de 500 gb. y te astillabas una pala. Fuera, en la realidad, se estaba declarando la independencia en el Parlament. Nos llegaban ecos lejanos de aventura histórica, del pan-tumaca de la revolución. Fue muy emocionante, nos sentíamos como Ana Frank escondida de un mundo que se desmorona. Hasta que salimos a la calle. Nos deslumbró un sol cegador y cuando recuperamos la vista vimos a una señora con dos caniches por la acera. En frente, un operario con un bolso lleno de cables rascándose el culo. Nada de futuro post-apocalíptico. Nada de ciborgs. De ahí la decepción, claro.

Contadnos como es el proceso de composición de vuestros temas, ¿Quién se encarga de las letras, de la música, los arreglos, etc…?
Generalmente parten de un esqueleto. Dicho así suena como si tuviésemos un cadáver-gramola que compone por nosotros, pero no es el caso. Realmente no hay una fórmula fija, porque el orden de los factores puede alterarse, pero en general el “esqueleto” suele ser una base de batería y guitarras que suelo montar en casa cuando consigo reunir unos cuantos riffs que encajan, y que seguidamente le paso a Anaxagoras para que le dé el veto, como en el Senado. Él puede hacer enmiendas a la totalidad o a las partes. Funcionamos como la Cámara Alta y la Baja. A partir de ahí, las canciones se van metamorfoseando, serpenteando azarosamente hacia un final incierto. En cuanto a las letras, suelen surgir espontáneamente tanto de él como de mí y suelen ser, como habrás podido observar, fantasías febriles, delirantes y erráticas. Ahí, nuestro nivel de exigencia, si lo hubiere en cualquier caso, se relaja todavía más ya que la literatura te ofrece muchas licencias creativas, todas ellas aventuras excitantes. Qué duda cabe.
A partir de ese punto la canción va y viene, cobra vida, va creciendo, en cada parada del camino va sumando un órgano vital…se convierte en un potro salvaje o mejor, en una zarigüeya rabiosa, muy despeinada, difícil de domar ya que toma conciencia de sí misma. Surgen los arreglos, las voces, los coros, los efectos especiales; el drama. La Náusea, que diría Jean Paul Sartre.

Después de oír el disco primero daros mi enhorabuena, es un trabajo cargado de calidad, pero contadnos, ¿Qué bandas son referencia para vosotros?
Pues mira, no tenemos unas referencias muy “exóticas” en cuanto a influencias evidentes en nuestra música. Hay mucho más de Monty Pyton en Harmpit que de Overkill, por así decir. Los riffs suelen partir de ideas clásicas del heavy y del thrash metal; esos típicos riffs que pueden recordar a Kreator, Anthrax o a cientos de grupos del género y los tratamos bajo una perspectiva un poco más loca. En Harmpit todo es exagerado y paródico. Muchas veces la inspiración puede salir de Googlear “worst turkish metal band” y volar por la galería de imágenes como un colibrí en los jardines del Louvre, así que solemos centrar nuestra atención en idear gilipolleces y tratar de divertirnos haciendo grabaciones que nos enorgullecen/avergüenzan a partes iguales. Aunque debo reconocer que nos sentimos especialmente orgullosos de “Psychowarriors of Jupiter”. Con ese título, es difícil no sentirse como si tu hijo/a abandonase telecomunicaciones y se metiese de lleno en el cine porno. Un orgullo y un honor.

Centrándonos en este trabajo discográfico ¿Qué diferencias observáis con el anterior?
Ahora voy a contestar como un grupo “serio”: Para este álbum hemos cogido todo el concepto de Harmpit y lo hemos llevado un paso más allá. Hemos trabajado muy duro durante dos años, ha sido agotador y ambos hemos puesto el 100% de nuestro corazón en el proyecto. A todos aquellos que les gustó nuestro anterior trabajo se van a quedar  asombrados con el nuevo álbum, porque sigue siendo Harmpit, pero ha habido una evolución, sin dejar de lado nuestro sonido. Realmente estamos muy excitados con el lanzamiento”. No me digas que cuando lees esto en una entrevista no te dan ganas de saltar por la ventana más próxima o meterte un trago bien gordo de lejía. Porque a mí sí. Además, conceptos como: “es como siempre, pero mejor” me suena…no sé…¿contradictorio?
Sinceramente, no tenemos ni idea si el CD va a gustar mucho, poco o nada. A nosotros nos gusta, porque nos hemos divertido haciéndolo y nos hemos reído mucho en el proceso. A nuestro sello le importa una mierda si no vendemos ni una copia, porque nuestro sello somos nosotros. Hemos grabado las canciones y compuesto gran parte de ellas estando borrachos en pijama, canturreando en el coche o en la servilleta de un bar. A lo mejor es decepcionante; podría darle a todo esto un aire mucho más solemne, claro está, pero ese auto-bombo se lo dejamos al resto de grupos. Que hablen de lo maravillosos que son sus hijos, de lo listos y guapos que son. Los nuestros son punkis y feos, así que ojo, que la cara más bonita tiene un botellazo de distancia de lo espantoso.

El disco ha sido editado por Spleen & Clerch, ¿Cómo surgió esta oportunidad?
Como te he comentado, Spleen & Clerch es un sello nuestro; siendo algo más concreto, es un “colectivo” formado por Harmpit y Dejadeath, básicamente. Somos grupos hermanos, compartimos miembros y secretos de belleza. Somos como una logia de súper-modelos, nos ayudamos a vomitar los unos a los otros. Pero básicamente nace de la intención de auto-editar nuestra música de forma totalmente independiente y anárquica, de controlar el proceso y ser dueños de la producción así como de las ganancias o mejor dicho, de la ausencia de ellas. Una lectura Marxista realmente estúpida e infantil, pero que a nosotros nos llena de orgullo. El rock es nuestro capital y el riff nuestra divisa. No me digas que no has sentido un ligero rubor de vergüenza ajena al leer esto. Yo sí. Propia.

¿Estará disponible tanto en formato físico como en plataformas digitales? ¿Dónde lo podremos adquirir?Pues sí, en formato físico en edición ultra-limitada en Digipack, y en plataformas digitales estará disponible en Spotify, Itunes y en Youtube, el disco completo totalmente gratis. Todo esto a finales de enero, principios de febrero. Para adquirir copia física, u otras ediciones del catálogo Spleen & Clerch, directamente en www.spleenandclerch.bigcartel.com.

¿Habéis pensado presentar este disco en directo?
Lo hemos pensado, pero no lo vamos a hacer. De hecho lo hemos tenido que  pensar para poder descartar la idea inmediatamente. Si no, ahora mismo no sabría qué contestar. Al ser sólo dos miembros es imposible llevarlo a directo, a no ser que una especie de ONG del metal se nos ofreciese como vírgenes vestales para el sacrificio. Ya lo hemos dicho en otras ocasiones, pero aspiramos a ser algo así como los Darkthrone españoles; dos colgaos que graban sus mierdas sin importarles nada un carajo y encima la gente piensa que son adorables. Y en realidad lo son. Como nosotros. Me refiero a que lo somos, no a que la gente lo piense. De hecho, la gente lo que hace es ignorarnos activamente, de forma deliberada, si eso fuera posible. Lo entiendo, debe ser duro sentirse amenazado por el talento de alguien como nosotros que, de  entrada, pasamos el corte del test del C.I. por los pelos.

¿Cómo veis la situación actual de la escena metalera underground en España?
La escena nacional está plagada de calvos con perilla cuarentones. Calvos con los brazos en jarra que mueven la cabeza en círculos, otrora cubiertas de pelo, agitando melenas imaginarias. Llevan tattoos en las pantorrillas y les encanta el Vale-Tudo (bueno, eso está anticuado, ahora es más el rollo de las mixed martial arts). También ha habido un aumento significativo en la venta de pitbulls. Nosotros apoyamos a los calvos con perilla y pendiente en la nariz, qué duda cabe, pero no la venta perros. Si quieres una mascota ¡adopta! Pero ojo, se acerca una nueva generación de metaleros muy jóvenes aunque sobradamente preparados,  con brillantes melenas y ESP’s eclipse recién quintadas; saben tocar, oyen música más allá de Pantera o Suffocation, son de buenas familias y sus padres tienen discos de Einstürzende Neubauten o de Rush. Van al conservatorio y a conferencias de arte. SABEN INGLÉS. No les avergüenza llevar gafas. Respetan el Shoegaze y el Grindcore. Tengo la esperanza en esos grupos jóvenes traigan algo de “jenesecuá” que renueve un poco esta caterva de asobinamiento metaloide eternamente circular. Con suerte, ese relevo nos dejará a los viejos rockeros tan avergonzados que tendremos que vender los guitarros y el metal-zone y dedicarnos a cosas más productivas para la sociedad, como revisar parquímetros o MORIRNOS.

En relación a la pregunta anterior, ¿Qué bandas destacaríais del panorama nacional?
Pues mira, vamos a hacer lo que hace todo el mundo, para variar: hablar de nosotros, sobre nosotros y para nosotros todo el rato. Por tanto, no conozco a ninguna banda del panorama nacional, y si la conociera, no me gustaría. Ni siquiera me gustan en las que he estado yo aparte de Harmpit. HARMPIT!! HARMPIT!! No me canso de gritarlo; por la calle, en el metro, en el hueco de los ascensores… ¡HARMPIT! Cuando voy al médico y me dice que tosa yo le digo…HARMPIT!! (para serte sincero hace poco escuché a Nucking Futs y me molaron mucho…pero no se lo digas a nadie)

Bueno, pues por mi parte esto es todo, volver a agradeceros por el tiempo que habéis dedicado a la entrevista, mucha suerte con el disco, a continuación podéis añadir lo que queráis.
Gracias a ti/vosotros por dar cabida a este mega-enano del metal que es Harmpit. Esperamos que a la gente no le de demasiado asco “Psychowarrios of Jupiter” y si es así, enhorabuena, habéis pasado el test de inteligencia de Harmpit. Seréis ciudadanos respetables para la nueva sociedad que está a punto de emerger. Y si os ha gustado…pues nada… Y si no nos habéis oído nunca, os invito a que empecéis con el último tema de nuestro último disco que sale a finales de Enero del 2018. A los demás¡¡¡HARMPIT!!!

Este artículo ha sido leído: 424 veces!!!

Etiquetas
Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close