Criticas - novedades

HAVAMAL (SWE) «The Shadow Chapter»

Art Gates Records, 2021

AUTOR: Cesar Luis Morales

Odín, el padre de todos, nos dejó una serie de enseñanzas recogidas en una de las partes de la Edda poética. Volvemos una vez más, oh, niños y niñas, a la mitología nórdica, una de mis favoritas. Los Dichos de Hár o el Discurso del Altísimo, son una serie de propuestas, dichos o consejos en forma de poemas para vivir con sabiduría, tanto en el plano más práctico o humano, como en el plano metafísico. ¡Colorea y aprende con Teo!

Uno de los más famosos consejos se recoge en la estrofa 77: “Las riquezas mueren, los familiares mueren, uno también debe morir; Sé de una cosa que jamás muere, la reputación de cada hombre muerto.”. Así se planteaban las cosas los vikingos. Así que seguidme en este viaje por las enseñanzas del Padre de Todos, o como se conocen en el idioma nórdico, HAVAMAL. Bajo este nombre, los suecos nos ofrendan con su última andanada, de título “The Shadow Chapter”, el capítulo de las sombras. Para ir abriendo boca, el álbum se inicia con una mistérica y etérea intro llamada “The North awakens”, el Norte despierta. ¡Y vaya cómo lo hace! Porque enseguida entramos en materia y en chicha de la buena con “Fenris”: un tema cargado de epicidad, sinfonismo y una banda que cabalga junto a las valkirias. Metálicos como debe de ser, la canción desgrana un fuerte componente de grandiosos teclados y solemnes coros. Ah, Fenris; Fenris, el lobo, uno de los hijos de Loki, el que se tragará el Sol y matará a Odín… ¡Ay, que se me saltan las lágrimas! Estos nórdicos y sus mitologías. A continuación, nos atacan con “Nidhoggr” y no queda si no apretar bien los dientes y tirar con fuerza de los remos del drakar. ¡Vamos, gandules! ¿Queréis vivir eternamente? Que el drakar vuele sobre las olas y viajemos hasta el fin del mundo y de ahí hacia Aesgard y hacia las estrellas. Cabalgan sobre un ampuloso colchón de teclados, pero las guitarras dibujan unas líneas melódicas que le dan empaque al resultado final.

Y no temáis, oh, hijos de Ask y de Embla, los primeros hombres, pues llega “Kraken”. Toquecillos de Death Metal melódico, una banda eminentemente metálica, voces rasposas, pero con un perfecto balance entre los guitarrazos, los sinfónicos teclados y los solos de guitarras melodiosos y emotivos. Dónde la banda se pone realmente interesante es en “Empire of the Ashen Sun”, con reminiscencias de THERION, con una línea melódica que, en sus inicios, lleva una fuerte inspiración oriental, que luego estos suecos llevan a su terreno y convierten en un tema donde prima las vertiente metálica y todo el componente sinfónico pasa a un segundo plano, aunque cuando vuelve a recuperar el primer plano, es arrebatador. Y cómo lo casan, lo cruzan y lo amalgaman todo en un tema redondo. Y la cosa sigue aumentando y suben revoluciones en el inicio de “Nornir’s Call”, donde se asemejan aúna versión muchísimo más etérea y sinfónica de ARCH ENEMY, porque lo que es el largo desarrollo instrumental que se marcan en este tema lleva la palabra “épico” a niveles arquetípicos. Sin perder un ápice de fiereza entramos en “Jormundgandr” y se me vuelven a caer unos lagrimones como puños. Ay, Jormundgandr, otra de las hijas de Loki, la titánica serpiente que, con sus anillos, constreñía Midgard, nuestra tierra. La serpiente que, en el enfrentamiento final, en el Ragnarok, sería la responsable de la muerte de Thor… Ay, estos vikingos, cómo me tocan la fibra y como componen para que así sea. “Hel”, o Hela, la encargada del inframundo, nos asalta con otra magnifica y electrizante línea orquestal mientras la banda se despacha a gusto en la vertiente metálica de este invento llamado HAVAMAL. ¿Y cómo suena “The Curse of Grendel” para ir cerrando el disco? Pues suena a cuernos soplados con fuerza por los esforzados navegantes vikingos, a metal épico, a acompañamientos sinfónicos, a Ragnarok, a una imaginación ubérrima y a unos mitos que, a pesar de su truculencia y de asumir un destino aciago, brillan. Brillan por encima de toda la sangre, de todas las batallas, de toda la muerte, y brillan con la promesa de un nuevo inicio y de un futuro.

Porque así lo describen las palabras del Padre de Todos: hay una cosa que jamás muere, la reputación de cada hombre muerto. Así está escrito en los Dichos de Hár, y así nos lo dejan para la posteridad los buenos de HAVAMAL, en ésta su segunda obra. Por fortuna, están vivos, bastante vivos a tenor de lo escuchado. Así que, oh, hijos de Ask y Embla, aprestad vuestros escudos y vuestras lanzas, aferrad bien los remos de este drakar y viajemos, viajemos hasta el fin de Midgard y de ahí a la eternidad.

Puntuación

Nota - 8.5

8.5

Nota

Porque así lo describen las palabras del Padre de Todos: hay una cosa que jamás muere, la reputación de cada hombre muerto. Así está escrito en los Dichos de Hár, y así nos lo dejan para la posteridad los buenos de HAVAMAL, en ésta su segunda obra. Por fortuna, están vivos, bastante vivos a tenor de lo escuchado. Así que, oh, hijos de Ask y Embla, aprestad vuestros escudos y vuestras lanzas, aferrad bien los remos de este drakar y viajemos, viajemos hasta el fin de Midgard y de ahí a la eternidad.

User Rating: Be the first one !
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También puedes leer:
Cerrar
Botón volver arriba