Novedades

HEAVING EARTH (CZE) “Denouncing the holy throne” CD 2015 (Lavadome Productions)

heaving heart - denouncing web

Autor: Xavier Bergada Marquina

Joder con los checos, es que levantas una piedra y te salen bandazas de lo más desconocidas con un currículum de infarto. El caso es que pocas son las formaciones que alcanzan una relevancia notable a pesar de exportar discos de lo más jugosos, y sino ahí quedan veteranos onda HYPNOS, el esnobismo de GUTALAX o los difuntos ALIENATION MENTAL…

Los presentes HEAVING EARTH y como no podía ser de otra forma, le dan a la rama más bruta del metal extremo, para mas inri, el nombre de la banda salió del título de una canción de otros mancos como MORBID ANGEL, (concretamente la que abría su fantástico “Fomulas Fatal To The Flesh”) así que con estas no hay excepción posible, pues HEAVING EARTH son auténticos devotos del Death más Brutal con sus correspondiente plus de llegar con la lección muy bien aprendida y no dejar ni un solo indicio de que de una banda nobel se tratará.

El presente “Denouncing The Hole Throne” es su primer álbum bajo la discográfica Lavadome Productions, una discográfica que sigue pasito a pasito editando material de calidad y que si hace escasamente poco nos dejaba los fantásticos DAY OF DOOM ahora es hora de rebañar mucho más a fondo para seguir degustando la variedad del sello.

El álbum se abre con “The Final Crowling” y ahí empieza la pirotécnica a las que poco a poco nos van a someter los checos, un tema rápido cuya ganancia es cada vez más amplia en sucesivas escuchas a raíz de la composición larga y ordenada, con partes aceleradas, desenlaces técnicos y unas guitarras solistas que fácilmente recrean el peso del álbum a juzgar por sus intrincados y aplastantes aportes.

Con “Nailed To Perpetual Design” la más bizarra y oscura del disco, transcurre con muchísima mancha en atmosfera y creando un clímax solo al alcance de los dioses IMMOLATION, los checos dan rienda suelta a ofrecernos su doble juego compositivo y a preguntarnos que les deben dar de comer por esos lares para recrear un Brutal Death tan malsano y técnico con su digestión más placentera, sin duda uno de las canciones más disfrutables que entra como la seda y sin previo aviso.

Tras la instrumental “And The Mighty Shall Fall” un tema de apenas un minuto que en cierta forma rompe el álbum en dos y nos cede un merecido respiro, aunque no es el único ya que en las finales del disco repiten la operación con otro interludio instrumental llamado “Where The Purified Essence Descends Ablaze” que le va a la zaga, contratacan con sus mejores cartas, aunque esta vez mostrándonos su lado más pesado y asfixiante a raíz de la fantástica “Worms Of Rusted Congregation” un tema que entraría sin vaselina dentro del Doom/Death más áspero y cavernoso, con sus medios tiempos y con muchísima atmosfera en sus compases iníciales, luego la cosa es un sin cesar de entradas y salidas de escalas y filigranas, que dicho sea, sellan un recorrido y un nuevo colorido a la dirección del disco.

Con las primeras notas de “Into The Sea Of Fire” e inclusive los desenlaces de “Into The Depths Of Abomination”  la sensación es que algo malo se nos viene encima, y así es, pues al tema le bastan diez segundos para dar entrada a un riff melódico y oscuro que empapa y conduce la totalidad del tema, y es ahí donde la capa IMMOLATION aflora con su máximo esplendor, una influencia que va ganando espacio en el transcurso del álbum y que la recrean mas tímidamente con la época intermedia de otros como DEICIDE o los mencionados MORBID ANGEL con una sabia que lejos de ser un tímido holograma, les hace sonar muy propios, pues su fórmula es mucho menos oscura y más abierta a un sonido algo más pulcro, especialmente en las partes solistas, que son las encargadas de marcar unas diferencias más que notables.

Con las finales “Jesus Died” y “Endless Procession For The Holy Martyrs” (y especialmente en esta última) la cancha rítmica se explaya de lo lindo con un sinfín de escalas y patrones que a modo de despedida son el espejo ideal para dar rienda suelta al pentagrama musical finiquitando un disco que ofrece muchísimo más de lo que parece por su intrincada y gustosa composición interior.

Como apunte final, destacaría la cuidadosa elaboración de cada una de sus composiciones así como el mimo que le dan especialmente a las entradas de las mismas, sin duda un par de puntas de doble filo que junto con la técnica que rebosan dejan claro que la categoría de noveles se les queda ridícula  pequeña y completamente desfasada… En fin, otra grata sorpresa desde tierras checas y con esta van ya ni se sabe…

heaving heart - denouncing picture

Este artículo ha sido leído: 523 veces!!!

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También puedes leer:

Close