Novedades

HELL OR HIGHWATER (USA) “Vista” CD 2017 (Spinefarm records)

Por Alberto Zamora

Para dejar todo bien claro, “Vista” comienza con unos ouuuoooh-ouuuuoh sacados de la chistera del bueno de BON JOVI: declaración de intenciones inicial de HELL OR HIGH WATER … y es que resulta muy fácil definir, de forma clara, la propuesta del nuevo grupo del batería de ATREYU: imaginaos cualquier disco de los de Orange Country al que se le han eliminado los temas cañeros, las guitarras metalcore y los gritos desgarrados; y en su lugar dejáis la querencia por el hard-rock (más o menos festivo, más o menos rockero) del combo y los melódicos del batería.

Vamos a decirlo de primeras: el álbum no puede ser más descafeinado y flojeras; al mismo tiempo que presenta un enfoque descaradamente comercial, estando plagado de temas cortos, cuyos estribillos se repiten hasta la saciedad. Que falta mordiente vaya, lo que en un grupo de rock siempre es pecado capital, más si ofrecen temas de sonrojo y vergüenza ajena como “Another Good Time”, en el que se convierten en una copia de los insufribles FALL OUT BOY. La cosa tampoco mejora cuando quieren ser unos MUSE de segunda en “Lighter Than Air” o cuando le dan a la semi-balada “Blister”.

Tras una entretenida tríada inicial, los citados tres temas hunden al oyente en una considerable pereza de cara a afrontar el resto del álbum. La cosa mejora relativamente con “Dont Stop. Get Up” que al menos ofrece una guitarra que rockea ligeramente, aunque las melodías simplonas y los (malditos) coros vuelven a aparecer de forma cansina. “Dame” con un vacile a lo THE GASLIGHT ANTHEM tiene su aquel, aunque el estribillo vuelve a sonrojar por lo petardo que suena: lo siento mucho, pero ni me gusta MICHAEL JACKSON ni añoro la carrera musical de PRINCE.

Las guitarras iniciales de “Washed Away” tienen un regusto punk-rock de agradecer y no hace falta mencionar el factor que se carga la canción: sí, los jodidos coros. “Pieces” y “Revolution” tienen una producción ochentera que nos hace pensar en los peores vicios de la época. Madre mía, que desaguisado.

La verdad es que ATREYU dejaron de gustarme tras su último concierto en Madrid, en el que me demostraron que son unos posturas más preocupados en el selfie que en reventar cabezas, y desde luego estos HELL OR HIGH WATER no han despertado el más mínimo interés en mi persona. Ni soy americano, ni conduzco por carreteras secundarias pensando en mi novia, ni soy un hortera que solo tiene los billes en mente. A otra cosa.

Este artículo ha sido leído: 252 veces!!!

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *