Clásicos

KYUSS (USA) “Welcome to Sky Valley” (Elektra, 1994)

Por Daniel Gallar

Abres esta joya y lo primero que pone en el libreto es: DISCLAIMER: LISTEN WITHOUT DISTRACTION

Creo que ahí queda dicho todo ¿no? Wow, hace ya más de veinticinco años que los legendarios KYUSS aparecieron casi de sopetón en una escena gangrenada por el grunge y engendros varios y nos volaron la cabeza con su más que original rock/metal que con el tiempo tomaría el nombre de “stoner”, y que a su vez influenciaría a una auténtica ola de grupos emergentes con ganas de hacer algo diferente pero “old school” al mismo tiempo. Hasta ahora en realidad la cosa no ha cambiado mucho, aunque para mí el auténtico “stoner metal” murió ya a finales de los noventa. Lo que tocaban grupos como KYUSS venía directamente de algo que los hombres tienen un palmo más abajo del ombligo. Y es que bandas como QUEENS OF THE STONE AGE para mí nada tienen que ver con KYUSS ni en sonido ni en espíritu. Esto lo quería dejar muy claro para que no haya malentendidos.

El tercer larga duración de KYUSS, los eternos reyes indudables del stoner californiano, que en teoría es un álbum homónimo aunque todos lo conocen por el nombre “Welcome To Sky Valley” (que es lo que dice esa mítica señal de tráfico en la misteriosa portada), nos lleva directamente a la cumbre absoluta del género stoner rock/metal. ¿Es el “stoner” “metal”? Sin

duda alguna. El stoner rock o stoner metal es un subgénero del rock y del metal que deriva directamente del rock psicodélico de principios de los setenta y está influenciado tanto por el rock alternativo como por el heavy metal. ¿Cómo es el sonido típico “stoner”? Muy fácil… predominio de medios tiempos, a veces lentos, y afinación de bajo y guitarra muy grave y gruesa con voces melódicas y atmósfera y producción tipo “retro”. A día de hoy todavía hay polémica respecto a si KYUSS fueron los auténticos pioneros del género… pues bien, lo que no se puede negar de ninguna manera es que fueron los que mejor tocaron este estilo. Por otra parte, ¿qué coño importa? Por otra parte, para que no queden dudas: éste no es un disco de doom metal. La música es increíblemente pesada, pero el sonido stoner metal que desarrollaron KYUSS está íntimamente relacionado con el riffeo del señor Iommi (que espero que a alguno de vosotros os suene) desde un plano groove/psicodelia que también casa con el hard rock típico de los años setenta (los principios del “heavy metal” vamos). Es decir, las influencias SABBATH están ahí y son indudables, pero también maman de otros sitios (al contrario que otros grupos como SLEEP que a veces suenan a copia más que otra cosa).

Creo que la razón principal por la que esta banda ha sido tan influyente ha sido, aparte de su absoluta maestría a la hora de componer su característico “heavy/rock del desierto”, el saber transmitir un sentimiento muy especial con su música y, lo que es más, con mucha autenticidad. Nada puede superar un sentimiento de autenticidad cuando sale de las entrañas. Mira las portadas de los discos de KYUSS… son simples pero lo más efectivo que he visto en mi vida. El tipo de portada que hace que si ves ese disco en la tienda te lo tengas que comprar por activa o por pasiva. Tienen “alma” y “transmiten” al contrario que portadas con jinetes, caballitos, escudos y unicornios.

“Welcome To Sky Valley” está dividido en tres “actos”… una forma un tanto extraña de estructurar un disco de stoner metal. Sin embargo, aunque me parece algo ingenioso lo que prima en esta auténtica joya es el álbum en su conjunto y como auténtica experiencia desde la primera hasta la última nota. La magia de esta placa radica también en el hecho de que no hace falta esforzarse para adentrarse en la misma y enseguida capturar su esencia para así disfrutarla al 110%. Simplemente presta atención durante los primeros segundos de “Gardenia” y luego ya deja que la magia de la música te envuelva. Por lo que a mí respecta, este LP es tan atemporal como fascinante: imagínate estar en medio del desierto americano en un cálido atardecer y una suave brisa a tu alrededor. O lo que es mejor, que vas conduciendo y el atardecer pasa a anochecer y el firmamento nos ofrece un paisaje que sabes que es único e irrepetible. El eco de la guitarra (Josh Homme) y bajo (Scott Reeder) se entremezcla con la inconfundible voz de John García en una vorágine de emociones, pensamientos y sentimientos que pasan de canción a canción como si tratara de una especie de tornado que va pasando por allí. No hay otra forma de explicar este disco. Es siempre una experiencia fascinante.

La placa empieza fuerte con “Gardenia”… una especie de homenaje a los viajes en carretera y es que el riffeo nos recuerda a esos viajes que deseas que no terminen nunca… esos viajes que marcan. Es un tema heavy y pesado pero por otra parte melódico y con un tono “suave”, fluido y difícil de explicar. De ahí pasamos a “Asteroid” que empieza con una guitarra con tintes psicodélico-espaciales y luego ya entran todos los instrumentos (y cómo) con un riffeo que te volará la cabeza.

“Supa Scoopa And Mighty Scoop” será un nombre un tanto extraño para una canción – pero el tema es absolutamente genial. La voz de García toma mucho protagonismo aquí, es como si la voz formara parte de un perfecto engranaje que es la muralla sónica que logran crear y que nos transporta de lleno al misterio e inmensidad del desierto californiano. Y vaya forma de terminar el tema alargando la pausa al final. Totalmente genial. Luego seguimos con quizás el tema más “rápido” del álbum, “100º” con ese sonido pesado y sudoroso y que, a pesar del tono heavy y más rápido, tiene a su vez ese efecto relajante o sedante inexplicable.

Pasamos a la antológica “Space Cadet”… esto es como una especie de jam-session en medio del desierto tras haber consumido más de una sustancia ilegal. Esta canción es perfecta para evadirse de la realidad… para “perderse” en la música y simplemente disfrutar. Difícil de igualar. De alguna forma te hace sentir la inmensidad del desierto. De pronto volvemos a la enorme “Demon Cleaner” (single del álbum) en la que García canta con una voz suave pero casi hipnótica con unos “yeah” que te perseguirán hasta la tumba. Ese ritmo tribal del principio, el bajo casi funky que le sigue y ese tono de guitarra 110% stoner que por siempre te robará el corazón. Este tema es ante todo hipnótico… lo escuchas y quedas como en trance. Quedas atrapado. Un tema minimalista pero super efectivo… sublime.

“Odyssey” merece un párrafo aparte y es que es quizás el plato fuerte de la obra. En mi opinión logra encapsular la atmósfera épica y monolítica del sonido stoner metal. Un tema pesado, recargado, muy heavy, con partes más aceleradas y unas letras increíbles. El riff principal es de ensueño cuando García comienza a cantar “take one to the mountain… take one to the sea… take one to the valley of the beast”. Aquí me tengo que disculpar porque se me queda corto el vocabulario. ¡Fabuloso!

“Conan Troutman” es un tema heavy y más rápido mientras que “N.O.” intercambia partes rápidas con otras más lentas aunque siempre heavies que nos recordarán a los grandiosos BLACK SABBATH.

Y cuando uno piensa que el nivel va a bajar nos topamos con la épica “Whitewater”… cada segundo de este tema es perfecto. Desde la intro suave y melódica a los riffs crujientes y cañeros de Homme. No hay desperdicio aquí. Es el gran final del álbum y aquí se crea una atmósfera épica que cierra este capítulo de la historia del rock y el metal que es “Welcome To Sky Valley”.

Resumiendo: si sólo tuvieras que tener un solo disco de stoner, tiene que ser éste. “Welcome To Sky Valley” es un extraordinario álbum de stoner rock/metal que te hará vivir una experiencia épica. Te llevará de viaje sin moverte del sitio… un viaje plagado de atmósferas y sentimientos en los que te perderás – un viaje del que no querrás volver. Se trata en definitiva de un disco esencial en cualquier discografía de metal y, por qué no decirlo, de rock. ¡GRANDIOSO!

“Take one to the mountain
Take one to the sea
Take one to the belly of the beast
and then you’ll take one with me”

Nota - 9.7

9.7

Nota

Resumiendo: si sólo tuvieras que tener un solo disco de stoner, tiene que ser éste. “Welcome To Sky Valley” es un extraordinario álbum de stoner rock/metal que te hará vivir una experiencia épica. Te llevará de viaje sin moverte del sitio… un viaje plagado de atmósferas y sentimientos en los que te perderás – un viaje del que no querrás volver.

User Rating: 5 ( 1 votes)
Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar