Críticas - Clásicos

LEGION (ESP) “Lethal Liberty”

G.B.B.S. Records, 1989

AUTOR: Daniel Gallar

No es ningún secreto que en España nunca hemos sido exactamente pioneros en esto de la música metal… supongo que esto no le pilla por sorpresa a nadie, ¿no? Siempre hemos ido con retraso y un poco a remolque de todo lo que iba pasando (aunque seamos francos, no éramos los únicos). Yo creo que llegó un momento que nos llegamos a acomplejar tanto que de ahí la manía que al final algunos cogieron a todo el metal que se hacía en nuestro país. Pienso que ahí había dos factores… por una parte el apoyo nulo por parte de los medios (y no os pongáis a pensar directamente en el PP que ya con el PSOE no nos hacían pero ni puto caso), y por otra parte el hecho de que cuando ya empezamos a ponernos las pilas los estilos de metal en cuestión ya entraban en declive. Ese complejo también nos inculcó de alguna forma la falsa idea de todo lo que viniera de Suecia, EEUU o Inglaterra era infinitamente superior que lo nuestro. Triste, ¿eh? Triste e injusto.

Estamos en el año ‘89. El thrash ya lleva muchos años pululando con varias hornadas de grupos de thrash que a todos nos han cautivado y está funcionando a tope en América y en el norte de Europa… y se empieza a notar que va perdiendo un poco de fuelle. Algunos de los “grandes” ya han llegado a su punto álgido a nivel técnico y compositivo y empiezan a probar derroteros más prog como METALLICA con su “… and Justice for All”. OVERKILL con su “Years of Decay” o TESTAMENT con “Practice What You Preach” ya nos presentan ese mismo año discos con un ligero cambio de estilo… incluso SLAYER sacron “South of Heaven” que supuso un estilo más denso y ralentizado. ¿y por qué os estoy contando este rollo macabeo? Pues porque si el disco de debut de los barceloneses LEGION hubiera salido unos cuatro o cinco años antes hubieran alcanzado mucho más reconocimiento. Era ya a finales del ‘89… imaginaos que en menos de dos años METALLICA iban a revolver las tripas de más de uno y a hacer tambalear los cimientos del thrash con su “black álbum”… En fin, entremos en materia. Como último apunte, no podemos olvidar por otra parte que esos dos discos pioneros y tan importantes para el thrash español que son el “Lethal Liberty” que hoy nos ocupa y el “Hell On Earth” de los también barceloneses FUCK OFF (ya sé que antes sacaron el “Another Sacrifice” pero “Hell” fue el disco en el que de verdad demostraron su valía) quizás no hubieran sido posibles sin la influencia de los grandes del thrash en los años anteriores. Todo conjeturas claro está. Pero sí que está claro que el “llegar tarde” también les quitó mucho reconocimiento internacional porque el pescado ya estaba vendido.

LEGION se fundó en el año 1987 en Barcelona (más concretamente en Vilassar de Dalt), siendo una de las primerísimas bandas nacionales de thrash metal junto a bandas como FUCK OFF o ESTIGIA. Antes de eso bandas como MURO habían coqueteado con estilos que rozaban el thrash, pero quizás se quedaban más en el speed. La banda arrancaría como trío de la mano de Quimi a la guitarra, Pep Segura (DEP) a la batería y Jonathan Dolcet a la voz y bajo. Ya al poco tiempo de empezar a ensayar se les uniría Kisko como segundo guitarra. Desde el principio su propuesta quedaría bien clara: thrash metal. Riffs afilados y monolíticos, buenas distorsiones, mezcla equilibrada de caña y melodía, batería ya 100% thrash con doble bombo a tope y esa voz rasgada de Jonathan que por una parte te recuerda al Hetfield de la época “Kill ‘em All” (al ser un poco más aguda que en discos posteriores) pero luego al rato te das cuenta de que el chico sabe cantar y simplemente “le sale así”. Incluso por momentos puede llegar a recordar a Chuck Billy en “The Legacy”. Otro punto a su favor (o quizás al estar en España no tanto) era que las letras eran en inglés y que Jonathan cantaba con poco acento y con mucha convicción. Además si se me apura las letras malas desde luego no eran, tocando muchos temas sociales, etc.

Tras su primera demo en el ‘88 llamada “Lethal Liberty” al año siguiente finalmente se metieron en el estudio para grabar su primer larga duración que acabarían titulando igual. Finalmente la placa salió a finales de septiembre del ‘89 por la discográfica G.B.B.S. Records. A decir verdad el disco tuvo una muy buena acogida de crítica y público con más de 10.000 copias vendidas – cifra increíble para un una banda española en este estilo. Yo creo que los fans españoles estaban deseando la llegada de un buen grupo español de thrash que les devolviera un poco el orgullo patrio la verdad. La gente ya se estaba cansando de ver a los SANGRE AZUL por la tele luciendo permanentes y querían caña de la buena. LEGION nos brindó ese soplo de aire fresco. 

Otra gran novedad fue una producción como mínimo decente y que si se me apura no tenía nada que envidiar a las de muchos otros discos thrash de la época de grupos de otros países y una portada que, aunque no espectacular, la verdad es que tenía su encanto con esa especie de vampiro putero a punto de pegarle un buen mordisco a una linda damisela. Hoy por hoy, siendo un disco que he escuchado hasta la saciedad, la verdad es que me resulta difícil destacar temas. Hace unos años no hubiera sido así. El title track es un temazo, todo sea dicho, con un estribillo tan pegadizo como machacón. “Acid Wrath” es un chorro de adrenalina, y “Possessed” es quizás el que hace que algo en tu subconsciente diga “hostias, pues estos tíos saben tocar y a lo mejor no tienen nada que envidiar a los grupos extranjeros”. Las guitarras están muy bien tocadas con riffs tan buenos como los de otras bandas más grandes de la época y siempre me gustó mucho el intercambio de solos entre Kisko y Quimi. Las baterías de Pep eran buenas aunque no increíbles. En todo caso y lo más importante, eran baterías “thrash” sin ningún género de dudas. Como he dicho antes, Jonathan nos deleita con unas voces muy energéticas que al principio recuerdan a Hetfield pero luego van cogiendo personalidad. Su forma de tocar el bajo es simple pero efectiva. Ya sé, ya sé… ¿y “Mili KK”? Tema que algunos hemos cantado hasta la extenuación (¿Quién no se acuerda de aquel infame play-back en el programa Plastic en el que Jonathan “canta” sin micro y se le olvidan la mitad de las letras? Pues bien… ¡tengo que decir que es un tema que me sigue encantando! Será mezcla de calidad musical y pura nostalgia, claro está, porque el tema desentona un poco con el resto del disco. Pero qué cojones, es que es super divertido y tiene ese espíritu rebelde que nunca perderemos.

Por desgracia, a partir de aquí la historia de nuestros queridos LEGION, que parecía que iban a tener un futuro más que prometedor, fue decayendo poco a poco. Lejos de tener el éxito esperado, su siguiente disco “Mind Training” fue un chasco, además de tener una producción pésima. A causa de ello quemaron el último cartucho en el ‘92 de la mano del reputado Tim Morris (MORBID ANGEL, OBITUARY). Hasta se desplazaron a la soleada Florida para ello. Pero todo se quedó en agua de borrajas. España entró en crisis, el thrash casi desapareció del mapa… y Jonathan Dolcet dejó la banda y se metió en los Adventistas del Séptimo Día (donde me consta que todavía continúa). Una pena porque les faltó suerte y longevidad.

Mirando atrás y después de pegarle varias oídas al disco (hacía tiempo ya), éste me ha vuelto a cautivar y a hacer sonreír. Está bien producido, tiene clase, elegancia en los solos, caña, partes incluso acústicas, un toque a veces un poco ingenuo, voces más que solventes, letras sorprendentemente buenas y… qué cojones ¡son españoles! No voy a dedir que “Lethal Liberty” es un auténtico discazo o una obra maestra porque no lo es… pero para muchos representa una época mágica y dorada que jamás volverá a repetirse. ¡Y eso tiene mucho valor! — ¿Mili para qué?…

Puntuación

Nota - 8.5

8.5

Nota

Mirando atrás y después de pegarle varias oídas al disco (hacía tiempo ya), éste me ha vuelto a cautivar y a hacer sonreír. Está bien producido, tiene clase, elegancia en los solos, caña, partes incluso acústicas, un toque a veces un poco ingenuo, voces más que solventes, letras sorprendentemente buenas y… qué cojones ¡son españoles!

User Rating: 5 ( 1 votes)
Etiquetas
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar