Novedades

MAHARAJA (USA) “Kali yuga” CD 2017 (Autoeditado)

Por Daniel Ureña Cruz

El trío de maharajás ha vuelto, y esta vez con un nuevo tesoro bajo el brazo, apolíneo y preciso. Si sus dos álbumes anteriores no supieron hacer las veces de manjar para tu oído, estoy seguro que en esta ocasión podrás deleitarte con el mejor de los almuerzos musicales; caviar para los tímpanos aprovechando los golpes en la boca que MAHARAJA ya han demostrado ampliamente en su buen hacer.

Bien es cierto que, aunque la banda se catalogue principalmente en el stoner/doom, es igualmente aceptable introducirlos en un mundo del sludge ácido, del que te corroe hasta las entrañas, de aquel que en sus buenos momentos los colegas de CORROSION OF CONFORMITY practicaban. En definitiva, de ese sonido que ya prácticamente ha muerto de sus tiempos dorados. Pero el trío de Ohio (EE.UU) ha decidido poner las cosas en su sitio, ordenarlas al milímetro dentro de un contexto sucio, demoledor, procedente de la más sugerente mugre y hacer nuevamente grande esa resonancia. Con dos grabaciones a sus espaldas, en los años 2014 y 2015, MAHARAJA vuelven con “Kali Yuga”, un disco completo que casi roza la perfección. Con siete cortes la formación demuestra la solidez que contiene su sonido, mezclando incluso ecos procedentes de aquel ya casi desaparecido rock alternativo.

Guitarras potentes, baterías demoledoras con golpeos al unísono de líneas de bajo duras y exactas, voces sangrantes y agresivas…en fin, todo lo que se puede desear en un álbum de estas características. Y es que “Kali Yuga” recoge lo que es la quinta esencia del estilo lento y pesado (“Slave to Senses”), con toques alternados en los que la velocidad aumenta progresivamente (“Blood Moon”), muy ligeros retazos de voces black (¿o quizás sludge, al estilo STRESSBALL?) en puntos exactos, atmósferas opresivas (“Ethisfidi”) y mucho ruido acompañado de más nueces. A veces se llega incluso al death ‘n’ roll de bandas como ENTOMBED en su última época (“Free Choice”), todo ello aderezado con el mejor regustillo americano, porque seamos francos, en esto de las producciones los americanos aún nos sacan algo de ventaja, y hay que tener en cuenta el importante factor de que esta obra ha sido auto producida por la propia banda. Rítmicas continuas que bien parezcan no tener fin, cortes afilados para introducir voces desgarradoras, estructuras sencillas pero muy asequibles y bien compuestas, lentitudes alternadas con puntos de cierta experimentación (“Ouroboros”). Como curiosidad muy destacable es necesario apuntar que aunque esta tipología de bandas posee un sonido muy característico, siempre en una línea muy similar y exacta, lo que puede hacer llegar a aburrir o cansar en determinadas ocasiones si el oído no ha sido previamente entrenado, con “Kali Yuga” eso no ocurre, porque aquí ese sonido siempre es fresco y aunque se presta a una escucha atenta y tranquila, bien merece la pena el agradable rato que hace pasar al oyente. El cómputo lo completan “Black Magic Carpet Ride”, procedente de su anterior grabación homónima (2015), donde han incorporado mayor solidez al tema, y “I, Undying”, que representa el mejor cierre para un álbum sobresaliente.

En definitiva, MAHARAJA nos ha vuelto a brindar la oportunidad de entrar en su mundo lleno de color, oscuridad, ácido, como si los planetas se nos vinieran encima, como si las camisas de leñador y las barbas dominaran el mundo, como ese orden establecido en la música se disparara hasta límites extremos y se hiciera libre. “Kali Yuga” es un trabajo muy recomendado y libre de prejuicios, destinado a escribir una excelente página en la historia de la banda. Esperamos que no sea la última y el libro de los maharajás siga escribiéndose hasta el infinito, siempre con ese rostro que alumbra la nueva portada…

Este artículo ha sido leído: 228 veces!!!

Nota - 9

9

Nota

En definitiva, MAHARAJA nos ha vuelto a brindar la oportunidad de entrar en su mundo lleno de color, oscuridad, ácido, como si los planetas se nos vinieran encima, como si las camisas de leñador y las barbas dominaran el mundo, como ese orden establecido en la música se disparara hasta límites extremos y se hiciera libre.

User Rating: 3.95 ( 1 votes)
Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *