Novedades
Puntuación alta - recomendado

MIRROR OF DECEPTION (DEU) «The Estuary» CD 2018 (Autoeditado)

Por Cesar Luis Morales

Hoy, en “Colorea y aprende con Teo”, capítulo 323: “De la polémica de los límites entre el arte y la ofensa, de la idiosincrasia de las grandes bandas y de la presunta invisibilidad de las bandas supuestamente menores”. A fecha de hoy, el mundo del metal gira sus ojos hacia Alemania y la polémica creada por los siempre desafiantes RAMMSTEIN y su último tema y video: “Deutschland”.

Pues no, no vamos a hablar de los industriales teutones, más bien de la tercera parte de la premisa del capítulo 323: de la presunta invisibilidad de las bandas supuestamente menores. Porque resulta que, tal como dije hace unas semanas en la review de DAWN OF WINTER, uno va dando con bandas que desconocía hasta el momento de hacer la crítica del disco. Es uno de los multiples beneficios de este trabajo de crítico musical.

Pues aparte de los DAWN OF WINTER, resulta que en Deutschland, coexisten una serie de bandas que son el epítome del Doom Metal. Como no vamos a hablar de RAMMSTEIN tampoco vamos a hablar de los padres del cotarro y los creadores de Doom primitivo, los BLACK SABBATH. Sería la enésima vez que mencionamos a los de Birmingham, pero es que es así. Sin ellos nada de lo que conocemos y de lo que hablamos aquí existiría. En toda ecuación, existen una serie de variables que nos dan un resultado u otro, pero también es cierto que existe siempre una constante. Y en este casi infinito universo musical por el que navegamos la constante son BLACK SABBATH. Así que, si bien es cierto que ya no podemos disfrutar mucho de los originales, pues están ya a punto de desaparecer, siempre podemos recurrir a los vástagos. Y MIRROR OF DECEPTION son una de esas bandas que sigue al pie de la letra el decálogo creado por los británicos.

MIRROR OF DECEPTION son de la misma quinta que sus compatriotas DAWN OF WINTER, de los noventa y desde entonces vienen publicando periódicamente, ora un EP, ora un LP, como es este su último lanzamiento, “The Estuary”.

Sin experimentos ni alharacas, como digo, tocan el Doom Metal originario que parieron los británicos tras depurar su sonido y librarlo de la vibración hippie y del blues de los 70s. Aquí, por el contrario de otras bandas, no hay voces guturales y ese rollo malsano y tirando a satánico o esa otra tendencia a hacer el sonido más enfermizo, más Funeral. MIRROR OF DECEPTION son Doom por el mero Doom, melodías traqueteantes sobre unos riffs cuya vibración rueda de un compás a otro. La voz de Michael Siffermann es clara, nítida, y ni falta que le hace meter rugidos de oso; simplemente va relatando historias de desesperanza, de tristeza y de soledad mientras desgrana a la guitarra, junto con Jochen Fopp, los riffs que hicieron grandes este género. Y son ellos dos los únicos sobrevivientes desde los inicios de la banda.

Abren con “Splinters” y ya ves de que va todo esto; medio tiempo, con un ritmo sólido por parte del batería Rainer Pflanz, con la característica voz de Siffermann. Continúan con “Orphans” y seguimos con unos estribillos electríficantes, porque llevar la banda a medio tiempo no significa que no haya tensión y melodía, y por lo que demuestran a lo largo de todo este disco, los alemanes son unos maestros y lo tienen bien depurado (no en vano, llevan tres décadas afilando la navaja de su sonido).

Tampoco hay grandes sorpresas, porque, como he dicho, es un álbum de Doom y no se van a movidas raras de las pecan algunas bandas. Venga – parece que se dicen algunos- vamos a tocar aún más lento y más pesado que los SABBATH. Y no, no es necesario, tal como demuestran los MIRROR OF DECEPTION. Es un disco muy redondo de lo que esperas del Doom, y dentro de ese estilo, puede que sea uno de los discos de este año. No se puede hablar de un tema mejor que otro, sólo de temas favoritos. Los míos personalmente: “Splinters”, “Orphans”, “To Drown a King” y el cierre con “Inmmortal” con la persistente línea de bajo de Hans Schwager. Siempre que no sepáis que hacer, volved a la constante; volved a los BLACK SA… ¡Uy, perdón, volved a los MIRROR OF DECEPTION!

Nota - 9

9

Nota

Tampoco hay grandes sorpresas, porque, como he dicho, es un álbum de Doom y no se van a movidas raras de las pecan algunas bandas. Venga – parece que se dicen algunos- vamos a tocar aún más lento y más pesado que los SABBATH.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar