Clásicos

MOONSPELL (PRT) “Wolfheart” (Century Media Records, 1995)

Por Juan Angel Martos

Hablar de “Wolfheart”, es hablar del inicio del sonido MOONSPELL y de su despegue como banda tras fichar por Century Media. Este fue su primer álbum tras sacar a la luz la demo “Anno Satanae”, donde los sonidos más blackers se apoderaban de sus composiciones.

Corría el año 1995, cuando en las revistas se podían ver y apreciar la manada enfurecidas de lobos repletos de energía y vitalidad que colman su portada, por cierto, muchísimo mejor que la portada de la reciente reedición, demasiado digital. Rápidamente este álbum, se convirtió en estandarte y lanzó definitivamente al grupo portugués comandado por Fernando Ribeiro, que con “Irreligious”, su siguiente álbum, se puso a la cabeza de una nueva oleada de metal con tintes góticos de los ’90 junto a PARADISE LOST, AMORPHIS, KATATONIA, SENTENCED, TYPE O NEGATIVE…

Un punto a destacar en este trabajo, son sus letras, basados en viejos poemas que Fernando Ribeiro escribía en su adolescencia bajo el seudónimo de Langsuyar Tenebrarum Rex. Desde su inicio con “Wolfshade (A Werewolf Masquerade)” te atrapa, te hipnotiza con sus melodías de guitarras, la voz rasgada y mística de Fernando, tan personal como diferenciadora. Un tema que desprende la esencia nocturna y lunar al 100% y engloba el álbum en una luz mágica.

Y como no hablar en este disco de tres clásicos inconfundibles y que recogen diversos aspectos musicales de MOONSPELL como son “Vampiria”, “Alma Mater” y “Trebaruna”. La primera oscura y mágica, orquestal y siniestra, un tema cargado de maldad y misticismo, que va creciendo poco a poco para acelerar y desencadenar todo su potencial a mediados del mismo. “Alma Mater”, es un clásico en sus directos y querido por todos, desde su melodía la cual te atrapa desde los primeros segundos, hasta su potencia y estribillo coreado por todos sus seguidores, un temazo, que combina agresividad y ritmos tribales, los cuales en “Trebaruna”, son innegables, con su base folk sacada de los bosques lusitanos más profundos.

Pero es que todos los temas son buenos, porque como dejarnos atrás a “Loves Crimes” o la contundente “…Of A Dream And Drama, con su solo de guitarra y su teclado ochentero, así como “Lua d’Inverno” bella y melancólica, con ese toque de flauta y guitarra acústica que nos ilumina en una noche de luna llena, al igual que “An Erotic Alchemy” donde los teclados le dan una atmosfera más alquímica, convirtiéndose en otro clásico del album.

Con este álbum, MOONSPELL, se convirtió en lo que hoy día es, uno de los grupos más importantes que nos han dejado nuestros vecinos portugueses y espero que aun duren unos años más. Una obra maestra e indispensable para sus seguidores.

Este artículo ha sido leído: 784 veces!!!

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *