Criticas - novedades

MOORAH (CZE) «Marnöst and Marnöst»

Art gates Records, 2021

AUTOR: Cesar Luis Morales

Ataos bien vuestras togas, oh, amados patricios, que volvemos a la lengua de la Antigua Roma y que dominó el continente europeo hasta bien entrada la Edad Contemporánea. En el Eclesiastés nos encontramos con una cita demoledora: Vanitas vanitatum et onmia vanitas (Ec 1, 2): Vanidad de vanidades, todo es vanidad. La propia palabra Vanitas proviene del latín vanum, vacío. Nos referimos a la vacuidad de la vida y de como todos los placeres mundanos son finiquitados por la muerte. ¡Colorea y aprende con Teo!

Así que, como he indicado previamente, componed vuestros ropajes, oh, nobles patricios, y escuchemos “Marnost nad Marnost” (Vanidad sobre vanidad) de los checos MOORAH. O quizá debiéramos decir de Count Melanchro Hroozah, que es la cabeza pensante detrás de la banda. “Radiant” abre melancólicamente el álbum; pero a través de esa desidia hay una vibración ominosa que, en seguida, estalla en un abrasador Black Metal anclado en los cánones más noruegos del género. Y, como siempre, mientras una guitarra va creando un ataque de metralla sónica, la otra va dibujando melodías de hermosa decadencia.

“Vyvrátíme Modly” tiene una utilización de tempos bastante rara que hace el tema parezca retrasarse en determinados puntos. A pesar del consabido uso de una voz femenina en clave “vocalización limpia vs vocales rasgados masculinos”, a fecha de hoy, sigue siendo altamente efectivo y cumple con ese objetivo de ofrecer contraste y dinamismo. “Sigillum septima” si bien comienza con un riff opaco a lo BURZUM, empieza a evolucionar y a alternar entre riffs más thrashicos, más lentos y más pesados a acelerones y muros de sonido. Pero es que a partir de la segunda mitad, hay una serie de acompañamientos discordantes que duelen en el oído, para acabar fluyendo hacia un final melodioso y etéreo. Saltamos al siguiente “Okem boure” donde la cosa se pone realmente interesante, armoniosos y casi acústicos en plan OPETH; pero ya sabemos que estamos ante una banda de Black Metal, por lo que la cosa va a engorilarse y cabalgan hacia los infiernos acompañados de solos de guitarra altamente musicales, para devenir en un pasaje acústico y volver a la carga. Arriba y abajo, que luego volvemos a la carga, pero el tema es lo suficientemente extenso para que la banda pase por distintas atmósferas e interludios.

Con “Vstávej” MOORAH nos devuelve a la vieja escuela, al muro a base de tremolo picking y quizá sea el tema más plano del álbum. Pero, llegamos a “Marnost”, que se inicia con una omnipresente línea de bajo sobre el que las guitarras van dibujando su infernal trabajo, ora más melódicas, ora más sucias. Y es que, a todo esto, el álbum, sin ser conceptual, gira en torno a los escritos de Count Hroozah, algunos de ellos ya publicados en revistas literarias y que están incluidos en su libro de poesía. ¡Toma ya! Y ya sabemos una palabrita en checo, Marnost, futilidad, vanidad. Y ya sabemos también que “Vanitas vanitatum…” Enlazamos un “Nic Není” donde se vuelven a mezclar estilos: un poquito de Black, un poquito de Post, algo más de esto y de lo otro… para llegar al final con “Outro”, potente manera de cerrar un álbum. Y suena como un trueno hasta que, de modo abrupto, abandonamos toda la electricidad y nos zambullimos en un acústico dejarse ir, en un lánguido abandono, porque todo es vanidad, oh, amigos y amados patricios, vanidad de vanidades.

Sin ser lo mejor que he escuchado del género, sí es un trabajo interesante. En sus planteamientos, en sus formas, en su ejecución. En la inventiva de Count Hroozah, que crea una serie de poemas y escritos para hablar de la vanidad de vanidades, y es capaz de llevarlos al universo sonoro a través de MOORAH. En su capacidad de aunar distintos estilos de metal extremo e hilarlos en un armado de ocho temas para recordarnos lo que decía el Eclesiastés 1,2: que todo es vanidad, que todo es fútil, y que la muerte nos agostará como a mieses secas, pero mientras tanto…

Puntuación

Nota - 8

8

Nota

Sin ser lo mejor que he escuchado del género, sí es un trabajo interesante. En sus planteamientos, en sus formas, en su ejecución. En la inventiva de Count Hroozah, que crea una serie de poemas y escritos para hablar de la vanidad de vanidades, y es capaz de llevarlos al universo sonoro a través de MOORAH.

User Rating: 4.73 ( 2 votes)
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También puedes leer:
Cerrar
Botón volver arriba