Novedades

MY SILENT WAKE (GBR) “There was death” CD 2018 (Minotauro records)

Por Jesús Muñoz Caballero

El combo inglés de Doom Death Metal MY SILENT WAKE, vuelve a la carga con su décimo álbum de estudio en trece años de carrera. El nuevo engendro del mal llamado “There Was Death”, verá la luz el 18 de febrero de 2018 vía Minotauro Records. Ahora, Necromance os ofrecerá su respectiva review.

El line up es: Ian Arkley (voz, piano, E- bow, sintetizadores, didgeridoo), Addam Westlake (bajo), Gareth Arlett (batería), Mike Hitchen (guitarra y voces para los shows en vivo), Simon Bibby (teclado y voces).

Obra loable la que nos ofrece este conjunto. Su música, consigue transportar al oyente a un paraje baldío para dejarlo morir lentamente. Las tonadas, cargadas de obsesivas y oscuras melodías van ganando enteros a cada escucha. Es muy posible que la propuesta de esta banda sea tan solo para los amantes de este género, pero desde luego calidad no les falta.  La producción es nítida, pero no estaría mal un punto extra de potencia en las hachas, adjuntando un artwork demencial a la par que siniestro.

Los persistentes riffs se os quedaran grabado a fuego en vuestro ya de por sí perturbado cerebro. Los hallamos pesados, a una cuerda, a doble armonía y carentes de distorsión. Respecto a los registros vocales, nos topamos con multitud de tonalidades. Los desgarradores growsl comparten protagonismo con clean vocals, barítonos masculinos, coros y gargantas femeninas. La batería es contundente hasta decir basta. Como ya os podréis imaginar poca velocidad hay, aunque no se olvidan por completo de ella.  Por cierto, atentos a las bass line. Se agradece que este instrumento no pase en exceso a un segundo plano como usualmente ocurre.

Personalmente destacaría “Killing Flaw” y “An End to Suffering” por las siguientes razones: La única tonada donde aparece un destello de up tempo es “Killing Flaw”. Por supuesto, contiene una buena cantidad de cambios de dirección, además de contener un bajo a tener en cuenta. “An End to Suffering” pone punto y final al asalto con sus casi diez minutos y medio. La palabra que mejor la define es sin duda “épica”. Las seis cuerdas acústicas le adjuntan una mayor sensación de melancolía.

Estos tíos saben lo que se hacen. Como comentaba un poco más arriba, si degustáis esta forma de ejecutar metal lo disfrutaréis con creces.

Este artículo ha sido leído: 231 veces!!!

Nota - 7

7

Nota

Obra loable la que nos ofrece este conjunto. Su música, consigue transportar al oyente a un paraje baldío para dejarlo morir lentamente. Las tonadas, cargadas de obsesivas y oscuras melodías van ganando enteros a cada escucha.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También puedes leer:

Close
Close