Entrevistas

MYSTAGOS (ESP) – Entrevista con Heolstor

AUTOR: Cesar Luis Morales
MYSTAGOS es el proyecto uni-personal del músico Heolstor, personaje que tiene el culo pelado de tocar en distintas bandas pero siempre buscando el sonido extremo y el Black Metal. Como debe de ser que tiene un problema de hiper-actividad y como estar en no sé cuántas bandas a la vez no le basta, pues este genio loco se ha cascado con su “Azoth” un lanzamiento de los que hacen historia.

Saludos, Heolstor. Enhorabuena por este “Azoth” que, como he dicho, me parece un lanzamiento de los de altura. ¿Has leído ya alguna otra review en otro medio?
¡Saludos! Muchas gracias, me alegra mucho saber que te ha gustado el disco. La verdad es que todas las reseñas han sido fantásticas; es sin duda alguna el disco de Mystagos que mejor recibimiento ha tenido. Esto se debe en gran parte a la genial tarea de promoción que ha llevado a cabo el equipo de Blackseed Prod., las reseñas y entrevistas no han parado de llegar y es muy satisfactorio saber que el disco está siendo un éxito.

Cuéntanos un poco sobre ti, porque de lo que puedo encontrar en diversas páginas veo que has estado en varias bandas, sigues con varios proyectos a la vez, y ahora, nuevo trabajo con MYSTAGOS. ¿Cómo lo haces? ¿Cómo lo compaginas? ¿Duermes? ¿Cuál es tu objetivo principal?
Llevo tocando en grupos de black metal desde mediados de los noventa, y desde entonces no he parado. Cuando se llevan tantos años activo es inevitable que la lista de grupos se alargue, sobretodo al ser baterista, ya que siempre somos escasos… Si bien nunca se me ha ocurrido parar, sí es cierto que en los últimos años creo que me estoy ralentizando; no por falta de interés, sino por falta de tiempo. Llega un momento en la vida en el cual si no eres músico profesional tenerlo como hobby es complicado. Actualmente mi proyecto principal es Mystagos, no cabe duda, pero siempre tengo otras cosas en marcha, ideas que necesitan salida y que no encajan en Mystagos. No puedo decir que tenga un objetivo, se trata más bien de una necesidad; la necesidad de expresarme como persona a través de la música. En esencia: no puedo parar, ni tengo intención de hacerlo.

Desde que he comenzado a escucharlo, he tenido la sensación de que “Azoth” lleva un gran trabajo por detrás. Si bien es cierto que el primer álbum de MYSTAGOS lo sacaste en 2017, al año siguiente un EP, y en 2019 el nuevo disco, pero no suena a algo como que te has sentado una tarde a rascar la guitarra a ver que salía. ¿Cuánto tiempo ha llevado el proceso de “Azoth”?
Pues desde el momento en el que me senté a componer, a que saliera el disco, han sido unos dos años; sí es cierto que por temas del sello el disco estuvo en el limbo durante unos seis meses… Primero compuse todo, lo cual me llevó unos nueve meses, lo grabé y luego Simón (The Empty Hall Studio) se encargó de todo el aspecto técnico: sacar sonido a los instrumentos, mezclar, arreglar detalles, y masterizarlo. Ese proceso llevó unos cuantos meses, ya que Simón es muy detallista y siempre explora distintas posibilidades. Si bien la composición fue una tarea larga y compleja, al final resultó ser la parte más rápida…

Cuéntanos más sobre “Azoth”. ¿Qué buscabas con este disco? Porque exploras una serie de campos que no entran dentro del Black Metal más Old School. Y te lo has hecho tú todo. Lo has compuesto, lo has grabado…
Buscaba precisamente eso, hacer un poco lo que me diera la gana, siguiendo unas pautas más o menos determinadas por lo que había hecho en discos anteriores. Más que adherirme a un estilo musical u otro, me interesa más conseguir una atmósfera o transmitir una sensación determinada. Si eso supone que una parte va a sonar a rock gótico, pues no tengo ningún problema. Sin embargo, Mystagos siempre será un grupo de black metal, y como tal ese es el estilo que siempre tengo presente cuando compongo.

Profundicemos más sobre el disco. ¿Qué es realmente “Azoth”? Tanto a nivel musical como a nivel lírico. ¿Sobre qué temas tratas?
Tras haber grabado “Ho Anthropos…”, que es un disco altamente conceptual, necesitaba hacer algo totalmente opuesto; mi idea desde el principio era usar cualquier idea (tanto lírica como musicalmente) que se me ocurriera, siempre y cuando estuviera dentro de las pautas que me pongo a mí mismo cuando trabajo en algo para Mystagos: oscuridad, espiritualidad, ritualismo y experimentación. A nivel lírico hay temas puramente ocultistas que tratan sobre evocación y magia ritual, y otros que son simplemente odas a la oscuridad. En “Azoth” incluí ideas y letras de la última década; he querido mezclar y aceptar prácticamente todo. Gracias a la labor de Simón, al final el disco quedó como una entidad coherente, pero inicialmente no tenía muy claro cómo íbamos a hacer que temas tan dispares sonaran como si pertenecieran a un mismo disco…

¿Por qué MYSTAGOS? ¿Cuál es el origen del nombre? Y, sobre todo, ¿Cuál es el origen de la banda / proyecto? ¿Cuál es el origen, sí, pero, sobre todo, cuál es el futuro? ¿Y por qué MYSTAGOS? ¿Qué exploras o buscas aquí que en las otras bandas no haces?
La palabra “mystagos” es una corrupción de “mystagogios”, que es una persona que inicia a otros en secretos y prácticas místicas. El proyectó se inició en 2005 bajo el nombre de Chains ov Beleth, pero tras una década con ese nombre decidí que era hora de cambiarlo por algo que reflejara mejor la esencia del grupo. Conceptual o musicalmente nada cambió, sin embargo; la idea inicial tras este proyecto era la de dar voz a mi interés en el ámbito ocultista y espiritual, juntar mis dos pasiones: el black metal y el esoterismo. Con Mystagos intento explorar ideas y conceptos que, dentro del ámbito ocultista, no estén limitados de forma artificial. Mi intención es explorar las posibilidades del metal extremo y ver a dónde me puede llevar, qué nuevas sonoridades se pueden adaptar a ideas utilizadas durante décadas. En Mystagos doy rienda suelta a la experimentación, intentando mantener la sonoridad del metal extremo pero sin ningún tipo de límites.

Con respecto a muchos de tus proyectos, veo que en unos cuantos, de los mismos, te encargas tú de todo. ¿Qué ocurre? ¿Fanático del control? ¿No te fías de los otros? ¿Distintas visiones musicales?
Circunstancias de la vida, más que nada. La gente se hace mayor, pierde interés por la música, o tal vez lo mantienen pero tienen otras prioridades. Cuando tengo una idea me gusta darle salida lo antes posible, no me gusta tener que esperar a que otros tengan un momento para trabajar en ello. Tengo proyectos a medias con otra gente que llevan años atascados… Si publicara todo lo que tengo a medias con otra gente publicaría varios discos de golpe. Por eso mismo, si quiero sacar adelante mis ideas no queda otra, lo tengo que hacer todo yo mismo. Y no me quejo; se pierde la magia de crear algo en común, pero se gana en eficiencia y control.

Con la cantidad de años y de publicaciones que llevas, alguna anterior a “Azoth” de la que estés especialmente satisfecho y que te gustaría recuperar para volverla a tocar.
La demo de Eald “Through a World Impatient for my Death” me sigue pareciendo bastante buena, no me importaría recuperarla y darle algunos arreglos… Pero eso supondría dejar de trabajar en los proyectos que tengo ahora mismo en marcha, y no creo que merezca la pena. Prefiero mirar hacia delante. Tampoco me importaría volver a tocar los temas de Alverg; el año que estuvimos componiendo ese disco fue de las mejores experiencias de mi vida y ese disco siempre tendrá un significado especial para mí.

Con todos estos años, ¿qué notas que ha cambiado en la escena? ¿Qué echas de menos? ¿Qué futuro le ves?
Sinceramente llevo tantos años desconectado de la escena española (tanto física como intelectualmente) que no te sabría responder. Sigo detenidamente la trayectoria de grupos como Foscor, Voidescent, Hipoxia, todo lo que hace el maestro Sixto, Aversio Humanitatis, Balmog, y algunos otros más, pero eso es por interés personal, porque me parece que su música es realmente espectacular, y no por sentirme parte de una escena. Echo de menos tocar con gente, organizar conciertos y la sensación de camadería, pero eso es algo que he perdido más por temas personales que por una carencia en la escena española. En cuanto al futuro, mientras haya grupos de tan grandísima calidad (y los hay a día de hoy más que en ningún otro momento), no creo que vaya a desaparecer. Mientras haya gente creando buena música, y gente que disfrute de esa música, siempre habrá una escena.

Una banda fundamental en tu vida, un disco, un músico.
La banda sonora de mi música siempre ha sido Paradise Lost; jamás me cansaré de escuchar discos como “Gothic” o “Draconian Times”. Sin embargo, como disco voy a decir el “Rebel Extravaganza” de Satyricon, que siempre me parecerá una obra de arte. Como músico, Czral; es inigualable y una referencia, algo a lo que aspirar como artista.

Micrófono abierto para decir lo que quieras y recomendarnos tu “Azoth”.
Aprovecho la oportunidad para mencionar mi nuevo proyecto, “At the Altar of the Horned God”, que saldrá en Abril a través de I, Voidhanger Rec. Cualquier persona interesada en música ritual con influencias de Dead Can Dance, Arckanum y música ritual y ambient en general, creo que disfrutará de este nuevo proyecto. Muchas gracias por tus preguntas, ¡ha sido un auténtico placer!

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar