Novedades

NINJASPY (CAN) “Spüken” CD 2017 (Autoeditado)

Por Pablo Vázquez

No se muy bien que es lo que se come en Canadá; pero desde luego un alto porcentaje del PIB de este país, debe engordarse gracias a bandas gourmet de Metal Experimental y Progresivo.

Una mezcla entre TOOL, UNEXPECT y THE HUMAN ABSTRACT, es lo que nos ofrecen tres hermanos de Vancouver (Joel, Adam y Tim Parent) con “Spüken”; segundo elepé de la banda NINJASPY, que han conseguido editar gracias a una campaña de crowd funding.

Fundada en 2006, se trata ya de una banda con muchas horas de vuelo; y esto se nota en la madurez y riqueza de sus composiciones. Temas muy trabajados, que se revolucionan una y mil veces, combinando a la perfección todas sus influencias.

Este álbum contiene diez temas que abren al oyente las mentes dispersas y ricamente moldeadas de los Parent.

Por ejemplo “Dead Duck Dock”, cuarto tema del álbum, nos sorprende conteniendo trazas de corte Smoth Jazz; pero que rápido se perturban por riffs al estilo Towsend, consiguiendo así volarnos la sesera.

Ritmos Reggae e instrumentaciones de vientos dan forma a “Jump Ya Bones”, un tema que incita al buen rollismo desde el minuto cero. Pero los hermanos Parent vuelven a hacer de las suyas; y acaban introduciendo unas guitarras machaconas y voces agresivas, que dan rienda suelta a nuestros cuellos.

“Azaria” quizá la canción más sentimentalmente cañera de este “Spüken”; con un carácter cercano al Rock Progresivo de bandas como los primeros COHEED AND CAMBRIA o PROTEST THE HERO. Un tema dominado por el virtuosismo, y que sin duda demuestra el talento compositivo de este trio canadiense.

Me encantaría destacar la interpretación del vocal en “Slave Vehemence”; donde queda plasmado todo un despliegue de registros y arreglos, que abarcan desde el estilo Hardcore Old School, Pig Squeals ó voces limpias. Además, de podemos disfrutar en este tema, de la influencia más Metalcore de NINJASPY; que se ve interrumpida por un interludio Funky-Circense de lo más ecléctico.

Un álbum solido a todos los niveles, con una producción realmente buena. Un sonido nada fácil de conseguir, debido a la cantidad de recursos que utiliza la banda.

El artwork acompaña perfectamente al sonido de NINJASPY. Grotesco y caótico, el vomito de un sinfín de elementos de lo más dispares, representa fielmente la forma de entender la música para estos hermanos.

Una esquizofrenia artística, que a veces llega a confundirnos; una paranoia (dis)armoniosamente hermosa. Música sin barreras creativas, para mentes realmente abiertas. Una verdadera exquisitez, no al alcance de todos los paladares.

Este artículo ha sido leído: 456 veces!!!

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *