Criticas - novedades

NINJASPY (CAN) «Spüken» CD 2017 (Autoeditado)

Por Pablo Vázquez

No se muy bien que es lo que se come en Canadá; pero desde luego un alto porcentaje del PIB de este país, debe engordarse gracias a bandas gourmet de Metal Experimental y Progresivo.

Una mezcla entre TOOL, UNEXPECT y THE HUMAN ABSTRACT, es lo que nos ofrecen tres hermanos de Vancouver (Joel, Adam y Tim Parent) con “Spüken”; segundo elepé de la banda NINJASPY, que han conseguido editar gracias a una campaña de crowd funding.

Fundada en 2006, se trata ya de una banda con muchas horas de vuelo; y esto se nota en la madurez y riqueza de sus composiciones. Temas muy trabajados, que se revolucionan una y mil veces, combinando a la perfección todas sus influencias.

Este álbum contiene diez temas que abren al oyente las mentes dispersas y ricamente moldeadas de los Parent.

Por ejemplo “Dead Duck Dock”, cuarto tema del álbum, nos sorprende conteniendo trazas de corte Smoth Jazz; pero que rápido se perturban por riffs al estilo Towsend, consiguiendo así volarnos la sesera.

Ritmos Reggae e instrumentaciones de vientos dan forma a “Jump Ya Bones”, un tema que incita al buen rollismo desde el minuto cero. Pero los hermanos Parent vuelven a hacer de las suyas; y acaban introduciendo unas guitarras machaconas y voces agresivas, que dan rienda suelta a nuestros cuellos.

“Azaria” quizá la canción más sentimentalmente cañera de este “Spüken”; con un carácter cercano al Rock Progresivo de bandas como los primeros COHEED AND CAMBRIA o PROTEST THE HERO. Un tema dominado por el virtuosismo, y que sin duda demuestra el talento compositivo de este trio canadiense.

Me encantaría destacar la interpretación del vocal en “Slave Vehemence”; donde queda plasmado todo un despliegue de registros y arreglos, que abarcan desde el estilo Hardcore Old School, Pig Squeals ó voces limpias. Además, de podemos disfrutar en este tema, de la influencia más Metalcore de NINJASPY; que se ve interrumpida por un interludio Funky-Circense de lo más ecléctico.

Un álbum solido a todos los niveles, con una producción realmente buena. Un sonido nada fácil de conseguir, debido a la cantidad de recursos que utiliza la banda.

El artwork acompaña perfectamente al sonido de NINJASPY. Grotesco y caótico, el vomito de un sinfín de elementos de lo más dispares, representa fielmente la forma de entender la música para estos hermanos.

Una esquizofrenia artística, que a veces llega a confundirnos; una paranoia (dis)armoniosamente hermosa. Música sin barreras creativas, para mentes realmente abiertas. Una verdadera exquisitez, no al alcance de todos los paladares.

Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba