Clásicos
Puntuación alta - recomendado

NUCLEAR ASSAULT (USA) “Survive” (I.R.S. records, 1988)

Por Daniel Gallar

Año 1988. Un año que fue fundamental para el género thrash con los mal-llamados “cuatro grandes” sacando discos muy aclamados aún hoy por hoy. Hablemos de nuestros queridos NUCLEAR ASSAULT. “Game Over” puede que no fuera un disco perfecto pero fue una joya de debut el que nos brindaron los thrashers neoyorquinos. Con años llegaría a ser considerado un indiscutible clásico dentro del underground. Además sirvió supongo a mucha gente para descubrir lo que el género thrash tenía que ofrecer aparte de los grupos “grandes”. Aunque ambicioso, está claro que “Game Over” fue un disco con un carácter muy juvenil, para lo bueno y para lo malo. La segunda placa de los NUCLEAR suple esta “deficiencia” con un disco más maduro y trabajado. No me malinterpretéis, no se bajó el listón ni una pizca. El nivel de agresión y potencia yo creo que hasta subió aunque se perdió un poco de la “diversión” y aire más juvenil del debut. “Survive” es, aunque no por mucho, superior al brillantísimo “Game Over”.

Hablando de su sonido por todos sabido “crossover thrash”, quizás en “Survive” se adentraron más en los ramalazos punk/hardcore pero a la vez incorporaron también un sonido más “metal” en cuanto a producción. Por ejemplo el sonido de guitarra del LP tiene un sonido muy a lo Exodus/Testament, lo cual da mucho juego al tratamiento que le dieron a la batería del siempre infravalorado Glenn Evans. La inconfundible voz de John Connelly también toma un cariz más punk/hardcoriano pero dentro de un punto de vista metal claro está. No olvidemos que voces como la suya han inspirado a infinidad de grupos tipo MUNICIPAL WASTE, etc. Quizás el bajo de Dan Lilker tiene un sonido más atípico, ganando en “gain” con un tono más potente y grueso que a mí siempre me ha recordado a Dave Ellefson de MEGADETH (en cuanto a sonido y tono, ojo).

Otra cosa de la que uno se da cuenta en seguida es que los temas son más largos que en el debut, lo cual da más juego a la hora de crear cambios de tempo y añade más diversidad de estructura sin que la rapidez y agresividad se vean perjudicadas. Además de temas rápidos también nos encontramos con temas más lentos y cañeros que son una delicia. También encontramos toques un poco más elegantes y cuidados que en “Game Over” como por ejemplo la fantástica intro a “Fight to Be Free” con un solo (casi) exquisito del olvidado Anthony Bramante, que en esta placa hizo la mayor parte de los solos. Glenn Evans aporrea su batería sin compasión pero recordándonos al mismo tiempo que técnica y pericia no le falta. Ya por último, el gran Danny Lilker al bajo sigue mejorando con un bajo más integrado en la música y con muy buenos destellos de calidad y buen hacer. A nivel de letras… bueno, se trata de un disco de NUCLEAR ASSAULT así que la crítica social/política/corrupción es lo que prima y además es una temática que queda perfecta para este estilo.

Como es habitual en una placa de NUCLEAR ASSAULT, nos encontramos con un disco muy variado pero siempre coherente y genial. La furia inigualable de “Rise From the Ashes”, “F#” o “Equal Rights” se complementa a la perfección con temás más machacones y a medio tiempo como “Brainwashed” por ejemplo. “Wired” también me viene a la cabeza. También es verdad que, como viene siendo habitual en ellos, nos encontramos con varios temas que no dicen mucho. “Got Another Quarter” o “PSA”. La versión de LED ZEPPELIN de la archiconocida “Good Times, Bad Times” no está nada mal y comparada con otras versiones thrash que se hicieron de la época no está nada mal y tiene su miga. Quizás ahí Connelly muestra su punto débil al tener que “cantar”, pero estamos hablando de thrash, no de ópera señores.

Durante estas últimas décadas, “Survive” ha logrado perdurar en nuestra memoria como un disco que ha envejecido muy bien y que conserva intacta su garra inicial, energía y espíritu de rebelión. También es cierto que de esa época hay otros discos (no muchos) que me o bien gustaron más en su momento o que hoy por hoy me gustan más, pero de alguna forma NUCLEAR ASSAULT es un grupo encantador que derrocha espíritu underground y actitud al que es imposible no tener cariño. Después “Survive” sacarían el formidable “Handle With Care”, para un humilder servidor la cumbre de su carrera, y a partir de ahí ya los malditos años noventa empezaron a causar estragos en la formación. De la infinidad de discos de thrash que salieron a finales de los ochenta/principios de los noventa “Survive” pertenece sin duda a la categoría de INDISPENSABLE. ¿Te consideras fan del thrash? Pues déjate de chorradas del último de METALLICA y píllate esto si puedes. ¡No hay excusas!

“Now you look around
See the world in ruins
Those few who survive
Now begin again…”

Este artículo ha sido leído: 183 veces!!!

Nota - 9.3

9.3

Nota

Durante estas últimas décadas, "Survive" ha logrado perdurar en nuestra memoria como un disco que ha envejecido muy bien y que conserva intacta su garra inicial, energía y espíritu de rebelión.

User Rating: 4.78 ( 2 votes)
Etiquetas
Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close