Crónicas Live

OBITUARY + LEGACY OF BRUTALITY + TOTENGOTT – Sala Acapulco, 08.08.2017 Gijón

Route Resurrection

Texto: Pablo Vázquez | Fotos: Jaime García

Una noche que quedara grabada en la memoria de muchos de los asistentes, así como en la moqueta de la Sala Acapulco, durante mucho tiempo. Una calle abarrotada de camisetas negras ya indicaba lo que sucedería esa noche en la sala asturiana; que por unas horas pareció estar de nuevo en la década de los 90s.

Con rigurosa puntualidad subieron TOTENGOTT al escenario; para aplastar con su medio tiempo infernal al escaso público que se aventuro al concierto de los teloneros. Los que prefirieron quedarse en la calle se perdieron un concierto increíble del trío astur.

Un set-list de solo tres temas, que a pesar de su larga duración se hicieron cortos. A modo de presentación de su primer elepé, “Delusion of Negation” y “Satan Beside You” sirvieron para calentar bien los cuellos; encarando así un apoteósico final con “Ceremony”, tema nuevo que arranco los gritos de los presentes pidiendo más.

Su mezcla de CELTIC FROST y CONAN hizo que incluso Donald Tardy les felicitara por su increíble bolo; y no fue para menos. Tuvieron un sonido espectacular, con el que seguramente engancharían algún que otro nuevo adepto; demostrando ser una de las bandas con un futuro más prometedor dentro de la península.

Llegaba entonces el turno de LEGACY OF BRUTALITY, que aportarían la velocidad desmedida y lado más técnico de la noche. Con algo más de asistencia en la sala, demostraron el porque de su grandeza como banda. Y es que son una de las bandas con más renombre de la escena estatal; y se lo han ganado a pulso.

Una técnica y buen gusto increíble, que supieron plasmar a la perfección. Supieron manejar al público desde el principio, metiéndoles dentro del concierto; esta claro que Simón es un frontman como pocos.

Hicieron un buen repaso de su discografía, empezando con su “Rebirth of the Ancient Cult” y “Under the Hammer of Doom”, que ya son de sobra conocidas para sus fans. Incluso nos regalaron “Bihind the Black Mirror” un tema nuevo, que sirvió de nexo perfecto para la recta final del bolo, con “Emperor of a Dying Garden” y “Beyond the Walls of the Colloseum”.

Un set list de 7 temas que ejecutaron a la perfección; donde la sucesión de brutales blast-beats, sweep-pickings, guturales y cambios, demostró que son unos músicos con un talento admirable.

Con la sala ya abarrotada, OBITUARY subieron al escenario para dar una clase avanzada de Death Metal. El público estaba entregado y la sala a rebosar; los más fieles se agolpaban en las primeras filas, casi subiéndose al escenario. Cuando el quinteto de Florida comenzó, ya nadie pudo pararles.

John Tardy conseguía llenar el escenario; ya que sin parar de moverse ni un solo instante, desgarraba nuestros oídos al ritmo del medio tiempo que marcaba Donald.

Pudimos disfrutar de una banda cercana con su público, que interactuaba con él a la vez que se dejaban la piel encima del escenario. Todo un ejemplo de cómo debe comportarse un músico, independientemente de la historia que tengas detrás.

Temas como clásicos como “Chopped in Half” sorprendían desde el inicio del concierto, haciendo enloquecer a los ahí presentes. Dejando también espacio para otros más recientes como “Visions in my Head” o “Ten Thousand Ways to Die”; que eran igualmente bien acogidos. Un sonido atronador, sumado a las tablas y calidad que tienen OBITUARY; crearon un broche de oro para una noche increíble, a ritmo de “Slowly We Rot”.

Esperemos poder volver a vivir pronto conciertos tan espectaculares como el que la Route Resurection nos ha ofrecido. Enhorabuena a la organización y a las bandas, por crear algo que difícilmente se podrá olvidar.

 

 

Este artículo ha sido leído: 224 veces!!!

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *