Criticas - novedades

ONUS BAAL (ESP) «Onus Baal»

Autoeditado, 2020

AUTOR: Sebastián Abdala

Con una intensidad que demuestra más una reverencia que un estilo, con velocidad casi demoníaca, la gente de ONUS BAAL, por fin, entregan su primer disco: “Onus Baal”, homónimo, para que no queden dudas de qué es lo que tenemos entre manos. Con un gran trabajo y conocimiento de la escena, del curro únder, nos sentamos ante una muestra de “genética” que resume influencias variadas: líricas, melódicas y, claro que sí, cabreadas. Los que vivimos en Andalucía, los que estamos en la escena (por un motivo u otro) sentimos que, aunque la banda esté formada en 2018, ya era hora de disfrutar, de conocer en persona aquello que en tantos bolos únder nos iban contando sus integrantes. Puto covid, que nos hace esperar una temporada para ver a estos caballeros onubenses del zodíaco en directo.

Pues la apertura “MCLXXIV”, con una tormenta en versos latinos que va cubriendo una ciudad que se niega a ser cenizas, es la bienvenida perfecta para un sonido clásico, con velocidades infecciosas que hacen gala de influencias tan certeras como vagas. “Sentencia” es puro despliegue de elementos alquímicos puestos para evitar que haya dudas, esto es Metal, rítmica agobiante y prisa, sin grandes artilugios, puro odio que lentamente abre camino a un concepto que iremos disfrutando en continuado hacia una oscuridad latente, donde nos ponen a merced de ritmos bien manejados y grandes ejecuciones individuales que, en conjunto, parten la cabeza y te dejan atónito. Cambio de ropajes, ritmos y despliegue lírico: “Onus Baal”, la muestra poética sobre la cual la banda comienza a poner en primer plano una guitarra solista que juega muy al borde de los agudos, tirando de garra y virtuosismo que llenan una atmósfera que carece de complejos. Grandes momentos orquestados, donde los graves abren camino a buenos ritmos, a violencia desmedida, a un Heavy Metal que conoce muy bien su estilo, lo que quiere conseguir. Extraordinarias bases donde el resto de los instrumentos toman un tinte épico, con toques de antologías que parecen ilustrar algún cómic histórico. Gran trabajo en “Hasta el cielo” y “Adios”.

“Aquella noche” o “Vientos de ayer” son canciones que demuestran una suerte de enojo resignado, donde cierto pensamiento reflexivo se hace fuerte en letras que hacen importante cada tramo del disco, cada elemento, para comprender que estamos ante una banda de Heavy, bien ejecutado, con cada miembro puesto a punto antes de entrar en la sala de ensayos a agregar algo de magia hecha acordes y melodías sin mucho maquillaje, sacando provecho de los dones de cada uno. ¿Por qué digo esto? Una escena, como la española, haciendo propio el Heavy, personalizando sus demonios particulares y desplegando calidad musical y literaria, con predominios que van más allá de cualquier nombre. En la nota de prensa nos hablan de ciertas influencias relacionadas con “Mago de Oz” o “Rata Blanca”, dos grandes expositores de melodías y arpegios para cultos y entrenados en música clásica. Con un concepto que varía entre alguna melancólica reflexión más cercana a un marino pronto a embarcar en su último viaje, o coros celtas mágicos, ONUS BAAL despliega, en el momento adecuado, una muestra de intenciones que armonizan violencia melódica, ideario místico y crudeza en estrofas musicales que, en el tono adecuado, derriban cualquier muro metafísico.

Mención especial para una batería que se pliega a diferentes ritmos, a ejecuciones que combinan agresividad Punk, tempos Rocker, y espíritu Heavy Metal. Canción que debe ir al top-5 de Metal Clásico Andaluz: “Cárcel de cristal”.

Puntuación

Nota - 8.5

8.5

Nota

Con una intensidad que demuestra más una reverencia que un estilo, con velocidad casi demoníaca, la gente de ONUS BAAL, por fin, entregan su primer disco: “Onus Baal”, homónimo, para que no queden dudas de qué es lo que tenemos entre manos.

User Rating: Be the first one !
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba