Clásicos
Puntuación alta - recomendado

OVER KILL (USA) “The years of decay” (Megaforce records, 1989)

Por Daniel Gallar

“The Years of Decay”, cuarto larga duración de los americanos OVERKILL que vio la luz en octubre de 1989, es un disco quizás un tanto “extraño” dentro de lo que es la extensísima discografía de la banda. Para empezar no hacía mucho que habían sacado esa joya llamada “Under the Influence” (cuya reseña hice no hace mucho), y a pesar de que esta obra es un producto de altísima calidad, de alguna manera para la crítica y cierta parte de su audiencia no cumplió todas las expectativas basándose en los dos primeros discos. “The Years of Decay” está compuesto de clásicos indiscutibles suyos y otros temas algo más experimentales en comparación con el material al que nos tenían acostumbrados hasta aquel entonces. Sin embargo, esos riesgos que tomaron resultaron absolutamente necesarios para poder seguir midiéndose con los pesos pesados del thrash (METALLICA, SLAYER y cía.). A fin de cuentas, “…and Justice for All” o “South of Heaven” como todos sabéis fueron LPs “diferentes” en su momento y que pillaron un poco de sopetón a la audiencia pero que hoy en día son considerados auténticas joyas en sus respectivos estilos. Por ello, al dar este paso de carácter similar, los de New Jersey/New York también demostraron a todo el mundo esa madurez y valor necesarios para implementar cambios que pueden o no gustar. Qué duda cabe que acertaron, claro está.

El disco por tanto tiene varias facetas experimentales. “I Hate” por ejemplo es casi casi una mezcla entre OVERKILL y los OFFSPRING (alguno se echará las manos a la cabeza supongo). Pero que conste que es un tema enloquecedor. La actitud (pop)punk de este tema es indudable. “Playing With Spiders/Skullcrusher” es muy “sludge” y sabbathiana a la vez que variada y dinámica. Sin embargo, no todo es experimentación y por supuesto nos encontramos con temas 100% thrash como “Elimination”, que es de lo mejor que hayan escrito nunca, con ese riffeo insano y solo de ensueño de Bobby Gustafson (su último disco con ellos, no lo olvidemos), o la genial “Time to Kill”. Otra cosa que pudo chocar en su momento es la title track — pues se trata de una “balada thrash”. Quizás rompe un poquito el ritmo del disco pero es una auténtica gozada y queda muy épica y auténtica. Luego la comentaremos.

Bobby “Blitz” Ellsworth se lleva la matrícula de honor con este disco. Qué forma de cantar. Ahí ya había encontrado su punto justo y se nota que está cómodo con esos registros y timbres, amén de ese rasgado tan característico suyo que aquí domina a la perfección. Pero no sólo su voz es genial, sino también las letras. Más cuidadas y profundas que todo lo que habían escrito anteriormente. Como siempre, el bajo de DD Verni es atronador y crujiente (de nuevo, uno de los sellos de la casa) y empasta perfectamente con el increíble y terriblemente infravalorado Bobby Gustafson (la excelente producción tiene mucho que ver con esto). Repito, sería su último disco con OVERKILL. De hecho, en “Horrorscope” los americanos se presentaron como quinteto y ya no sería lo mismo. Qué forma de tocar. Qué riffs más pegadizos y compactos. Pero… ¿y los solos? El solo de “Elimination” por ejemplo vale su peso en oro, y el monolítico riff de “Birth of Tension” nos indica que estamos escuchando un clásico ya a mitad de canción cuando la escuchamos por primera vez. El baterista danés Sid Falck está aquí mejor sin duda que en la placa anterior, con un dominio impresionante del doble pedal en muchos de los temas y aportando buenas ideas y dinamismo y explorando más todas las partes de su kit de batería.

“Time To Kill” arranca con fuerza y marca la pauta a seguir con una sección central potentísima, demoledora y cañera. De ahí pasamos a dos joyitas como son “Elimination” y “I Hate”. En esta última Blitz nos brinda unas voces increíbles llenas de furia y carácter. “Nothing To Die For” es uno de esos temas más experimentales, así como “Birth Of Tension”. Buenos temas sin duda (para nada relleno, se entiende) aunque quizás les falte un poco de garra en comparación con algunos de los temas más thrash. “Who Tends the Fire” es quizás de los temas experimentales mi favorito, con un ritmo casi hipnótico y una atmósfera decadente. “Playing With Spiders/Skullcrusher” es un tema que a mí personalmente me costó unas cuantas escuchas apreciar plenamente. Como he comentado antes, es lo más “sludge” que el grupo de la costa este haya grabado jamás. Un tema inteligente y ambicioso que puede gustar o no, pero seguro que hizo falta mucho valor para sacar algo así llegados a ese punto de su carrera.

Cambiemos de párrafo para adentrarnos en la title track. Se trata de aquella época en la que muchos grupos de thrash estaban metiendo “baladas thrash” en sus discos… unos con más acierto que otros por supuesto. En el caso de OVERKILL dieron de lleno en el clavo. Es un tema de corte muy clásico que va in-crescendo con una parte final apoteósica a modo de conclusión. In crescendo pero sin cambiar de forma brusca… de forma que la canción nunca pasa a ser “otra canción diferente y más cañera”, si me entendéis. La parte acústica del principio queda muy genuina con un Blitz adentrándose en terrenos melódicos hasta entonces nunca vistos en él. Canta con mucha convicción y autenticidad que es lo importante. Por momentos nos recuerda a su voz en los primeros discos… sin rasgar y con vibrato. Y ya para acabar, “E.vil N.ever D.ies”, que no es más que un fantástico tema rápido y cañero de thrash en plan “vuelta a las raíces” a modo de colofón de la obra.

En resumidas cuentas: discazo de OVERKILL. Un poco diferente de lo que habían hecho anteriormente y también de lo que harían después. Experimentando y haciendo cosas interesantes quizás a modo de preludio de la debacle que le esperaba al género thrash en unos pocos años. Un disco muy envolvente y maduro con algunos de los mejores temas que jamás hayan compuesto, y otros quizás no enloquecedores pero sí interesantes y que sirven de documento histórico de los esfuerzos de una banda que no renegó de la experimentación sin renunciar a sus raíces thrash. La producción es excelente, así como la portada que perfectamente nos transmite de un vistazo el espíritu grandioso y elocuente del disco. ¡UNA DELICIA!

“Out on this road, paint this toll
make me whole, set the stage
fill it with anger, fill it with rage
no I don’t know what’s today
I know it falls in the years of decay…”

Nota - 9.6

9.6

Nota

En resumidas cuentas: discazo de OVERKILL. Un poco diferente de lo que habían hecho anteriormente y también de lo que harían después. Experimentando y haciendo cosas interesantes quizás a modo de preludio de la debacle que le esperaba al género thrash en unos pocos años.

User Rating: 4.03 ( 2 votes)
Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar