Inicio Crónicas Live PARKWAY DRIVE + STICK TO YOUR GUNS + DARKEST HOUR – La...

PARKWAY DRIVE + STICK TO YOUR GUNS + DARKEST HOUR – La Riviera, 27.04.2017 Madrid (Route Resurrection)

Crónica y fotografías de Jorge De La Cruz

El 27 de abril se dio en Madrid el último concierto en España de la gira Unbreakable Tour de PARKWAY DRIVE, organizada por Avocado Booking y Route Resurrection, en el cual fueron acompañados por STICK TO YOUR GUNS y DARKEST HOUR. El evento tuvo lugar en la sala La Riviera.

A la siete en punto de la tarde, comenzaba la apertura de puertas, donde la gente hacía cola más de media hora antes, y ya daba la sensación de que nos esperaba una gran noche por delante. Con las puertas abiertas y a la gente entrando poco a poco, la sala de grandes dimensiones se vislumbraba algo vacía, debido a las dimensiones de la misma. Eso no fue impedimento para que media hora después, comenzada el concierto de los americanos DARKEST HOUR, que comenzaron machacando el ambiente con “Knife in the Safe Room”, “No God” y “Rapture in Exile”, tres temas que empezaron aumentando el ambiente de agresividad que la sala pedía, animando al público desde el primer momento, donde estos coreaban sus canciones, y se observaba mucho headbanding entre los asistentes. “Savor the Kill” y “Those Who Survived” seguían aumentando la agresividad de la música que sonaba esa noche, haciendo que el público creara muchos heys en los diferentes riffs agresivos que la banda nos brindaba a los asistentes, creando con el buen juego de luces del recinto, un buen directo. Junto con el gran movimiento en el escenario, del que derrochaban y animando a la gente a que pusieran sus cuernos en el aire, sonaban los dos últimos temas, “With a Thousand Words to Say but One”y “The Sadist Nation” donde las palmas al ritmos de la melodía de guitarras hicieron actos de presencia y su cantante, John Henry animaba al público a realizar un circle pit, que estos no dudaron en llevar a cabo y animar aún más el concierto. Con el fin del último tema, quedaba claro la agresividad que derrochan sobre las tablas, dejando al público con ganas de más y recibiendo una ovación de estos, bastante positiva y poniendo a la gente muy animada y preparada para el siguiente grupo.

Antes de empezar el siguiente concierto, la gente siguió entrando al recinto, que poco a poco aumentaba su capacidad. Poco después dio comienzo el show de los californianos, STICK TO YOUR GUNS, que nos deleitaban con los primeros temas, “Bringing You Down”, “Empty Heads” y “Nobody” tres canciones con las que comenzaron dando una caña increíble, moviéndose por el escenario a cada segundo de ellas, transmitiendo una gran fuerza y energía, haciendo que la sala, cada vez más llena, se moviera y coreara los estribillos. Con los temas “Such Pain”, “What Choice Did You Give Us?” y “We Still Believe” animaban al público cada vez más, haciendo que estos levantaran las manos y palmearan los temas a ritmo, moviéndose muchísimo, y caldeando el ambiente de manera exagerada. En ciertos momentos, al romper los diferentes riffs, el público se exaltaba, generando una gran energía y movimiento en el pit, lo que daba lugar a que cuando el cantante pedía un circle pit, se realizara, de manera bastante continuada en todo el concierto. Durante los últimos cuatro temas, “I Choose Nothing”, “Nothing You Can Do to Me”, “Amber” y “Against Them All” cerraron el concierto de manera extraordinaria, dándolo todo sobre el escenario y transmitiendo esa anergia de manera perfecta a cada uno de los espectadores, haciendo que se movieran mucho, al igual que el grupo, y corearan estos temas. El circle pits eran constantes, siendo la gente bastante agresiva y disfrutando de los últimos temas que se encargaron de cerrar este concierto memorable que se aplaudió de manera muy entusiasmada al finalizar.

Sobre las diez, llegaba el plato fuerte de la noche, los australianos PARKWAY DRIVE, que sobre comenzaban a descargar su gran fuerza con una sala muchísimo más llena, con más del tripe de personas que al principio y todas deseando escuchar el setlist que grupo tenía preparado para esa noche. Comenzaron con “Wild Eyes”, “Dedicated” y “Carrion” los cuales consiguieron que el público se abalanzara a moverse durante todo el rato, recibiendo la energía que descargaba el grupo en cada nota. “Vice Grip” fue un tema muy notorio en el público, los cuales se vinieron arriba con el primer riff, donde todo el mundo coreo la canción del quinteto australiano, que la ejecutaron de manera extraordinaria, y eso se notó en la dedicación de los asistentes. “Dark Days”, “Idols and Anchors” y “Karma” fueron los causantes de multitud de saltos en los breaks, donde el público gritaba a mansalva, dándole toda su energía al grupo, que poco a poco se venía mucho más arriba y nos deleitaba con un gran espectáculo sobre el escenario. Acercándonos al final sonaron “Sleepwalker” y “Writings on the Wall” que se encargaron de hacer que la gente coreara todos los temas, palmearan los riffs y acompañaran al cantante con unos heys muy efusivos y cargados de energía, donde se notaba el disfrute de cada uno de los asistentes que a veces volaban unos por encima de otros, llegando hasta el foso. Los saltos a ritmo y los circle pit se hacían muy constantes, derrochando una gran furia en cada segundo de temas que tocaban, haciendo que la gente se moviera de manera muy desenfrenada. Después de que se presentase el propio grupo, tomaban el rumbo final con “Swing”, “Destroyer” y “Boneyards” donde la gente, junto con el grupo seguían a tope de energía, disfrutando de cada minuto del espectáculo que estábamos recibiendo es noche. Con las últimas notas, abandonaron el escenario, causando que la gente pidiera más temas, a los que ellos respondieron lanzándonos tres temazos, “Crushed”, “Romance Is Dead” y “Bottom Feeder” que pusieron un gran punto y final, con multitud de coros, manos arriba, saltos y desfases generales de los asistentes en la sala. El concierto acabó con el último estribillo de “Bottom Feeder” acabado por el público a pleno pulmón, y despidiéndose el grupo, dejándonos una gran noche para el recuerdo, en la que estoy seguro, que tanto el público asistente como yo, disfrutamos a tope, y será bastante difícil de superar.

Este artículo ha sido leído: 171 veces!!!

Dejar un mensaje

Please enter your comment!
Please enter your name here