Criticas - novedades

PESTIFER (BEL) “Expanding Oblivion”

Xenokorp, 2020

AUTOR: Santi Gzlez

No estamos hablando, en absoluto, de unos novatos, aunque si quizás un poco desconocidos para su trayectoria, no extensa pero si larga. Editando su primer trabajo completo en 2010, este es su tercer larga duración, lo cual nos hace ver el tiempo que se toman entre trabajo y trabajo, concretamente 6 añitos desde su anterior “Reaching the Voind”. Tiempo bien ocupado, pero a todas luces excesivo. Ente tanto, entre los LPs quiero decir, se han dedicado a sacar demos o singles, pero nada significativo a no ser que seas una banda de culto o muy conocida. El caso es que no es mucho editado, a eso quería llegar, el de estos belgas.

Una vez que te adentras en el álbum te das cuenta de que, evidentemente, se necesita tiempo para crear una obra de once temas y más de cuarenta y cinco minutos de duración de un estilo en el que todo merece una detallada y medida explicación. La tan manida palabra “técnico” que se utiliza a diestro y siniestro en el Death metal moderno, junto a la no menos tratada palabra “progresivo”, son de las dos más importantes en este trabajo, evidentemente junto a la palabra Death. Pero no deberíamos olvidarnos tampoco de la palabra “thash” porque en mi opinión es esto lo que le da un toque diferenciador, junto a los elementos jazzy por aquí y por allí y a ese sonido menos moderno que de costumbre.

Suena todo en su sitio, evidentemente, pero la bacteria no esta tan producida como suele ser habitual en estas ediciones e incluso la guitarra es más natural, junto con un bajo que se lleva la palma, muy prog, muy tech, muy acertado en realidad. Quizás por ello, por el sonido, ciertos elementos estilísticos te hacen pensar el thrash de que hacia CORONER por ejemplo, junto a temas y elementos mucho más progresivos, ya de vuelta al Death y con pocos, pero notables, adornos de moderada técnica armónica pero acertada equidad.

Aun así no llega a ser un álbum que impresione, sino todo lo contrario. Y aunque se empeñen en meternos elementos diferentes, como pianos… no llega a enganchar excepto en ciertos momentos álgidos instrumentales, como por ejemplo en la primera parte de “Ominous Wanderers”. Aunque después la vuelta a la normalidad estilística, a los cánones del manido estilo, y a la voz de Jerome, te hagan bajar de nuevo a la tierra y darte cuenta de que ni los elementos más jazzy van a hacer de este trabajo el que se espera de él.

Seis años de espera es mucho como para no sacar un trabajo excelente, más aun teniendo en cuenta el nivel que ahora mismo reina en la escena internacional.

Puntuación

Nota - 7

7

Nota

Seis años de espera es mucho como para no sacar un trabajo excelente, más aun teniendo en cuenta el nivel que ahora mismo reina en la escena internacional.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas
Mostrar más

Santi Gzlez

Redactor

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar