Clásicos

PESTILENCE (NDL) “Testimony of the ancients” (R/C Records, 1991)

Fecha de salida: 06.09.1991

Por Daniel Gallar

Nos encontramos en el año 1991. Dos años después de sacar uno de los discos de death metal más perfectos que jamás hayan salido de Países Bajos, PESTILENCE volvieron a dar en el clavo con su obra maestra “Testimony Of The Ancients”. La gran diferencia respecto a su trabajo anterior “Consuming Impulse” es la siguiente: la producción es más limpia, gran cantidad de intermezzos o interludios entre canción y canción y tempos en general más ralentizados. Ah, y, claro está, ahora la “voz cantante” la lleva el alma de PESTILENCE: el gran Patrick Mameli.

“Consuming Impulse” combinaba brutalidad y agonía de una forma sin precedentes. La voz de Martin Van Drunen, que ya me encantó en su primer álbum “Mallevs Malleficarvm”, pasó a tener un cariz menos thrash, más brutal y con dos nuevos elementos, la angustia y la desesperación. Algo único hasta entonces ya que no sólo se trataba de dar alaridos sobrehumanos, había mucho más… esa sensación de dolor en las entrañas y sufrimiento. Recuerdo cuando leí que Van Drunen “se había marchado” de PESTILENCE que me dije “buas, ya la han cagado”. ¿De veras? Bien. “Testimony” es un disco más pausado, pero eso quizás juega a su favor en tanto que nos brindan melodías más oscuras, inquietantes y amenazadoras. Otro punto más a su favor es el de las letras con esa atmósfera Lovecraftiana tan especial que lograron conseguir. A nivel técnico se nota que se ha subido el nivel y además la entrada del gran Tony Choy (CYNIC, ATHEIST) al bajo dio al cuarteto un nivel técnico envidiable (en “Consuming” el bajo quedó relegado a un tercer plano… además tocado con prisas por Mameli, nunca por Van Drunen como muchos sabréis). A nivel de batería Marco Foddis cumple su papel a la perfección, con buenos breaks, mucha energía y poderosos redobles. Pero sin duda aquí lo que prima es el trabajo de las guitarras… madre mía. El todopoderoso Patrick Mameli y Patrick Uterwijk eran (y hasta hace poco fueron) una combinación perfecta para el death metal con su excelente y elegante colección de solos y riffs obsesivos rociados de trémolos caóticos perfectamente estudiados.

El disco empieza con “The Secrecies of Horror”, un tema devastador con un solo increíble. A continuación nos encontramos con uno de esos interludios tan característicos de esta obra. He leído por ahí críticas diciendo que estos intermezzos son un incordio… yo estoy totalmente en desacuerdo. Siempre he pensado que aportan muchísimo a la atmósfera misteriosa del álbum y meten al oyente más si cabe en el disco. A nivel compositivo hay una especie de fifty-fifty entre guitarras “elegantes” (si se me permite la expresión aplicada a un disco de death metal) y guitarras brutales con solos chirriantes destinados a destrozarnos los tímpanos. Otro tema dignísimo de mención es “Land of Tears”, quizás mi favorito del disco. El solo de guitarra en la sección central comienza de forma muy melosa y melancólica, casi como si se tratase de una balada para luego pisar el pedal bien a fondo para asegurarnos de que lo que pensábamos que era un camino de rosas vuelve a convertirse en la cruda y mórbida realidad. Siempre me ha encantado este cambio tan repentino en este tema. Hay también que mencionar aquí el uso bastante generoso de teclados (¿sacrilegio en el death metal?). Si bien no los utilizan tanto como digamos NOCTURNUS (es decir, hasta el punto de tener que justificar que haya un teclista en la formación) los teclados en algunos pasajes son omnipresentes y, en vez de quitar energía a las guitarras, lo único que hacen es dar más carácter y atmósfera a los temas. Absolutamente brillante. “Twisted Truth” a su vez es un tema más directo y pegadizo. “Stigmatized” roza casi la perfección en el death metal con una buena combinación de partes brutales, otras más thrash y otras más heavy-melódicas que hasta nos podrían recordar a unos MAIDEN.

El predominio de riffs típicos de Mameli es, como he dicho antes, lo que da a este álbum ese toque tan especial. Riffs que, sin ser demasiado complicados, “llegan” al oyente y buen conocedor del death metal. Yo diría que “Testimony” tiene un toque un poco “DEATH” en el sentido Chuck Schuldiner-iano del término (menuda palabra me acabo de inventar).

El hecho de que el señor Scott Burns produjera el álbum no era necesariamente garantía de que el álbum (amén de la maestría de la banda y calidad indudable de los temas) fuera a ser una obra maestra. A mí por ejemplo nunca me gustó demasiado lo que hizo con OBITUARY. Sin embargo lo que hizo con TERRORIZER fue para ponerle una medalla. Quiero decir que a veces acertó y a veces pues no dio en el clavo. A pesar de ser un disco diferente de los dos anteriores, “Testimony” es capaz de brindar al oyente una nueva interpretación del death metal en sí. El death metal puede tener un toque poético y elegante sin renunciar a la brutalidad. Y, a decir verdad y a pesar de lo mucho que me gusta el “Consuming”, la salida de Van Drunen y la introducción de Mameli como vocalista y Choy al bajo no fueron una idea tan descabellada al fin y al cabo (y tanto). La producción en definitiva puede dividir un poco a la audiencia. Algunos se quejarán de que es demasiado “limpia” para un álbum de death metal. Pues bien, para el tipo de death metal que representa “Testimony”, para mí es (casi) perfecta.

Creo que con este álbum PESTILENCE se ganaron a pulso un puesto de honor dentro de lo que es el la primera oleada de grupos de death metal “de élite” junto con DEATH, CYNIC o ATHEIST. Consiguieron un disco de death metal progresivo en su justa medida y sin pasarse (al contrario que con el disco que sacarían más tarde “Spheres”… un disco que nunca me llegó a entrar).

Por ello, “Testimony Of The Ancients” tiene para mí una importancia histórica importante en el sentido de que nos brinda una concepción o dimensión diferente del death metal. Es la prueba perfecta de que el death metal puede ser tocado con elegancia y por momentos hasta refinado, y siempre nos quedará en el recuerdo como uno de los álbumes pioneros dentro del death progresivo. ¡Compra o muere! Twisteeeeed… trrrruuuuth \m/

Este artículo ha sido leído: 126 veces!!!

Nota - 9.6

9.6

Nota

Por ello, "Testimony Of The Ancients" tiene para mí una importancia histórica importante en el sentido de que nos brinda una concepción o dimensión diferente del death metal. Es la prueba perfecta de que el death metal puede ser tocado con elegancia y por momentos hasta refinado, y siempre nos quedará en el recuerdo como uno de los álbumes pioneros dentro del death progresivo.

User Rating: 4.78 ( 2 votes)
Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *