Criticas - novedades

PHIL CAMPBELL AND THE BASTARDS SONS (GBR) «We’re the Bastards»

Nuclear Blast Records, 2020

AUTOR: José Pozas

PHIL CAMPBELL es un tipo inquieto. Es el Rock N’ Roll personificado. Tras la marcha de Lemmy y la consecuente disolución de MOTÖRHEAD, lo fácil habría sido largarse a otra banda consolidada o vivir de las rentas, pero no, el tipo se juntó con sus propios hijos y el vocalista Neil Starr y se lanzó a empezar de cero con PHIL CAMPBELL AND THE BASTARD SONS. Empezar de cero pero haciendo lo de toda la vida, claro, porque al final estamos hablando de un proyecto de Hard Rock de toda la vida, más dado a la melodía que lo que hacía con su banda madre y que, la verdad, ni inventa la rueda ni tiene la más mínima intención de hacerlo, pero la hace rodar la mar de bien. Ya lo demostraron con su debut “The Age Of Absurdity” y lo reafirman ahora, con “We Are The Bastards”.

Y sí, lo que encontramos es un ejercicio sencillo de Rock Duro, buenos guitarreos, un vocalista correcto, sin volvernos locos, pero con cierta garra, que ya es, y un conjunto de temas que, la verdad, se hace un poco largo a su casi hora de duración y aunque aporta poca novedad, entretiene que da gusto. Temas como la homónima “We Are The Bastards”, hímnica y con un riff sencillo pero de esos juguetones que se pegan en la mollera y te hacen mover las caderas, bien seguida por “Son Of A Gun”, una de las mejores del álbum, muy cañera y con el rollete macarra tan habitual en el guitarrista de Gales, son accesibles, divertidos y entran realmente bien. Se nota que la banda se ha consolidado un poco más y que todo funciona correctamente, con más madurez a la hora de componer y con las ideas más claras. Siguiendo en el álbum encontramos de todo, temas más inspirados y algunos más insípidos que nos dejan un poco a medias y solo suman minutaje inútil a un álbum que se podría despachar tranquilamente con dos o tres cortes menos. De todas formas, darle una vuelta al álbum vale la pena por temas como los dos mencionados y otros como la genial “Born To Roam”, un medio tiempo de aires sureños que demuestra un muy buen trabajo compositivo de la banda, la frenética “Hate Machine” o la buenísima balada “Waves”, que cierra el disco a un nivel alto.

No se complica la vida, pero hay curro y, sobre todo, hay un guitarrista que es una leyenda por algo. Además, sus BASTARD SONS cumplen de sobras, el bajo está muy presente, el trabajo de batería es bastante sólido… la verdad, sin enrollarme más de la cuenta porque ya caería en la repetición, estamos ante un disco bastante majo y que cumple sobradamente su objetivo.

Puntuación

Nota - 7.5

7.5

Nota

Y sí, lo que encontramos es un ejercicio sencillo de Rock Duro, buenos guitarreos, un vocalista correcto, sin volvernos locos, pero con cierta garra, que ya es, y un conjunto de temas que, la verdad, se hace un poco largo a su casi hora de duración y aunque aporta poca novedad, entretiene que da gusto.

User Rating: Be the first one !
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba