Novedades

PRELUDIUM (POL) “Redemption” CD 2014 (Trascending Obscurity)

preludium - redemption web

Autor: Santi Machín

Esta misma semana visité Polonia para escuchar el último trabajo de HATE. Y me di cuenta de que, musicalmente hablando, todo lo que está saliendo de dicho país es puro odio. Ritmos donde se desata el lado más salvaje y violento del ser humano. Hoy vuelvo a introducirme en las melodías del nombrado territorio, y puedo asegurar que el nuevo trabajo de PRELUDIUM lleva también dicha bandera, haciendo honor a las últimas tendencias de su tierra natal. Polonia se está convirtiendo en foco de atención para los amantes de la música más extrema. Y es que el cuarto larga duración de este cuarteto (séptimo trabajo si contamos todos sus lanzamientos) es un disco, de pura violencia repartida en diez entradas, o lo que es lo mismo, en treinta y nueve minutos de pura crueldad. “Redemtion”, que así se llama esta criatura del Averno, es una obra de arte que mezcla la mejor oscuridad del Black Metal con los ritmos más salvajes del Death. Pero vallamos por partes.

El presenta álbum se abre con “Soul Torment”, el cual comienza con ese sonido inquietante, el cual augura el terror que se aproxima. Tema de puro Death Metal, composición pesada y con una atmósfera de ese Black Metal que tanto gusta en el norte de Europa. La voz de Ion (ex de INNER SILENCE) le termina por dar al sonido de esta formación ese toque siniestro que tan bien queda cuando se mezclan ambos estilos. Gran y brutal ritmo de la batería, a cargo de Piotr Ungeheuer, en la parte central del tema, lugar donde cambia el registro vocal, y un grandísimo bajo, instrumento al cual se le da muy poca importancia en estos géneros, para cerrar gran tema inicial.

Continuamos con la entrada más larga del disco; con sus cinco minutos y tres segundos, “Altar of Redemption” entra con la fuerza propia que tan bien aporta esta banda a la música. Velocidad desatada desde los bombos y platillos acompañados de unas seis cuerdas, del gran Jan Skowron, algo caóticas por momentos pero que le dan ese aire de depresión a una de las canciones que más me han atraído. Impresionante cambio de ritmo a mitad del tema, donde batería y bajo juegan de forma magistral evocando esos pensamientos tan oscuros que produce este tipo de composiciones, sencillamente sublime.

La tercera en sonar se llama “Incarnations”, entrada de las dos guitarras bestial, augurio de que algo malvado se aproxima. Un inicio muy “Doom” para convertirse en una composición de la vieja escuela, de ese Death Metal que llama a las puertas del Grindcore, aunque demasiado técnico, dejando ver la enorme calidad que tienen los miembros de PRELUDIUM. Canción algo más “bailable” que las anteriores, de esos temas que estas deseando, desde su primera escucha, encontrártelo en directo.

Con sus dos minutos y veinte segundos “Root of Suffering”, la composición más corta de este brutal álbum, viene con puro odio desatado. Velocidad y brutalidad, tema con partes muy Grindcore a lo NAPALM DEATH, y momentos del mejor Technical  Death Metal, muestra de que esta formación bebe directamente de lo mejor en cada género y lo mezcla como las grandes bandas solo saben hacer.

La quinta entrada del disco es “Circle of Life”  principio lento y con un nuevo registro de voz no escuchado antes, mas apagada, más propia del Funeral Doom, pero cambio radical pasado el primer minuto para introducirnos en el más veloz Death. Batería muy a lo Black Metal, es decir doble bombo a una velocidad de vértigo mezclado con melodías más rítmicas de caja y platillos. Todo esto con unas seis cuerdas muy pesadas, muy potentes, un tema que ostenta una oscuridad mucho más profunda.

“The Seven Gates of Hell” suena a ese Death Metal primerizo de garaje. De sótano infernal. Me recuerda mucho a INFESTDEAD. Volumen algo por debajo que sus antecesoras proporcionándole a esta composición un toque más underground y oscuro. Trallazo donde los chicos de Mielec desatan toda su furia en clave de fa.

Seguimos en este sendero violento con “Destiny of Mortals” . Inicio algo más lento, con guitarras incluso cercanas al Heavy. Aun así esta banda es pura malquerencia. Composición que poco a poco y de forma magistral, se va transformando en una criatura del más profundo infierno, y es que estos cuatro músicos no conocen el perdón. Welcome to pain!!!.

La octava en salir a escena es la salvaje “Arena of Souls”. Desde el minuto cero es velocidad por doquier y salvajismo enfermizo. Banda sonora de la más cruel mente humana. Grindcore en su estado más puro. Si tu mente no es lo suficientemente fuerte será mejor que te alejes de esto. Breve respiro con un pequeño cambio de ritmo lento, pero es solo un pequeño suspiro, uno de los temas más salvajes que he escuchado últimamente, en directo debe de ser como enfrentarse cara a cara con la dulce muerte.

Le sigue “Hatred Breeds Suffering”. Volvemos a acercarnos al Technical. La voz se presenta, al principio con esa distorsión que tanto se usa en el Gore Death, pero enseguida pasa a su registro más brutal, y es que el señor Ion tiene un control de sus cuerdas vocales como muy pocos consiguen llegar a tener. En líneas generales nos encontramos con una composición más pesada, más lenta, con unos cambios de ritmo muy interesantes que proporcionan calidad a un tema muy completo. Canción donde podemos hallar vestigios de Black Metal que con pequeñas pinceladas PRELUDIUM otorga a sus trabajos.

Y cierra el disco “Sins of Mankind”. Después de la tormenta vuelve la calma, y así es el principio de este cierre de fiesta. Pero no te descuides, la calma solo dura quince segundos, lo suficiente para dar paso a otro trallazo directo a la cara. Hallamos una mezcla de voces con registros que van desde el Black Metal al Grindcore o incluso al Metalcore más extremo. Tema donde se puede apreciar el pedazo de nivel que tiene esta banda, la cual lleva catorce años mostrándolo, pero con temas así colocan el listón muy alto. No veo una mejor manera de acabar un disco.

En resumen, nos encontramos delante de un álbum que ha venido para quedarse. Uno de los trabajos más serios y sólidos PRELUDIUM. Treinta y nueve minutos de calidad musical que vuelve a colocar a Polonia en el punto de mira de los aficionados al extremo. En definitiva estamos con un trabajo que debes tener en tu colección si quieres disfrutar de la traducción del odio en sonido. Espectacular disco.

preludium - redemption banda

Este artículo ha sido leído: 561 veces!!!

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *