Criticas - novedades

PSYCHO VISIONS (POL) «Our Own»

Autoeditado, 2020

AUTOR: Cesar Luis Morales

Y una vez más, revisamos los clásicos. Para los antiguos griegos, el alma humana, eso intangible que nos diferencia recibía el nombre de psyché. Todo lo que nos pasa por el coco, lo que nos reviste de cierto halo de grandeza surge de un mismo sitio, de nuestro cerebro. El hálito, diríase divino, esa miríada de ideas, de pensamientos, eso es psyché. ¡Colorea y aprende con Teo!

Del griego, cómo es obvio, al latín y la cultura romana, y de ahí al resto del universo. Así que ya sabemos, cuando hablamos de psyché hablamos de alma, de hálito, de PSYCHO VISIONS en este caso. Nacidos ayer, como quién dice (desde el 2015 en activo) tienen claro y aprovechan al máximo la conjunción de cuatro psiques. Cada uno con sus cosas, con sus pensamientos, con sus emociones, con sus ideas, han cuajado el año pasado el sofomoro “Our own”. Y vuelvo a utilizar un término que deriva directamente del griego: sofomoro viene del griego sophizo, convertirse en sabio (que deriva a su vez, directamente del sophos, sabiduría). Estos son los trabajos clave en una banda, los segundos. Puede que en primero metan un pelotazo, pero es en el segundo cuando se demuestra si verdaderamente hay calidad o ha sido un golpe de suerte.

“Mirrors” comienza de manera sincopada pero con un groove brutal. Enseguida nos situamos en… ¿dónde? En la mitad de todos los sitios y disparados en todas las direcciones. ¿Estilo? De sobra, pero ¿dónde ubicarlo? Pues ahí está el quid de la cuestión. Estamos en el siglo XXI, a principios de una nueva década, y las cosas no hacen sino evolucionar cada vez más rápido. Pues por ahí es por dónde surfea la banda. Metal es, sin lugar a duda, pero es ¿Death melódico? ¿Post Metal? ¿Polish Metal? Pues tendrás que escucharlo y tratar de discernir lo que estás escuchando, porque libertad creativa hay pero para un rato largo. “Two sides” nos sumerge aún más en el universo sonoro de PSYCHO VISIONS con abruptos e inesperados cambios de tempo y de ambientes: demasiadas cosas para una sola etiqueta. Y es que aparte de la vertiente musical, la banda ha realizado un profundo estudio a nivel lírico sobre las luchas intestinas de cada uno (ya sabes, psyché puede ser muy cabrona). Como este tema, dos lados para cada cosa, y a menudo, elegimos la incorrecta y nos jactamos de ello y no la abandonamos aunque sepamos que nuestra decisión ha sido inadecuada.

“Everywhere yet Nowhere” sigue presentando dualidades, en todas partes y aun así, en ninguna. Una bandaza, un concepto, una idea, altos componente metálicos, pero también melódicos. Más agresiva y más desquiciada es “Hectic gallop”, y es que es así: es ese galope agitado de nuestros días; vamos a la carrera a todas partes, pero nunca llegamos a nada, a ningún sitio, como ratas en un laberinto de un laboratorio. ¿Jodido, eh? No así el tema que pasa como una exhalación para enganchar con el también bastante ágil “Conjurer”, donde vuelven a aparecer esos cambios de tempo abruptos y veinte mil ideas que se disparan en todas las direcciones pero que, aun así, conservan su coherencia en el mismo tema. “Inertia” vuela como un halcón peregrino en picado; se para, se ralentiza, muta y planea, te ataca desde todos los frentes, sin descanso, con unos riffs trotones que electrifican el tema de arriba abajo. “Place to crawl” sorprende de nuevo con esa alternancia de tempos abruptos y distintas atmosferas. Es que te mantienen clavado en la escucha porque los temas se desarrollan fuera de la manida fórmula verso / verso/ estribillo y vuelta a empezar, y éste es un tema para oírlo y para escucharlo. Cerramos con “Feed me”, metal y metal y metal y no le busques más etiquetas, que estamos en el siglo XXI y a principios de una nueva década. Vocales desgañitados y rasposos, dobles bombos, y cambios de rollo completamente inesperados con guitarras nucleares y juguetonas.

Sin duda, una propuesta arriesgada, novedosa y ecléctica. Hay que darle muchas vueltas para pillarle el hilo, porque PSYCHO VISIONS son precisamente lo que bulle en una psyché hecho música. Realmente, son cuatro psyché de cuatro músicos. Concepto de banda, líricas en consonancia, imagen y actitud… todo lo que hace que nuestras mentes puedan parir algo bueno, y adaptado al siglo XXI. ¿Qué más queréis?

Puntuación

Nota - 8.9

8.9

Nota

Sin duda, una propuesta arriesgada, novedosa y ecléctica. Hay que darle muchas vueltas para pillarle el hilo, porque PSYCHO VISIONS son precisamente lo que bulle en una psyché hecho música. Realmente, son cuatro psyché de cuatro músicos. Concepto de banda, líricas en consonancia, imagen y actitud… todo lo que hace que nuestras mentes puedan parir algo bueno, y adaptado al siglo XXI. ¿Qué más queréis?

User Rating: Be the first one !
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba