Criticas - novedades

PUP (CAN) «Morbid Stuff» CD 2019 (Rise Records)

Hay que ver cómo pasa el tiempo y cómo hay cosas que no cambian (¿o sí?). Allá por 1981, THE EXPLOITED sacaban el álbum “Punk’s Not Dead” para apostillar que aquel movimiento no estaba muerto. Estamos en 2019 y si bien es cierto que de aquel Punk de la primera oleada británica de finales de los 70’s no existe, hay gentes que a lo largo de los últimos cuarenta años, han seguido (y siguen) dando caña con música, con actitud y con su contracultura.

Canadá, y en concreto Toronto, no van a ser menos y aportan su granito de arena con estos chicos de PUP. No, el nombre no tiene que ver nada con algo tan cuqui como los puppies (los cachorritos de perro), sino con algo más jocoso. La abuela de Stefan Babcock (vocalista y guitarrista) aseveró en un determinado momento que estar en una banda de Rock era un patético uso de potencial, y, con dos y un palo, el bueno de Stefan y el resto de colegas lo tomaron como nombre de la banda: PUP (Pathetic Use of Potential).

La banda se sitúa en esas indeterminadas coordenadas entre el Rock y el Punk y alguna pincelada de algo más; en muchas ocasiones, los temas suenan a buen rollo y no tienen la mala leche contestataria de las bandas Punks más primitivas y politizadas. Nunca llegan a caer en rollos poperos y en ocasiones, las guitarras pueden ser más sucias y las vocalizaciones más gritonas (por ejemplo en “Full Blown Meltdown, donde Babcock se desgañita a gusto). Pero siempre hay una buena instrumentalización y una banda que se nota que se lo está pasando bien tocando lo que toca (hay mogollón de “gang vocals” con toda la banda cantando al unísono una parte del estribillo, lo que, obviamente, te va a incitar a cantar con ellos).

“Morbid Stuff” abre y en seguida te enganchas a ese sonido y te das cuentas de todo lo que te he dicho: Punk Rock, gang vocals, melodías vocales… Al igual que el tema que sigue, “Kids”, enseguida le pillas el punto y te lleva al siguiente “Free at last”, donde te meten esos coritos de “Uuuuh, Uuuuh” y notas que se te van los pies. Y la fiesta sigue y te llevan hacia esos momentos tan delirantes como “See you at your funeral”, que tiene esos momentos de radiante melódica a lo WEEZER. Por el contrario, “Scorpion Hill” tiene un inicio relajado, intimista y acústico, pero no te fies, que esto es un álbum de Punk, ¿recuerdas? Así que, a mitad del tema, cambiamos de tercio para seguir con las andandas, pero es un tema que va subiendo y bajando de intensidad a lo largo de sus cinco minutos. “Closure” solo añade más gasolina a la hoguera de Punk que estamos escuchando y da paso a otro delirante momento con “Bloody Mary Kate and Ashley”. Y ¿qué me decís de “Sibling Rivalry”? ¿No le pondríais unos coros de “Duh-du-ah”? Al igual que “Bare Hands”, gang vocals, melodías super WEEZER… Despide el disco la melancólica e intimista “City”.

Y es todo lo que tiene el “Morbid Stuff” de PUP, disco de Punk de 2019. Para ser un movimiento que murió sobre 1979, que ya son cuarenta y pico años y demás argumentos en contra… pues PUP están para demostrar que no es así: el Punk no ha muerto (como nos recordaban los EXPLOITED) y sigue joven y rebelde como el primer día.

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar