Crónicas Live

RESURRECTION FEST (Warm Up Party) – 11, 12, 13 y 14 de Julio – Viveiro (Lugo)

Texto: Juan Angel Martos | Fotos: David Déniz

Otro año más Necromance Digital Magazine acudió al Resurrection Fest para contaros lo vivido en un año que el cartel parecía no ser de lo más apetecible pero que con la visita de KISS el sábado, se colgó el cartel de sold out en Viveiro. Pero cada cosa en su sitio y debemos comenzar por lo ocurrido en la fiesta de presentación, el WARM UP del Miércoles 11 de Julio, con los padres del industrial como reclamo, MINISTRY y el súper grupo POWERFLO que salieron a comerse el escenario.

Lo primero que llamó la atención y todo un acierto por parte de la organización fue el cambio de ubicación al Ritual Stage, frente al Main Stage, ya que el año pasado se vieron desbordados por el aluvión de gente y este año quedó ubicado en un recinto mucho más amplio y más cómodo; al igual que los servicios con la instalación de una especie de abrevaderos para los hombres, en ningún momento hubo colas eternas y la limpieza de las casetas este año ha sido perfecta, así como la instalación en el exterior de espejo y grifos de agua para lavarse las manos; CHAPÓ por la organización que año tras año va mejorando.

GOLPE RADIKAL dio el pistoletazo de salida, un grupo al que no conocía y que me sorprendió para bien, venían presentando su álbum “Sombras”, y sonaron muy aplastantes con su dos voces y una actitud muy contundente en el escenario, comenzaron a caldear el ambiente para dejar paso a TEKSUO, uno de esos grupos que les falta un pasito más para encumbrarse en la cima, pero un poco escaso de movimiento en el escenario, aunque con un Diego Teksuo en la voz muy bien trabajada en sus cambios y que arrancaron los primeros circles pit en el publico dejándonos temas como “One Of A Kind”, “Father Of Lies”, cerrando con “Holes” y “Buried”, en un bolo que fue de menos a más y que se ganó al público asistente.

Había oído hablar de los británicos THE QEMISTS minutos antes de su show y la liaron bien gorda con su propuesta original y electrónica y con sus dos vocalistas Bruno Balanta y Oliver Simmons como maestros de ceremonias, hiperactivos y con una actitud brutal sobre las tablas que hicieron bailar a todos los asistentes con su drum n bass/core y su último trabajo “Warrior Sound”, uno de los bolazos del día.

Tras este aluvión de electrónica y adrenalina descargada, hicieron acto de presencia en el escenario RIOT PROPAGANDA, el supergrupo formado por miembros de HABEAS CORPUS y LOS CHIKOS DEL MAIZ cambiando de tercio hacia el rap metal, sus letras reivindicativas calaron el el publico del Resurrection que coreaba sus temas como “Bienvenidos al Paraíso” o “Riot Propaganda”, animando sin cesar a todos los asistentes, aunque personalmente se me hizo largo el directo, demasiado rap para mi gusto, pero para gustos los colores y el rojo y negro de su presencia inundó a un público que lo gozaba por todo lo alto.

La noche iba cayendo en Viveiro y JELLO BIAFRA hizo irrupción sobre las tablas del Ritual Stage con su actitud punk ochentera, donde los años se van notando, aunque le puso mucha intención y no paró de moverse a sus 60 años de edad, con temas como “California”, el único que conocía o “Nazi Punks Fuck Off” y sus discursos entre canción y canción cargado de temas políticos y reivindicativos contra el capitalismo y la globalización. Una leyenda viva que había que ver, pero que aproveche para tomar una birra y cenar algo para la explosión final.

Una de las bandas que más ganas tenia de ver sobre las tablas eran MINISTRY, padres del sonido industrial con Al Jourgensen al frente y presentando su último trabajo “AmeriKKKant”; de hecho el inicio del concierto con una gallina hinchable blanca y dorada y con el símbolo anti nazis en el pecho, fueron los tres primeros temas del álbum “I Know Words” siniestra e introductoria; “Twilight Zone” densa, pesada y con una ambientación muy oscura e hipnótica que te atrapaba en sus redes; acelerando con un temazo “Victims Of A Clown” y su estribillo coreable, mientras las proyecciones anti Trump se procesaban en la pantalla una y otra vez, en una noche repleta de reivindicaciones políticas con los grupos anteriores como RIOT PROPAGANDA. Pero aunque el setlist se centro en este último trabajo, no podían faltar clásicos como “Thieves” o “So What”, con un sonido perfecto, donde las transiciones, la actitud mecánica de la banda con un Sin Quirin (guitarra) imparable. Aunque para la mayoría de gente joven este concierto pasará sin pena ni gloria como “he visto a MINISTRY”, para mí que los llevo siguiendo desde hace años y era la primera vez que los veía será inolvidable.

Y aun quedaba por llegar el punto y final con otra superbanda, POWERFLO y su hardcore metal que salieron con una energía bestial, sobre todo Billy Graziadei (BIOHAZARD) y Christian Olde (FEAR FACTORY), de hecho cuando presentaron a la banda, hicieron unos treinta segundos de temas de sus bandas, una forma muy original de presentarse; el combo de estrellas lo completan Senen Reyes (CYPRESS HIIL) y Roy Lozano (DOWN). Comenzaron con “Resistance”, donde sus guitarras no pararon de saltar, bajarse al público, a los cajones inferiores…, pura adrenalina excepto su vocalista un poco más parado. Himnos como “Where I Stay”, “My M.O.” o “Get Up Stand Up” de su último Ep, brillaron ante un setlist preparado para saltar  y agotar las energías del primer día. Esto solo acaba de empezar.

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar