Crónicas Live

RESURRECTION FEST XII – Chaos Stage, 06/07/08.07.2017 Viveiro (Lugo)

Texto: Juan Angel Martos | Fotos: Juan Morillas

Por fin el jueves por la tarde la organización abría todo el recinto y por primera vez accedí a la zona principal donde se ubicaba el Main Stage, un mastodóntico escenario, el más grande jamás construido en un festival en España, y la verdad es que intimidaba, una pasada. Justo a su lado derecho teníamos la zona Pandemonium, de la que hablaremos en la siguiente y ultima parte, el stand de Monster, con una estructura en forma de piso donde se podía acceder a la terraza, eso sí solo algunos afortunados y la prensa. Mientras que en la izquierda se ubicaban los servicios más grandes del festival, que también se vieron colapsados en determinados momentos, intentando solventarlo con algunos urinarios más en su exterior para hombres, aunque para las mujeres el problema era igual.

Justo enfrente, aparecía el Chaos Stage, un escenario montado con un gran support y torres laterales que le configuraban un aspecto de arco del triunfo romano. En él, se iban a dar los estilos más agresivos y oscuros del festival, donde el death metal, black metal, thrash metal incluso el grindcore eran señas de identidad, además de la comodidad de ver conciertos en el escenario principal y darte la vuelta para echarle una visual a lo que aquí acontecía. Flanqueado por stands de patrocinadores como Jagermeister o José Cuervo, donde se agolpaban decenas de fans, bien para asistir a las sesiones de firmas o para participar en los numerosos juegos que organizaban y obtener chupitos o regalos como premio.

Como nota negativa, y no sé el porqué, todos los grupo que vi padecieron un mal sonido en sus primeros temas, donde las guitarras se distinguían muy poco, o la voz estaba baja o muy alta la percusión…, exceptuando VITA IMANA y OBITUARY, el resto de conciertos que pude asistir, comenzaban con algún problemilla, eso sí, solventado muy rápido y adquiriendo una tónica muy positiva. Quizás pudiera ser por la cercanía del Main Stage y la limitación de pruebas de sonido, limitándose a un chequeo en los primeros temas para adquirir la calidad necesaria.

JUEVES 06.07.2017

Estrene este escenario con los valencianos NOCTEM, cuyo último trabajo “Haeresis” me pareció bestial, por lo que tenía ganas de ver como lo trasladaban al escenario. Siendo las 17:25 de una tarde no muy calurosa, pero con el sol dándoles de lleno, rápidamente comenzaron a derretirse sus pinturas, aunque la banda lo dio todo en el escenario. Uuna vez solventado los dos primeros cortes, la ecualización se colocó a su altura. Una de las mejores bandas de black metal nacional en la actualidad, con toques death muy contundentes y una actitud intachable, a pesar de que la hora no era la más adecuada, pero alguien tenía que abrir el escenario y el resto de grupos eran viejos conocidos por casi todos. Sonaron sobre las tablas entre otras, “Pactum With The Indomitable Darkness”, “Through The Black Temples Of Disaster” o “Eidolon”.

Tras descansar en el bolo de BENIGHTED, de lo cual me arrepiento, pues todo el mundo dice que fue uno de los mejores de este escenario, pero en algún momento del día tenia que comer y tomar fuerzas para lo que estaba por llegar, descubrí a los alemanes DESERTED FEAR, los cuales no conocía. Salieron al escenario a demostrarnos porque están aquí, muy sobrios, sin ningún tipo de attrezzo, solo ellos y su música repleto de riffs y solos de un death metal clásico y muy contundente, con una gran asistencia y el headbanging asegurado con cortes como “Face Our Destiny” o “Kingdom Of Worms”.

Mi jueves en este escenario llegaba a su final y lo hacía por todo lo alto con THE BLACK DAHLIA MURDER, que dieron un show muy enérgico ante miles de aficionados, creando una polvareda continua en las primeras filas con continuos circle pits. Ellos están en plena forma y lo demostraron, a lo que también les acompaño uno de los mejores sonidos del día en este escenario para vomitar cortes como “Contagion”, “Miasma” “Deathmask Diving” o “I Will Return”, una de las primeras canciones que escuché de ellos. Un autentico bolazo.

VIERNES 07.07.2017

Este día, mi pase por el Chaos Stage también fue corto, pero lo que vi fue brutal, TEETHING y VITA IMANA dieron dos señores bolazos. TEETHING y su propuesta de grindcore, se dejaban caer por el escenario en su gira de su primer trabajo “We Will Regret This Someday”, el cual había ganado en melodías y contundencia para darnos un bolazo, aunque se les quedaba un poco grande y esto no quiere decir que sea malo, simplemente que el grupo en salas y más cerca del publico es como demuestra su verdadera potencia y locura, con un Luis (voz) muy carismático que no dudo en subirse a las pantallas, cantar en la valla junto al público, lanzarse sobre ellos…, un conciertazo de estos chavales, lástima que hubiera poca gente, aunque se lo llevaran en el recuerdo y donde sonaron temazos como “Filipino Violence”, “Mic Check” o “White Cross Inversion”.

Tras ver un poco a ANNIHILATOR, fui poco a poco acercándome de nuevo al Chaos Stage, porque llegaba uno de los momentos del día, VITA IMANA, ya que quería ver como sonaba en directo su nueva propuesta, “El M4l”, un disco que supone una evolución en su carrera musical. Con un recinto casi completo, de hecho fue uno de los conciertos de este escenario que más gente hubo en todo el festival, se nota que son muy queridos. Con su técnico Alex Cappa en los mandos, el sonido y la descarga fue brutal, con un Javier Cardoso en plena forma, una percusión atronadora por Daniel García, apoyado siempre por Miriam en los toques tribales, contando a las cuerdas con David Ramos de SKUNK DF. La sorpresa o nota curiosa que tras sonar “Génesis”, “Gondwana” o “Seis Almas”, un elenco de personajes de Stars Wars se afincaba tras el escenario, atestado por la propia banda y los Resu Kids, siendo una de las imágenes del día. “Romper Con Todo”, “Mi Camino” o “El M4l” destrozaron el escenario, en uno de los conciertazos del Resurrection, donde la adrenalina, el arrojo y desempeño fue tremendo por parte de público y grupo, una conexión total.

Para ser viernes, mi dosis de Chaos Stage, llegó a su fin con WARBRINGER y su engalanado telón de cañones y banderas, (portada de su último trabajo “Woe To The Vanquished”. Capitaneados por John Kevill, lleno el ambiente con un thrash metal demasiado clásico, pero muy bien ejecutado, auque a mediados del concierto se me hizo un poco repetitivo y aproveche para cenar y cambiar de escenario.

SABADO 08.07.2017

Este día iba a ser intenso en este escenario, pues llegaban hasta a él dos grandes del black metal, TAAKE y MAYHEM y como fin de fiesta y broche de oro del festival uno de mis grupos favoritos OBITUARY, en lo que a death metal se refiere y nunca los había visto. Aunque este día también hubo una mala noticia, y era la caída del cartel de KRISIUN, debido a problemas  con los aviones, una verdadera lástima pues era otro de los grupos que más ganas tenia de ver.  Una jornada que empezó con los gallegos MUTANT, uno de los grupos nacionales de metal con más proyección, demostrándola en su tremendo álbum “Pleiades”. Jugaban en casa y eso se notaba, aunque comenzaron con muy mal pie, puesto que a mitad de “Guerra Florida” pararon la canción, debido a que a Pla (guitarra y voz), no le llegaba señal por el monitor, pidiendo perdón a los asistentes por su fallo, a lo que le público aplaudió y les apoyo, esto es el directo. Después de esto, bordaron el inicio del sábado en el chaos Stage, donde sonaron “Obsidian” o “Children Of The River” entre otras.

En lo que respecta al black metal, hubo mucha controversia y fueron dos bolos completamente distintos, mientras TAAKE lo bordaba en directo y me sorprendieron con un bolazo y un gran sonido, MAYHEM hacia todo lo contrario, aburriéndome literalmente con una propuesta demasiado oscura para un festival, donde tienen temas muchísimo mejores. Pero vayamos por partes, los noruegos, TAAKE, salieron a comerse el escenario, iniciado“Du Ville Ville Vestland” con un Host desatado y en plena forma, y eso que lleva más de 20 años en la escena underground. Black, con un toque de melodías muy visceral y perfecto para un gran directo, como el que se vio en Viveiro. Por otro lado tenemos a MAYHEM, toda una eminencia en cuanto al black metal se refiere, siendo una de las bandas míticas, contando con su fundador Necrobutcher en sus filas y con Attila en la voz como otro de los miembros clásicos. Su propuesta se basó en “De Mysteriis Dom Sathanas”, considerado una obra maestra del black metal. Ellos dieron su concierto, ataviados con capuchas y un telón que iba cambiando y diferenciando las partes del directo, con un sonido noventero, ruidoso y muy poco definido pues todo era una bola de sonido, donde la voz se escuchaba muy baja…, pero ellos sonaron como son, como se grabo su casete en 1994, sonaron a MAYHEM y dieron un concierto que están llevando de gira por toda Europa, como una especie de introspección, de misa ritual que si conecta con el público se transformará en una noche mágica, pero que si no llegas a conectar te aburrirán como si no hubiera un mañana.

Tras cuatro largas e intensas jornadas de música, cerveza y buena comida, contando los momentos de caminata, estar de pie, saltar…, como todo, el festival llegaba a su final y lo hizo por todo lo alto, OBITUARY, agotó las pocas energías que nos quedaban y dieron un señor concierto, una lección magistral de lo que es ser un clásico del death metal. Con una luz tenue y oscura, John Tardy, Trevor Peres y Donald Tardy, miembros fundadores de la banda en 1984, destrozaron lo que quedaba de noche, alternando canciones de su nuevo trabajo “Obituary”, el cual me parece demoledor, con clásicos como “Don’t Care”, “Words Of Evil” o “Slowly We Rot”.

Y así despedimos Viveiro y el Resurrection Fest 2017, con el deseo de volver sea cual sea el cartel, en 2018. Toda una experiencia, que si la pruebas una vez, ya no la podrás dejar.

Este artículo ha sido leído: 439 veces!!!

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *