Crónicas Live

ROUTE RESURRECTION FEST – AT THE GATES + WORMED + SOUND OF SILENCE (SALA SANTANA 27 – BILBAO – 07.03.2015)

Route-Resurrection-Fest-2015-At-The-Gates-Wormed-Sound-of-Silence-900x1268

Crónica: José Mora | Fotografías: Jaime Photolive

19 años. Se dice pronto, pero es mucho tiempo. Casi dos décadas han tenido que pasar para que AT THE GATES, tal vez el combo por excelencia del “Goteborg sound” y una de las bandas mas influyentes de la historia del metal, visitaran España de nuevo en una gira de salas. Sí, es cierto que desde su reunión pisaron un par de nuestros festivales (Electric Weekend 2008 y Resurrection Fest 2012), pero como bien sabéis… no es lo mismo. Ambos fueron shows más que notables e intachables en cuanto a actitud por parte del banda, pero la frialdad de los grandes festivales, las limitaciones de horario, sonido y medios de los “open air” nos hacía suspirar por tener a los suecos en una gira en condiciones por nuestro país. 19 años después de aquella gira de presentación del “Slaughter of the soul”, la banda volvía, y echando la vista atrás resulta gracioso ver lo mucho que ha ocurrido y cambiado la escena para ellos y el metal en general en todo ese tiempo: AT THE GATES se deshacen como banda ese mismo año 1996, se centran en otros proyectos musicales por separado alcanzando diferentes niveles de popularidad y calidad, y pocos años después el death metal melódico se convierte en un fenómeno casi masivo dentro del mundillo metalero. De repente eran copiados y clonados por bandas y bandas de metalcore (generalmente con unos muy pobres resultados, todo sea dicho) y reivindicados por todo hijo de vecino, tanto que en 2007 se reunieron ante el clamor popular, supuestamente para una gira de pura nostalgia que les llevaría de nuevo a la zona noble de los grandes festivales de medio mundo y finalmente, al ver que llevaban ya estirando cosa de seis años eso de “gira de reunión” y que ya no colaba el asunto, decidieron grabar un disco que vió la luz el pasado 2014. Un disco que, todo hay que decirlo, sin ser la quintaesencia del género, es un álbum de reunión muy digno, fiel a su estilo y con los mínimos esperados para una banda como ellos fácilmente superados sin despeinarse demasiado.

Así que, con su primer disco post-reunión “At war with reality” ya sonando en varios miles de reproductores de mp3 del mundo (y puede que algún que otro reproductor de CD y plato de vinilo), los suecos confirman tres fechas en sala en nuestro país. Las expectativas eran muy altas, y pese a que en el resto de tramos mundiales de la gira de presentación contaban con tremendas bandas de acompañamiento como Triptykon, Vallenfyre, Converge o Morbus Chron mientras que aquí nos tuvimos que consolar con teloneros locales, lo cierto es que había muchas ganas entre la comunidad metalera de ver como se defendían At the gates en las distancias cortas.

Cuando llegamos a la Santana 27 de Bilbao, el comentario de “ayer no sonaron muy allá y no llenaron la Penélope en Madrid” no nos hizo dudar en ningún momento ni nos causó inquietud. Esta gente son suecos, fríos, profesionales, calculadores y  en definitiva, saben bien lo que se hacen. Por nuestras experiencias en conciertos previos, sabíamos también que la sala debería estar a la altura de las circunstancias, así que todo estaba de cara para que AT THE GATES nos demostraran que han vuelto con ganas de demostrar quien manda en la escena death melódica escandinava. Pocos minutos después de que entráramos en la sala, los asturianos SOUND OF SILENCE tenían la papeleta y el honor de abrir para una banda como los suecos. Es cierto que a nivel puramente estilístico son uno de los grupos mas adecuados del metal nacional para tocar con ellos, pero también lo es que la de Bilbao no fue una de sus noches mas afortunadas o brillantes. Justo tras terminar el primer tema, los problemas técnicos con parte de la batería de Pity tuvo el show parado durante unos cinco minutos. El publico se enfrió, el nerviosismo afloró y, aún así consiguieron arrancar unos cuantos aplausos al respetable que, en lineas generales, disfrutaba más de las partes mas death metal que de los breakdowns mas “core” de su música. 35 minutos de show que causó una cierta disparidad de opiniones entre el público y que sirvió como una toma de contacto con el buen sonido que nos depararía la Santana 27.

A continuación, los madrileños WORMED jugaban con el hándicap de practicar un tipo de metal muy distinto al de la banda principal de la noche Su brutal death con ramalazos técnicos no suele ser el primer plato en el menú metalero del fan medio de AT THE GATES y eso se notaba en el ambiente. Ellos se mostraron intachables, pulcros y precisos a un nivel casi robótico (muy acorde con su temática futurista / ciencia ficción) en términos de ejecución instrumental. El sonido fue de nuevo más que decente, pero el público no entendió muy bien de que iba el asunto, tal vez por la linealidad de las guturalísimas voces de Phlegeton y lo complejo de su propuesta. Les tocó jugar en una plaza difícil, y pese a ofrecer un show muy competente, la sensación de que no encajaron todo lo que deberían era generalizada.

Sin embargo, todo cambió cuando Tomas Lindberg y los suyos pisaron el escenario de Santana 27. AT THE GATES arrancaron tal y como comienza su último redondo, con la intro “El altar del dios desconocido” y el trallazo “Death and the labyrinth” directo a nuestra yugular. Al seguir con dos inevitables clásicos como “Slaughter of the soul” y “Cold” ya tenían a la sala entera en su bolsillo. Cualquier resquicio de duda acerca de si la banda estaba engrasada o no, se diluyó rápidamente. AT THE GATES estaban en plena forma, el sonido era tremendamente bueno y las más de 500 personas que disfrutamos del show nos comenzábamos a frotar las manos porque la actuación iba a ser de muchos quilates.

Como cabía esperar, buen parte del repertorio del grupo se basó en temas de su último disco (“Eater of gods”, “Heroes and tombs”, “The circular ruins”…) así como de su seminal obra maestra “Slaughter of the soul” (“Nausea”, “Under a serpent sun”, “World of lies”…), con alguna que otra pincelada de sus tres primeros discos intercalada para que los fans mas “vieja escuela” de la banda también tuvieran su momento. Tomas Lindberg no necesitaba soltar grandes parrafadas ni hacer nada fuera de lo común para ganarse a la gente con su carisma. Estuvo simplemente perfecto a las voces y en su papel de frontman. El resto de la banda, algo mas sobria en cuanto a actitud (son escandinavos, ya sabéis), pero tremendamente eficaz y acompasada en cuestiones puramente musicales. El motor rítmico del grupo, el pluriempleado batería Adrian Erlandsson, dió toda una lección de “metal drumming” directo y conciso, contundente y sin grandes artificios. Las guitarras de Anders Bjorler y Martin Larsson sonaban tan compenetradas y armonizadas como siempre, mientras que el bajista Jonas Bjorler tal vez tenía el perfil mas discreto del grupo, pero cumplía a la perfección con su cometido con una solvencia pasmosa.

Así, fueron descargando tema tras tema sin apenas dar respiro a los presentes. Los bises, implacables a base de “Blinded by fear” (el tema que todos en la sala conocían y que causó una locura generalizada entre el público), “Kingdom gone” de su tremendo “The red in the sky is ours” y “The night eternal” de su último disco, sirvieron para poner broche de oro a una buenísima actuación de AT THE GATES. Hora y 20 minutos de auténtico death metal melódico al estilo Gotemburgo, sin respiros, miramientos ni experimentos. Saben lo que hacen y lo hacen bien. Muy bien. Tremendamente bien. Salimos de la sala asintiendo con la cabeza. Satisfechos. Nos han pasado por encima casi sin darnos cuenta. Ahora, que no pasen otros 19 años para que vuelva a ocurrir.

Setlist AT THE GATES:
El Altar del Dios Desconocido (Intro)
Death and the Labyrinth
Slaughter of the Soul
Cold
At War With Reality
Terminal Spirit Disease
Raped by the Light of Christ
Eater of Gods
Under a Serpent Sun
Windows
City of Mirrors
Suicide Nation
Heroes and Tombs
Nausea
The Circular Ruins
World of Lies
The Burning Darkness
The Book of Sand (The Abomination)
—-
Blinded by Fear
Kingdom Gone
The Night Eternal

Este artículo ha sido leído: 723 veces!!!

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *