Clásicos

SABBAT (GBR) “Dreamweaver” (Noise Records, 1989)

Por Daniel Gallar

Nunca me cansaré de decirlo: los británicos SABBAT fueron un grupo mágico e irrepetible.”Dreamweaver: Reflections Of Our Yesterdays”, que salió a mediados del año 89, es un auténtico discazo con atmósfera, plagado de riffs pata negra y voces de lo más interesante. Pero aparte de eso SABBAT eran mucho más y es que sus discos tenían un carácter intelectual y poético muy inusual para el estilo thrash (incluso hoy en día), con letras inteligentes e increíblemente bien escritas cortesía de Martin Walkyer así como estructuras complejas y progresivas capaces de deleitarnos con temas largos que nos dejaban con ganas de más, cosa que por aquellos tiempos sólo grupos “grandes” eran capaces de hacer en contadas ocasiones.

Como iba diciendo, en el apartado de letras es donde se llevan la matrícula de honor. Seamos francos, muchas de las letras de thrash de la época distaban de ser demasiado brillantes o profundas — lo cual nunca supuso ningún problema, ojo. Pero es que Martin Walkyer (que posteriormente formaría SKYCLAD) era un auténtico poeta de la lengua de Shakespeare. Lejos de sus letras quizás demasiado filosóficas en el grupo de folk metal SKYCLAD, en SABBAT siempre destacó por sus historias con mensaje. Letras relatadas que te inspirarán y elevarán. Como comenté en mi reseña de su álbum de debut “History of a Time to Come”, es indudable que SABBAT, y por supuesto su forma de cantar influyó mucho a grupos como CRADLE OF FILTH.

Andy Sneap, que años más tarde se convertiría en uno de los productores más prolíficos de la historia del metal, es el auténtico cerebro y jefe de esta obra y sus riffs se hacen más enrevesados, elaborados y progresivos si cabe que en el disco de debut. En este disco cuenta con Simon Jones a la guitarra rítmica, es decir, para “Dreamweaver” SABBAT se nos presentan como quinteto por con Fraser Craske al bajo y Simon Negus a la batería (también del primer disco) para completar la formación.

Si bien su debut tiene un buen fundamento cohesivo a nivel letrístico, “Dreamweaver” es sin duda un álbum conceptual — y de los mejores que se han hecho en la historia del metal debería añadir. Este trabajo está basado en el libro “The Way of Wyrd” de Brian Bates, que relata la historia de un misionero cristiano que se adentra en un viaje de peregrinación cuyo fin es la conversión al cristianismo de los paganos en el sur de Inglaterra. Parece un tema bastante genérico pero el señor Walkyer se encarga de brindarnos letras, conceptos y sensaciones que nos robarán el corazón a medida que este monje (que viaja del norte al sur de la Inglaterra medieval), lejos de cumplir su misión, va descubriéndose a sí mismo y el final queda abierto con la más que probable posibilidad de que Wat Brand (ése era su nombre) se convierta al paganismo.

La obra comienza con una inquietante y siniestra intro que nos lleva de lleno a esa auténtica joya que es “The Clerical Conspiracy”. Riffs a mansalva, furia y agresividad mientras Martin canta con esa voz tan particular que parece que esté escupiendo veneno por la boca a cada estrofa. El tema trata las discusiones entre monjes del norte de Inglaterra antes de emprender el viaje al sur para la conversión de los paganos. Hay un tono muy oscuro y siniestro en este tema con un estribillo enloquecedor. El próximo tema es una auténtica sorpresa para un disco de thrash ya que se trata de una especie de balada acústica que nos sirve de intro a uno de los temás más brillantes de la placa. “Advent of Insanity” son los pensamientos de Wat Brand durante el viaje en barco al sur de Inglaterra… absolutamente espectacular. Además el tema nos brinda el “vaivén” del barco y tiene un aire místico/marítimo fascinante.  La grandiosa “Do Dark Horses Dream Of Nightmares?) tiene unas guitarras de ensueño y un estribillo muy pegadizo. Aquí el monje Wat Brand se queda dormido a la espera de su guía y tiene un sueño en el que se le aparece el espíritu de un caballo negro. Tiene quizás uno de los mejores solos del álbum (aunque todos son una delicia). Acto seguido pasamos a la madre del cordero con ese riff devastador de “The Best of Enemies” y luego el de “How Have the Mighty Fallen”. Madre mía cómo se las gasta Andy Sneap. Vaya tralla que le metía a la guitarra con esos riffs agresivos y crujientes repletos de fuerza y muy, muy pegadizos. Lo bueno de este disco es que a las pocas escuchas se quedará instalado en tu hipotálamo y te llevarás esos riffs ya a la tumba. “Wildfire” es un tema más diferente, más corto y al grano, sin tanta floritura, pero muy bueno y con letras muy paganas de luchas de espíritus de lo más profundo de los bosques de Inglaterra. Y ya para acabar está la épica “My History”… un tema único con un gran estribillo y un aluvión de riffs thrash que te dejarán exhausto. Aquí nos encontramos a final del viaje y a Wat Brand se le aparece una mujer que le asegura que es su alma y que en ella encontrará todas las respuestas que anda buscando. “Happy Never After” es una excelente “outro” que te hará mirar a las estrellas en una experiencia casi mística.

“Dreamweaver” es y siempre será uno de los discos más infravalorados de la historia del metal. Todavía no logro comprender cómo este grupo no llegó más lejos y siempre pensé que es muy triste que este grupo legendario sólo durara tres álbumes (si bien el tercero fue sin Walkyer y, aunque no fue para nada un mal disco, perdió mucho del encanto de las dos primeras obras).

Para aquellos fanáticos del thrash que todavía no conozcan esta maravilla… ya tardáis. Es un disco que quizás no te entrará a la primera pero que a las pocas escuchas te cautivará por su belleza, por su brillantez, por su calidad compositiva y musical y, al ser un grupo que por desgracia duró tan poco y que sin duda ha pasado al “cult status”, devorarás aún con más ganas descubriendo cada vez nuevos matices y detalles a cada escucha. Compra o muere, no hay más. ¡¡ABSOLUTAMENTE SENSACIONAL!!

“”The clerical conspiracy begins,
We shall wash away your sins-
We have come to purify!!”

Este artículo ha sido leído: 366 veces!!!

Nota - 9.7

9.7

Nota

Para aquellos fanáticos del thrash que todavía no conozcan esta maravilla... ya tardáis. Es un disco que quizás no te entrará a la primera pero que a las pocas escuchas te cautivará por su belleza, por su brillantez, por su calidad compositiva y musical y, al ser un grupo que por desgracia duró tan poco y que sin duda ha pasado al “cult status”

User Rating: 4.9 ( 3 votes)
Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close