Clásicos

SABBAT (GBR) “History of a time to come” (Noise Records, 1988)

Fecha de salida: 15.01.1988

Por Daniel Gallar

Nos encontramos de lleno en el año 1988 en Reino Unido con una escena thrash británica casi inexistente que está empezando a despegar. Sólo los eternos ONSLAUGHT llevan unos años dando dolor de oídos, si bien sus comienzos tiraban más al hardcore punk. A estas alturas se está incubando lo que luego se denominaría el “UK Thrash” que llegó a tener cierto renombre con grupos muy válidos como XENTRIX, ACID REIGN, SLAMMER o los ya mencionados ONSLAUGHT. Todos estos grupos sacarían sus respectivos discos de debut en 1989 (aunque ACID REIGN sacaron el infame mini LP “Moshkinstein” en 1988). SABBAT, la banda que hoy nos ocupa, llevaba desde el ’85 produciendo demos que acabaron cautivando al poderoso sello teutón Noise Records, que acabó fichándolos justo a tiempo para que grabaran su primer álbum “History of a Time to Come”.  

Seamos totalmente francos: desde que los descubrí tengo absoluta pasión por este grupo. SABBAT eran un poco diferentes del resto de grupos thrash. Sin haberlos escuchado, ya sólo por las fotos, había algo diferente. Un toque oculto/medieval muy especial… no era una imagen “urbana” o “callejera” como nos tenían acostumbrados los grupos thrash ya establecidos. También me parecía muy interesante el aspecto andrógino de su vocalista Martin Walkyer en las fotos. Por alguna razón hay grupos que te logran cautivar sin haberlos escuchado por el aura que se desprende de las fotos de promoción, y con SABBAT este fue el caso.  

SABBAT debutaron con la Noise Records y de qué forma. “History Of A Time To Come” es un disco impresionante lo mires como lo mires. A nivel de riffs esto es un auténtico festín cortesía del absolutamente increíble Andy Sneap (que grabó esta obra con 18 años recién cumplidos y de hecho el grupo tuvo que esperar a que cumpliera la mayoría de edad para poder firmar con la Noise). La voz de Walkyier es inconfundible, no sólo la voz en sí sino la forma de frasear las letras. Es que no puede ser otra persona. Es un estilo muy personal que, claro está, puede no gustar. Para mí claro está es genial.   

SABBAT tenían un enfoque mucho más intelectual que otros grupos de thrash de la época (bueno, de todas las épocas diría yo) con letras profundas y poéticas que embellecían la lengua inglesa. Conceptos medievales/ocultos/paganos ambiciosos pero nunca pretenciosos. Siempre auténticos y genuinos y que se adaptaban perfectamente al tipo de thrash que tocaban. Oscuro, envolvente y misterioso pero con un sonido extremadamente orgánico — la verdad para quitarse el sombrero.  

A nivel compositivo el álbum ofrece mucha variedad y, a pesar de la corta edad de sus componentes, se nota muchísima madurez. De partes cañeras y espídicas con riffs tirando a complicados se pasa en cuestión de medio segundo a pasajes más sencillos con guitarras acústicas entrelazadas con mucha fuerza y mucho sentimiento subyacente. Su thrash es bastante impredecible pero nunca caótico, siempre es cohesivo.   

La voz de Martin Walkyier se merece un párrafo aparte. Absolutamente fascinante. Ya en los ’90 en SKYCLAD se haría mucho más versátil pero no por ello mejor. En SABBAT de alguna forma “escupía” esos versos enrevesados y complicados con una fuerza y convicción extraordinaria como si de una serpiente venenosa se tratara. Por otra parte, como todo genio que se precie, tenía un rasgo único que luego algunos intentaron imitar… el de añadir un ‘ah’ después de la última sílaba de la última palabra de cada estrofa. Por ejemplo, en la fascinante “Behind The Crooked Cross” (no confundir con el temazo de SLAYER) la estrofa “through each strata of society… the poison infiltrates” se convertiría en “Through each strata of-ah society-ah the poison-ah infil-ah trates-ah.” Un toque tan personal y atípico da un carácter muchísimo más genuino a la obra. SABBAT eran thrash sin un atisbo de duda pero eran mucho más y no se parecían a nadie. Y, por supuesto, esto no es thrash comercial para consumo de MTV…  

Ya de lleno en el desglose de temas: tras una intro que ya pone los pelos de punta entra esa bomba llamada “A Cautionary Tale” que nos pone a tono para el aluvión de riffs que nos espera. “Hosanna in Excelsis” es uno de los mejores temas a nivel letrístico, relatando la venganza de los ángeles caídos contra la Tierra y el Cielo. Digno de mención es el breakdown riff a mitad de canción. Absolutamente bestial. “Behind The Crooked Cross” es otra joya con una calidad demencial con letras oscuras y esotéricas en las que Walkyier, sin ningún tipo de tapujos, expone el dilema de si Adolf Hitler era un loco o, por el contrario, un mago cuerdo. El final es absolutamente enloquecedor con ese “be-hind-tha-croo-ked-crosss!!”. “Horned is the Hunter” tiene un toque hipnótico, inquietante y misterioso con esas guitarras acústicas que te trasladarán a otra dimensión. “I For An Eye” fue quizás el tema más conocido de esta placa, y puedo comprender por qué. Excelentes armonías y riff principal con ese “buuurniiing!!”. Un tema que rinde tributo a las “brujas” que perecieron quemadas durante la nquisición.   

Hagamos nuevo párrafo aquí porque la instrumental “A Dead Man’s Robe” te robará a hurtadillas el corazón. Es una auténtica joya con una atmósfera que se puede cortar con un cuchillo. Me encanta el intercambio entre velocidad y partes más ralentizadas y super cañeras que te harán agitar la cabeza hasta que empiece a doler de lo lindo. Hay de todo aquí… breakdowns, acústicas… Una gozada que sólo un grupo tan especial como SABBAT podía haber compuesto. Y ya para acabar nos hallamos ante la furiosa “The Church Bizarre” que denuncia la hipocresía de cierta parte de la iglesia (siempre a modo de crítica razonada y nunca blasfemando). Una auténtica pasada a todos los niveles. Está claro que Walkyier estaba muy influenciado por la literatura inglesa clásica y ello dejó una huella indeleble que luego grupos como CRADLE OF FILTH imitaron (la verdad es que, por lo menos en los primeros discos, con bastante acierto). Y es que Dani Filth siempre se ha confesado fanático de SABBAT y se nota a la legua. También hay que decir que es muy posible que SABBAT hayan influenciado a más de un grupo de black metal británico (aparte de CoF los HECATE ENTHRONED serían un buen ejemplo) con su enfoque oculto/poético tan característico.  

La producción es quizás lo “menos bueno” del álbum aunque siempre me ha parecido correcta. Me resulta difícil criticarla y por lo menos cada instrumento puede “respirar” y se escucha perfectamente. El bajo de Frazer Caske es perfectamente audible y con líneas más que interesantes y la batería de Simon Negus cumple su función a la perfección sin ser la octava maravilla del mundo. Hablando de producción… como muchos sabréis Andy Sneap acabaría siendo uno de los productores de metal de mayor prestigio (amén de su paso por los más que interesantes HELL).  

En definitiva, “History Of A Time To Come” es un álbum de culto que ha pasado a la historia como uno de los discos más infravalorados de la historia del thrash. Un disco que fascina de principio a fin, maduro, complicado, “difícil” de escuchar y con una atmósfera que pone los pelos de punta. Sólo su segunda obra “Dreamweaver” conseguiría superar esta obra maestra… pero eso es agua de otro cántaro. ¡¡SOBERBIO!!

Burning — into the fire.
Burning — a funeral pyre!!!! 

Este artículo ha sido leído: 117 veces!!!

Nota - 9.5

9.5

Nota

SABBAT eran un poco diferentes del resto de grupos thrash. Sin haberlos escuchado, ya sólo por las fotos, había algo diferente. Un toque oculto/medieval muy especial... no era una imagen "urbana" o "callejera" como nos tenían acostumbrados los grupos thrash ya establecidos.

User Rating: 5 ( 2 votes)
Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *