Clásicos

SEPULTURA (BRA) “Arise” (Roadrunner records, 1991)

Por Jorge El Alaoui

De clásicos va esto, y por fin me estreno con uno. No podría ser ni más ni menos que una de las bandas que más me alucinaron en mi adolescencia. Acostumbrado al power metal y folk metal no sabía lo que me esperaba al descubrir por internet una banda llamada SEPULTURA, de Brasil… ¿Enserio había bandas de metal de Brasil? Si que las había si… y pedazo descarga de agresividad me esperaba cuando vi el videoclip de “Arise”.

Del mundo del Thrash metal solo conocía las cuatro canciones típicas de METALLICA, que nada, absolutamente nada tenían que ver con las líneas musicales de esta banda. Y sí hoy en la sección de clásicos os traemos el disco de Arise, de los brasileños SEPULTURA, lanzado en 1991.

La punta del triángulo de su etapa más “Thrasher” (Schizophrenia, Beneath The Remains y este Arise)  donde vemos una rebaja en la velocidad y que mantiene e incluso aumenta la pesadez y agresividad del mismo. Una pieza angular en su carrera donde cierran una etapa y arrancarian otra más tribal, pesada y arraigada en su cultura.

Con actualmente la formación divida en dos, por un lado los hermanos Cavalera y por otro lado Andrea Kisser y Paulo Jr., cada uno por su cuenta celebrando el aniversario de Roots. Todavía anhelamos su conjunción en una banda histórica. Representando un antes y un después no solo en la historia de la música más agresiva, sino también en la historia de su propio país al convertirse en la banda de metal más internacional e influyente de la historia de Brasil.

Sin más dilación vamos a realizar un análisis de lo que para mi es uno de los mejores discos de la historia.

Con una riff demencial y extremadamente corto arranca la canción que le daría nombre al trabajo. “Arise” suena a fuerza bruta, rabiosa y a día de hoy sigue sonando con la misma fuerza huracanada con la que se estrenó. Dejando de lado su lado más oscuro visto en el “Beneath The Remains” se concentraron en toda la agresividad y rabia que pudieron descargar, y no fué poca.

En “Dead Embryonic Cells” se le debe dar una matrícula de honor a Igor Cavalera, el pulso y motor de este cuarteto. Dueño de la batería es extraordinario su trabajo en este tema, contundencia y fusionándose con el mismo metrónomo no hay golpe que no quede perfectamente encajado. Con encabalgamientos rapidísimos y acompañando a una voz de Max nítida, rasgada y muy cabreada tenemos la locura instrumental de las seis cuerdas, Andrea Kisser se dejó el alma y las manos en este trabajo, con riffs muy rápidos y muchos de ellos característicamente cortos y con un solo espectacular el guitarrista brasileño pone la guinda a esta canción.

“Desperate Cry” es otra bandera de la banda. Con un inicio rozando lo acústico no se tarda mucho en dejar caer el primer riff del tema como una avalancha en nuestros oídos. Con Igor reventando como si no hubiera un mañana la batería y Max acompañando a Andrea en la rítmica, sin olvidarnos de Paulo Jr. a los frenéticos golpes de las cuatro cuerdas hacen de esta canción una obra maestra dentro de su carrera, y una de mis favoritas también.

“Murder” nos devuelve el frenetismo de sus dos anteriores trabajos con riffs más largos y al igual que su sucesora en el disco, bautizada bajo el nombre de “Subtraction”,  nos realizan una vista atrás a temas estandarte de los brasileños como “Troops Of Doom”. Batería violenta y unas líneas de guitarra y bajo de infarto hacen que saquemos el lado más animal que tenemos y queremos descargarlo con la misma rabia que hicieron ellos en su día. 26 años después aún mantiene intacto ese espíritu guerrero que ha hecho que muchísimas personas de arreen de lo lindo en pogos durante un cuarto de siglo… y lo que queda señores…

Con una introducción muy salvaje y nativa se anuncia otro peso pesado de este discazo, “Altered State”, con los registros más oscuros de Max Cavalera insertados en el disco, se convierte en una de las canciones más violentas del mismo. Una batería inigualable a día de hoy, sí… INIGUALABLE… Igor Cavalera ha sido, es y será uno de los mejores baterías de la historia. Y ojo que esta canción tiene también el mejor solo en mi opinion del trabajo. Andrea Kisser se sacude el hombro en este corte y de la mano de su compañero de cuatro cuerdas logran cerrar un corte de seis puñeteros minutos perfectos lo mires por donde los mires. Cambios y más cambios, pasajes rapidísimos y otros más atmosféricos hacen de “Altered State” una obra maestra de su carrera, sin duda alguna, y si no revisen los archivos y viajen a una fecha muy conocida y que se convirtió en algo muy especial. Una fecha de sus 220 que hicieron de presentación de Arise por más de 35 países. ¿Alguien recuerda un VHS que lanzaron llamado “Under Siege”? ¿Sabeís dónde se grabó? En Barcelona, si señor, ese concierto de Barcelona en la sala Zeleste en Mayo del 91 fue sin duda el mejor directo de la banda. Pegadle una visita a la filmoteca de youtube y buscad el clip grabado con el tema “Altered State” vereís a lo que me refiero.

El tema más oscuro del disco y que daría nombre a su directo de Barcelona que comercializarían un año después es sin duda “Under Siege (Regnum Irae)” con sus distorsionadas voces que recuerdan a un exorcismo y sus riffs más pesados de todo el disco. Tampoco pierde fuelle ni magia, mantiene la esencia de la banda y del disco sin problema. Una pieza contundente que pese a verse eclipsada por otras más completas no deja de desmerecer su sitio en esta obra prima de la banda de Belo Horizonte.

Con unos riff más rápidos y limpios arranca “Meaningless Movements” recordándonos a líneas europeas de bandas como DESTRUCTION o SODOM. Max sigue incombustible a la voz y la rítmica de seis cuerdas, haciendo una comunión perfecta con Andrea, una pena que la relación no se limitara solo a los instrumentos y acabaran rompiendo años después esta unión mágica. En fin, desgracias que pasan y que aquí los fans rezamos porque tengan una revelación divina y olviden sus diferencias para una última gira a la cabeza de los SEPULTURA originales.

De roces va la cosa y Max tampoco tuvo muy buena relación con otro peso pesado del panorama extremo de su época, hablo de Tom Araya, vocalista de SLAYER. Pese a sus diferencias es innegable que las influencias de los americanos sobre Max pesan es esta canción designada bajo el nombre de “Infected Voice”. Lógico homenaje puesto que dieron sus primeros conciertos siendo invitados por parte de los californianos en su gira. Además que todos conocemos historias de “mátame y te mataré” y luego con los años acabar compartiendo escenario, no nos viene de nuevas. Así que volviendo al corte que finaliza esta joya solo nos cabe comentar que es Slayer en su máximo exponente. Baterías frenéticas sin descansar ni un puñetero momento. Riffs vertiginosos rozando la epilepsia y una voz gutural rasgada de Max convertida ya en una voz inconfundible dentro del mundo del metal. ¿Os imagináis cantando a dueto Araya y Cavalera esta canción en directo? Yo no se de bragas… pero mis gallumbos se irían corriendo solos.

Damos por finalizado el disco, y sí… aquí finalizaba su primera versión de 1991, y si… ya sabemos que sacaron el ‘97 una reedición con cuatro temas más, entre ellos una versión de “Orgasmatron”de MÖTORHEAD, pero aquí analizamos clásicos, y no hay nada más clásico que la criatura sin revisiones ni reediciones, conforme la soltaron en el mundo.

Estamos sin duda alguna ante uno de los mejores discos del metal extremo de la historia. Y no lo digo pese a las amenazas por parte de mis compañeros de redacción, pintadas en la fachada ni por el hecho de verme dos ruedas del coche pinchadas al haber cogido esta reseña… no. Lo digo porque es la jodida verdad, un disco cargado de técnica, rabia, pasión, dedicación, esfuerzo y calidad, no solo de los músicos, sino de todos aquellos que aportaron su grano de arena en su día en la grabación, masterización y demás palabras acabadas en -ción que tengan que ver con este disco.

Un disco que 26 años después sigue sonando fresco y salvaje, sigue manteniendo cada ápice de calidad y sentimiento que pusieron los cuatro brasileños en su día y que sigue inspirando e influenciando a generaciones enteras de nuevas bandas y músicos. Solo me queda rezar que un día de borrachera se llamen entre ellos arreglando sus diferencias y firmen una reunión de SEPULTURA

¿Max? ¿Andrea? Sois muy majos y tal… si me leéis… ¿Que tal una gira del 30 aniversario del Arise?

Este artículo ha sido leído: 973 veces!!!

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *