Novedades

SERENIUS (FRA) “Cocoon” CD 2017 (Autpeditado)

Por Lluís García Sola

Parece mentira que los franceses SERENIUS acaben de editar su tercer álbum de estudio “Cocoon”, y es que con tantas idas y venidas, cambios de formación y momentos en los que parecían tirar la toalla tiene mucho mérito que sigan al pie del cañón. Death Metal de tintes melódicos y un toque muy “moderno”, firmando un nuevo disco realmente notable y a la altura de lo que cualquier aficionado del género puede demandar.

“World” arranca dura, muy pesada y tan breve como apenas los dos minutos de duración marca. Los parisinos con su alma matter al frente, el guitarrista y vocalista Larry Etienne, y los riffs densos de Louis Borel dejan muy claras sus intenciones. “Identity” ya suena mucho más complejo, ganando velocidad y recordándome vagamente a los primeros TRIVIUM con esteroides. Se ponen realmente brutos con “Animal”, todo un zarpazo de Death Metal que hace honor a su nombre, mientras que “The Shell” saca a relucir su lado más melódico y heavy, eso sí, en la faceta instrumental, ya que Etienne sigue escupiendo irá en cada verso que escupe violentamente, arropado por unas líneas de guitarra más armónicas y un buen repertorio de cambios rítmicos.

Siguen por la misma senda agresiva con “Shadows of Misery”, volviendo a esa esencia más clásica y melódica en “Business of Fear”, cuidando al detalle todo el aspecto relacionado de la instrumentación. Las baquetas de Cyril Gromoff golpean sin piedad en el inicio de “Hate by All Means”, en la que colabora Joachim “Josus” Preschner, ajustando la intensidad y las revoluciones según el pasaje del tema. Sorprenden en el siguiente corte, “Core Depths”, con un tono mucho más relajado aunque igual de oscuro, envuelto bajo el manto de unas melódicas guitarras sobresalientes en su extenso y calmado solo. Eso sí, la profunda y gutural voz sigue omnipresente sin importar cual sea el ritmo predominante en la composición.

Con “Papers” vuelven a recordarme a los TRIVUM a los que anteriormente hacía referencia, sobretodo en el juego que comparten la dupla guitarrera formada por Etienne y Borel. Siguiendo la estela de una de cal y una de arena, en cuanto a la velocidad pero no la calidad de las canciones, “D.M.P.” vuelve a sonar más Heavy Metal a pesar de la brutalidad vocal que manifiesta la banda durante todo el compacto. Como podréis imaginar, suben una marcha en “The Candle Flame”, alternando las voces más guturales con los tonos más desgarrados, y los omnipresentes dibujos melódicos que firman las seis cuerdas, para despedirse con la atmosférica “Infinity”. Se nota cierto innegable toque al mejor Max Cavalera de SEPULTURA en el trabajo de Etienne, que poco tiene que envidiar al brasileño. Un disco que les coloca en una gran posición dentro del género, a pesar de la dificultad que entraña la inestabilidad de la formación de SERENIUS.

Este artículo ha sido leído: 231 veces!!!

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *