Clásicos

SLAMMER (GBR) “Nightmare scenario” (Heavy Metal Records, 1991)

Fecha de salida: 08.04.1991

Por Daniel Ureña Cruz

Ya ha llovido desde que este álbum cayó en mis manos por primera vez, desde que tuve oportunidad de escucharlo, y la conclusión a día de hoy sigue siendo la misma de antaño: uno de los mejores discos de la historia del thrash, de esas joyitas escondidas que rara vez tienden a ser consideradas en su justa medida, en gran parte a la nula continuidad de la banda y a una vida corta pero intensa como formación, lo que la hace poco conocida para el público general salvo en los circuitos underground. Elegante, técnico y directo a partes iguales, producido con ese sonido clásico que tanta magia posee y que, por supuesto, define al thrash, “Nightmare Scenario” se constituye como, personalmente, una piedra angular del género. ¿Y qué ocurrió para su desaparición? Pues lo que pasó, simple y sencillamente, con una gran multitud de bandas thrash durante la década de 1990: no saber reciclar el sonido en un momento en que el death metal vivía su momento dorado como evolución del estilo del riff continuo. No obstante, como rectificar es de sabios mejor desaparecer del mapa a tiempo y dejar una serie de obras interesantes que continuar de capa caída, por los suelos y en continuo y sistemático declive, tal y como formaciones como VIO-LENCE desgraciadamente hicieron.

Procedentes del Reino Unido (Bratford) pero con un sonido extremadamente americanizado a la Bay Area, SLAMMER demostraron aquí una mayor oscuridad y tecnicidad con respecto a su primera obra, “The Work of Idle Hands…”, igualmente otro sólido baluarte del estilo de la zapatilla y el chaleco de parches. “Nightmare Scenario” no es un plástico fácil en su primera escucha, pero los continuos cambios de rítmicas a medio camino entre MEGADETH y METALLICA bien merecen el esfuerzo de sentarse a disfrutar de un disco cargado de arreglos y detalles más que interesantes, oxigenando una escena donde los clones se repetían sin cesar y la falta de ideas cada vez iba en aumento. Es cierto que las influencias procedentes de bandas americanas son enormes, pero eso no constituye problema alguno para disfrutar de un álbum cañero muy por encima de otros productos británicos de la época, de otros inventos llamados XENTRIX, ONSLAUGHT o RE-ANIMATOR. SLAMMER tuvieron peor suerte que los citados, fueron denostados con mayor propiedad, aunque dejaron para la posteridad una serie de grabaciones que bien merecen la pena rescatar del olvido, llenas de fuerza y calidad compositiva. No obstante, el thrash británico nunca gozó de la consideración que el americano tuvo, a pesar de la vertiente tan extrema que bandas como SABBAT tuvieron, deudores directos del sonido SLAYER, KREATOR o SODOM, y precisamente a SLAMMER se les incluye dentro del saco de las explotación del sonido en época álgida de la Bay Area. Cualquier sello especializado en metal quería sacar su tajada de ello, participar de la fiesta comercial que METALLICA estaba viviendo por todo lo alto, y SLAMMER cayó en las redes, al igual que bandas del calibre de TORANAGA u ONSLAUGHT. Había que ser partícipes del éxito cosechado por METALLICA y MEGADETH que tuvieron en sus giras por Europa para captar la atención del sonido thrash americano y poder hacer negocio fuera del Nuevo Mundo con formaciones capaces de  integrarse perfectamente en las estructuras sonoras americanas.

El líder de la formación, Dean Wilson, formó SLAMMER desde las cenizas de la NWOBHM, concretamente desde la banda EXCALIBUR, procediendo otros miembros de bandas como STEEL, ROUGH JUSTICE o DEADLINE. Tras fichar por Warner Bros en su primer trabajo, la banda tuvo la oportunidad de girar con formaciones del calibre de MOTÖRHEAD, CELTIC FROST o PANTERA. No obstante, su lento declive les hizo terminar fichando por Heavy Metal Records, un sello inglés para este “Nightmare Scenario” que en su momento pasó más que inadvertido y fue un completo fracaso, llevando a la banda a su disolución. Sin embargo, a medida que los años fueron pasando se reconoció al disco la categoría incluso de culto por una pequeña minoría, entre la que se encuentra quien esto escribe, desde luego. El trabajo, aunque se tache de vulgar, insulso y falto de ideas, bien posee unos pasajes instrumentales más que encantadores, lejos de lo que bandas en las que supuestamente se basaba dejaban (y dejan) siquiera entrever. Curiosamente SLAMMER surgieron como la alternativa a METALLICA en Europa para terminar siendo un producto caduco cuyo final fue no solo su disolución, sino también la marcha de Milo, guitarrista de la banda, para ingresar en las filas de DAMAGE INC., una banda tributo a METALLICA (curioso y risible cuanto menos…).

Y ahora vamos a lo importante de verdad, al álbum, a destripar todo este mecanismo de rapidez, riffs asesinos, tecnicidad y una voz llena de adrenalina. “What’s your Pleasure” es el corte encargado de abrir el álbum, donde ya se deja notar una progresión en la instrumentación fuera de lo que en EEUU el thrash de la Bay Area practicaba. Aquí existen rítmicas y cambios más complejos de lo que en el Nuevo Mundo se hacía por el momento, lo que siempre diré, dota de gran originalidad a este disco (atención a la línea de bajo en solitario que en el centro del tema aparece). Aquí todos los instrumentos se introducen al unísono o respetando sus turnos, en una mezcolanza de sonidos propia de bandas de thrash progresivo. Seguimos con “Greed”¸ como continuación del primer corte. Nuevamente asistimos a rítmicas potentes y pesadas para alternar con la rapidez propia del thrash. Como elemento primordial a todo el trabajo, que in crescendo se mostrará durante el álbum es la oscuridad de la que hace gala. “In the Name of God” se constituye como el tema más destacable del disco. Una auténtica oda a las rítmicas de MEGADETH y la voz de METALLICA. Se trata de un tema rápido y directo que bien podría haber aparecido en cualquier álbum de los dos grupos anteriormente citados, tal y como ocurre con “Just Another Massacre”, cargada de ritmos alternados entre la oscuridad más absoluta y atmosférica con riffs cañeros y tiempos cortados, sello de identidad de SLAMMER en este último álbum. Con “Architect Of Pain” y “Every Breath” la banda nos demuestra cómo también puede integrarse en el thrash-heavy más clásico, aunque pronto las rítmicas de batería acompañadas de guitarras lentas hacen acto de presencia. Si en algo SLAMMER destaca es precisamente en las alternancias rápidas-lentas; prácticamente todas los cortes se perfilan en dicha estructura. Entrando en la recta de los cuatro cortes finales encontramos “Every Breath”, que junto a “In the Name of God” supone el mejor tema del plástico. En esta ocasión las voces al unísono propias del thrash-hardcore hacen acto de presencia para una alternancia compleja de rítmicas donde la batería lleva claramente las riendas. Palm-mutes rápidos y con una distorsión potente acompañan al dolor de cuello. Todo ello se eleva a la máxima potencia en “Corruption”, un corte donde la voz de Paul empieza a seguir una línea paralela a la instrumentación en plan narrador agresivo. Maravillosos tiempos del resto de instrumentos ponen la guinda del pastel para un tema equivalente al bagaje que ya llevamos escuchado del cómputo total del álbum. Las dos últimas partidas del plástico muestran cómo SLAMMER saben terminar con mucha caña un trabajo: “Think For Yourself” es un completo alegato al thrash más rápido donde la influencia de METALLICA nuevamente se deja notar, aunque las líneas de voz estén más cerca del crossover-thrash, sin descanso y llenas de furia. “L’Ultima”, como su nombre indica, es el cierre de este “Nightmare Scenario”, donde la influencia de TESTAMENT es más que evidente y palpable durante todo el recorrido del tema, de carácter lento, relajado y en cierto modo, experimental. Un buen cierre de obra para un álbum más que recomendable, casi obligado en su escucha. Oscuridad, tecnicidad, dureza, rapidez y potencia hacen de “Nightmare Scenario” un álbum único, haciendo oídos sordos a las malas lenguas por tacharlo de poco original y plano. Lejos de eso, SLAMMER dejaron aquí un legado corto, pero muy intenso y elaborado. “Nightmare Scenario” es uno de los mejores álbumes de la historia del thrash, y que cualquiera del Big Four venga a rebatírmelo.

Este artículo ha sido leído: 149 veces!!!

Nota - 9.8

9.8

Nota

Oscuridad, tecnicidad, dureza, rapidez y potencia hacen de “Nightmare Scenario” un álbum único, haciendo oídos sordos a las malas lenguas por tacharlo de poco original y plano. Lejos de eso, SLAMMER dejaron aquí un legado corto, pero muy intenso y elaborado. “Nightmare Scenario” es uno de los mejores álbumes de la historia del thrash, y que cualquiera del Big Four venga a rebatírmelo.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *