Criticas - novedades

SODOMISERY (SWE) “The Great Demise”

Testimony Records, 2020

AUTOR: Scheitan

Para quien no conozca a SODOMISERY, yo no los conocía, son una banda sueca de death/black melódico que tras un fantástico EP homónimo en 2017, su ideólogo y guitarrista Harris Sopovic (WARHEIM) decidió tornar el proyecto de estudio inicial, para el que contó con la ayuda de estupendos músicos y el poderoso vocalista Johan Fridell (NETHERBIRD), en una banda de la mano del bajista Paul Viscolit, por aquel entonces conductor del bus, mientras andaban de gira con DIABOLICAL. 

El pasado 22 de Mayo publicaron a través de la modesta discográfica alemana Testimony Records su debut en largo, “The Great Demise”. De portada inspiradora, describe el mito platónico del pastor Giges, cuando tras un terremoto ve como la tierra se agrieta, surgiendo un abismo justo donde pastaba su rebaño, al que Giges desciende y encuentra el anillo de invisibilidad dentro de un caballo de bronce. Platón uso el mito, al igual que SODOMISERY líricamente, a modo de denuncia contra la corrupción, tiranía, egoísmo y sobretodo el injusto comportamiento provocado por las religiones en base a su supuesta superioridad. Un debut este, al que he dado muchas vueltas, más de las que suelo dar habitualmente a los discos que sé que no van a perdurar en mi memoria ni que van a formar parte de mi lista de los mejores del año. El álbum no es malo en absoluto, tiene buena producción y muchos detalles de calidad, sobretodo por parte de la dupla que ha formado Sopovic con Magnus Grönberg (ex-PREACH) a las guitarras, pero es monótono y eso lo lastra. Reporta demasiado al death/black melódico sueco de leyendas como DISSECTION, SACRAMENTUM, NECROPHOBIC o los propios DIABOLICAL y compararlos con estos sería demasiado piropo. En su favor, debo alabar la frescura que han sabido dar a un sonido tan interiorizado por muchos de nosotros, añadiendo a los clásicos, gélidos y repetitivos disonantes acordes menores y arpegios blackers, cierto groove palmutero (que por momentos djentea), haciendo de temas como “Into the Cold”, “Sacrifice”, “In the Void” o “Arise” los cortes más interesantes del álbum, no por su originalidad ni su potencia pero si por su elaborada estructura y el buen uso del tempo. 

“Into the Cold” tiene buena cabalgada sueca de base, misteriosa doble armonía y estribillo coreable a lo AMON AMARTH. “In the Void”, es para mí la mejor, juega estupendamente con el tempo y genera a la perfección la profundidad del abismo, donde Sopovic se acerca al registro vocal poderoso de Fridell del EP además de lograr el afilado óptimo en el trémolo y el punzante arpegio principal. También brilla vocalmente en la contenida “Until They Burn”, donde emula la mítica intro acústica de “Where Dead Angels Lie” de DISSECTION.

Más tradicionales y compensadas, en beneficio de la contundencia, encontramos “Reapers Key”, tema que abre el disco en modo torrencial donde lucen bajo y batería, por momentos generando esa locomotora a lo ROTTING CHRIST y adornada por un solo atmosférico de quilates. O “The Messenger”, más Gothemburg, o “The Great Demise”, que contiene algo de épica, armonicazo, estribillo pegadizo y buena compenetración en la doble armonía, pero que acaba cansando, como casi todas las canciones del disco, que parecen obligadas a durar cinco minutos o más.

Todavía ando degustando los buenos discos publicados a finales del año pasado de DIABOLICAL y NETHERBIRD, además de estar maravillado por las recientes joyas por parte de los también suecos KVAEN, los holandeses GOD DETHRONED o los alemanes THE SPIRIT además del retorno de NAGLFAR. Esto es lo de siempre, un disco que de soltero podría maravillar, cuando no te comes un colín, pero que me pilla desbordado de propuestas más originales, poderosas e interesantes.

Puntuación

Nota - 7.1

7.1

Nota

Para quien no conozca a SODOMISERY, yo no los conocía, son una banda sueca de death/black melódico que tras un fantástico EP homónimo en 2017, su ideólogo y guitarrista Harris Sopovic (WARHEIM) decidió tornar el proyecto de estudio inicial, para el que contó con la ayuda de estupendos músicos y el poderoso vocalista Johan Fridell (NETHERBIRD), en una banda de la mano del bajista Paul Viscolit, por aquel entonces conductor del bus, mientras andaban de gira con DIABOLICAL. 

User Rating: Be the first one !
Etiquetas
Mostrar más

Scheitan

Redactor

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar