Novedades

SORROWFUL LAND (UKR) “I remember” CD 2018 (Solitude productions)

Por Cesar Luis Morales

Elegiaco, esa es la palabra. Elegiaco significa que es relacionado con la elegía, que es triste y lastimero. Y para que nos entendamos, una elegía es una composición poética que lamenta la muerte de una persona u otra desgracia. Para que quede bien en una conversación casual, esa es la palabra que podríamos asociar al Doom Metal: Elegiaco.

Una de las características principales del género es esa lentitud y esa atmósfera que se respira a lo largo de todo lo que escuchamos. Para mí la clave del sonido fue el “The Angel and the Dark River” de los británicos MY DYING BRIDE (1995) donde establecieron la base y se distanciaron de otras bandas con un sonido más basado en el Rock, me refiero en cuanto a instrumentalización. PARADISE LOST grabaron cosas tan excelentes como el “Icon” y el “Draconian Times”, pero seguían siendo banda de rock: bateria, bajo y guitarras. MY DYING BRIDE tenían la ventaja de contar con un violín y unos teclados, cortesía de Martin Powell que le daban su toque. Y esas letras melancólicas y poéticas del siglo XIX, con referencias a los clásicos románticos como Lord Byron, Blake o Shelley. MY DYING BRIDE se lo podían permitir porque eran de Staffordshire, y ya es bastante deprimente ser británico…

Pues resulta que ahora descubrimos a SORROWFUL LAND, y su última grabación “I rembember”, un discazo que nos recuerda los mejores momentos de los británicos, teniendo en cuenta que esos mejores momentos son el reflejo de un tormento emocional y una melancolía que son capaces de enviarte al psicoanalista para tratarte una depresión inducida por la escucha de según qué música. Y ahora, para más inri, descubrimos que SORROWFUL LAND ni siquiera es una banda, es el proyecto en solitario de un muchachito, ucraniano por más señas, llamado Maks Molodtsov, que aparte tiene otra banda llamada EDENIAN.

Pues en “I rembember”, el citado púber nos ofrece un recital de cómo hacer un disco de Doom en 2018. Lo bueno de las one-man-band es que puedes hacer y deshacer a tu antojo, grabar lo que te venga en gana y, ¡ojo, que esto también hay que tenerlo en cuenta!, tener una visión musical de lo que quieres. Tener en tu cabeza el mapa de lo que quieres hacer: esto va aquí, esto va allí, la batería hace esto, el bajo le sigue con esta melodía y aquí realizan el break, donde entra la guitarra con esta melodía, etc., etc… Pues ahí está Maks Molodtsov llevando a SORROWFUL LAND por dónde él quiere y grabando un monolito del Doom/Death Metal de los históricos. Aquí no existen acompañamientos de cuerda, los pianos son apenas inexistentes y se reducen a meros acompañamientos de un leitmotiv de tres o cuatro notas, etéreas y tristonas.

Lo que si recorre el disco es una melancolía que se te mete en los huesos, llevada magistralmente por las melodías de las guitarras, armoniosas, pero tristes, dejando espacios donde respiras lo que podría ser tu último aliento; las guitarras, como digo, llevan esas melodías tan características del Doom, riffs atmosféricos y evocadores, y en este “I rembember”, Maks Molodtsov ha contado con un vocalista distinto para cada una de las seis mini-sinfonías que componen el disco. Uno para cada canción, uno para cada estado de ánimo y atmósfera. Si es cierto que muchos de ellos optan por las vocalizaciones más guturales, dándole ese toque más Death a las interpretaciones, salvo en el primer tema “And wilt Thou weep when I am Low?” donde brilla con claridad la nítida voz de Kaivan Saraei (vocalista de A DREAM OF POE). El resto del disco… pues una glorificación de la desesperanza, un (como titula la última canción) Reino de la Nada. Esos cantos poéticos, esa poesía decimonónica, tan evocadora, tan desesperada se filtra aquí en títulos como “When the World’s gone cold” o “A father I never had”, y te estremecen hasta el tuétano de los huesos.

Vamos, que no es un disco para animarte el fin de semana. Pero si eres capaz de ver la belleza en una flor que se marchita; si, a pesar de la decadencia, ves la luz en las tinieblas…Este disco es de los tuyos, y es de los que tienes que tener en un lugar especial de tu estantería.

Nota - 8.9

8.9

Nota

Vamos, que no es un disco para animarte el fin de semana. Pero si eres capaz de ver la belleza en una flor que se marchita; si, a pesar de la decadencia, ves la luz en las tinieblas…Este disco es de los tuyos, y es de los que tienes que tener en un lugar especial de tu estantería.

User Rating: 5 ( 1 votes)
Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar