Entrevistas

SOULROT (CHL)

Entrevista con JH Wilschrey, DE Fredes y JL Olmos.

AUTOR: Luis Martinez
Los chilenos SOULROT editan a través de Memento Mori su nuevo y segundo trabajo “Victims of Spiritual Warfare”, una nueva demostración del potencial que tiene esta banda dentro del Death Metal y del que nos habla en profundidad sus tres miembros JH Wilschrey, DE Fredes y JL Olmos.

Primero de todo, un placer poder entrevistaros de nuevo. Para empezar, preguntaros cómo estáis y cómo vivís esta época tan dura con los confinamientos por el COVID-19?
JH: Saludos Luis, ya con una cerveza en mano mientras redacto estas respuestas, nos gustaría expresar el honor que sentimos de formar nuevamente parte de esta sección de Necromance. Sobre cómo hemos vivido este virus, te comento que acá en Chile desde marzo hemos estado haciendo cuarentena desde nuestras casas. Gran parte de la población ha cambiado su modalidad laboral a trabajo remoto, pero no deja de preocupar la situación de muchas personas que no pueden optar por esta modalidad, ya sea por la naturaleza de su trabajo o que muchos son trabajadores independientes. A pesar de las pobres medidas de nuestro gobierno, esperemos que esta situación no se extienda más de lo necesario y podamos volver pronto a una normalidad que nos deje este momento tan solo como un amargo recuerdo.

Vamos a hablar en esta primera pregunta de cómo funcionó “Nameless Hideous Manifestations”, ¿Qué tal fue la recepción de los medios, público y underground en general? ¿Qué aportó este debut a SOULROT?
JH: Ufff, no solo la recepción sino todo el proceso fue increíble y enriquecedor. Nunca pensamos que nuestro primer disco podría generar tanto ruido en rincones tan distintos del planeta. Desde la salida del CD en España a través de Memento Mori y en grecia el formato Tape (Screaming Victims) y LP (Floga Records), nos han llegado muchos buenos comentarios de la calidad musical y sonora, rememorando a modo de homenaje aquellas bandas de Death Metal de los 90s que escuchábamos y nos batían el cráneo. Ha sido potente leer reviews y opiniones tanto positivas como negativas, pero sobre todo el recibir en modo de comentarios y mensajes el cariño que guardan los bangers con este material. Nunca pensamos, por ejemplo, que se convirtiese en un material de culto. Acá en nuestro país las copias en todos sus formatos se nos acabaron muy rápidamente y eso nos llamó muchísimo la atención. Aún hoy día hay bangers que nos contactan para tener copias de este material en su colección.
DE: Desde las Entrevistas y reseñas hasta la compra de material, fue un muy buen recibimiento, agradecemos mucho el apoyo en ese sentido, también nos da retroalimentación a través de todas las críticas, pero el hecho de haber puesto todo de nosotros en el proceso, se retribuye enormemente con la buena energía de la gente, que nota el trabajo ya sea en los instrumentos como en la producción, y creo que entrega esa vibra de hacer las cosas de forma creativa.

Bien estos días se edita el nuevo álbum “Victims of Spiritual Warfare”, de nuevo bajo la ayuda del sello Memento Mori. Tras haber trabajado con ellos en vuestro debut del año 2017, ¿qué nos puedes comentar de su trabajo con SOULROT, vuestra relación con el sello y expectativas con este nuevo álbum?
JH: Así es Luis. Con los años hemos forjado una relación muy cercana con Memento Mori en base a la confianza mutua y la calidad de nuestro trabajo en conjunto. Para la banda trabajar con Raúl Sampedro ha sido trabajar con gran amigo que no solo nos apoya, sino que no tiene pelos en la lengua para decirnos si “la estamos cagando” o no jajaja. Agradecemos mucho su sinceridad y confianza, y creo que como banda hemos correspondido muy bien en base a la calidad de nuestro trabajo. En base a esa relación es que nuevamente decidimos trabajar en conjunto con Memento Mori para Victims of Spiritual Warfare, el que creemos es un digno sucesor de Nameless Hideous Manifestations. El proceso de producción fue muy similar salvo algunos elementos en la fórmula que quisimos innovar. Por un lado, VoSW tiene un génesis más desde el grindcore ácido como Napalm Death, Traumatic y Terrorizer pero manteniendo esa esencia de sonido sueco en base al HM-2. Creemos que las nuevas canciones de VoSW van a dar tanto que hablar como lo fue NHM, gracias a su propuesta sonora y creativa, pero también al pequeño toque ácido que quisimos incorporar haciendo canciones más cortas y más rápidas.
DE: Una tremenda experiencia trabajar con Memento Mori, agradecemos mucho su disposición y excelente trabajo. El nuevo álbum ha sido un nuevo ciclo que cumplimos de nuestra forma de hacer música, bastantes ensayos para revisar y pulir las canciones, más el trabajo con el metrónomo. Esos pequeños cambios que se nos ocurren durante las grabaciones, en fin jugar y disfrutar el proceso, sabiendo desde dónde viene lo que queremos comunicar.
JL: Tenemos una muy buena relación con Raúl de amistad y trabajo, es muy grato trabajar con el sello. Este nuevo trabajo en particular trae más del grind del ‘90 con el sonido de Soulrot, los singles liberados han tenido una crítica positiva.

Adentrándome en la música de este nuevo CD, he comprobado que habéis optado por incluir bastantes temas, 15 algo poco habitual en grupos de Death Metal, acortando la duración de los temas en muchos casos. ¿Cuál es el motivo de esto? ¿Creéis más en el sentimiento que ofrece un tema directo y corto o en temas más largos y que ofrezcan diferentes atmosferas?
JH: VoSW es un viaje, directo, doloroso y punzante. Temas cortos y directos sin mucho aviso ni parafernalia. Nos gusta mucho esa esencia propia del Grindcore o el D-beat en que puedes comunicar mucho desde tan poco, la filosofía más purista del menos es más. Riff simples, ritmos fáciles de asimilar y letras desgarrantes. Esa es un poco la fórmula del caos que utilizamos en el proceso jajaja. Creo que incluso incluyendo los intermedios y las canciones más extendidas, es una experiencia auditiva que se hace corta y amena, gestando constantemente el deseo de querer seguir escuchando más y más.
DE: Desde que se gesta la idea de un material nuevo, nos enfocamos en lo que queremos manifestar, y en los ensayos se fue dando de forma natural, una y otra vez hasta que nos convence cada tema, en esta ocasión fuimos en esa línea de hacer canciones cortas, más apegadas al grindcore, pero con el sonido de Soulrot.
JL: Es algo que se a tratado de mantener a la hora de crear en Soulrot, canciones directas que queden en tu mente!

Siguiendo un poco más con este nuevo álbum, quiero comentaros que suena verdaderamente potente y pesado, pero sin perder ni un ápice de nitidez y creo que es algo ha mejorado con respecto a vuestro álbum debut. ¿Qué nos puedes decir de la grabación y qué sentimientos tenéis hacia ella tras unos meses de su finalización?
JH: Muchas gracias por tus comentarios sobre la producción Luis y nos alegra mucho saber que este sonido “bulldozer” no pasó desapercibido jaja. No creo que la producción de VoSW sea superior o inferior a NHM, más bien suena distinto por el cambio metodológico en el proceso de mezcla. Acá “la mano” en la cocina cambió un poco pasando el rol de ingeniería de mezcla de Javier Reyes, quién mezcló NHM, a mi persona. En el proceso de NHM estuve más que nada asistiendo a Javier como productor y director de ciertas decisiones, pero todo el mérito del sonido logrado de Nameless es 100% de Javier Reyes. Creo que con todos estos años de amistad, y porque no decirlo, de constantes peleas, he aprendido mucho de su metodología y criterio para entender el porqué buscar o no cierto sonido, y eso lo valoro enormemente ya que es muy difícil mantener una amistad al mismo tiempo que seguir con el rigor de querer entregar piezas de arte bien construidas y definidas.. VoSW representa más bien mi propia visión del sonido Soulrot considerando todos sus ancestros y en lo que nos gustaría transformarnos. Queríamos buscar un sonido ácido que nos diferencie un poco de todas estas bandas Entombed-like, que sin querer sonar peyorativo, hacen que el sonido HM-2 los encierre en un género muy rígido, donde la forma de componer y expresar ideas está muy definida por lo que dice la norma. Creemos que con Soulrot podemos dar estos pequeños pasos fuera del género, romper reglas y sentirnos bien tocando un buen Death Metal. También nos gustaría destacar el trabajo de mastering realizado por Javier Félez, quién nos aportó un tremendo sonido resaltando toda la acidez que buscábamos con VoSW. ¡Muchas gracias Javier!

Sin duda, vuestro estilo está realmente enraizado en el viejo Death Metal que salía a finales de los años 80 y principios de los 90, de países como Suecia (sobre todo), Finlandia o Noruega. En mi opinión, creo que SOULROT ha conseguido ya un nivel donde, aunque las influencias estén en vuestra música, no puedo decir que se copie a una u otra banda. ¿Cómo veis vosotros vuestra búsqueda de una identidad propia en vuestra música y no ser una copia de otras bandas legendarias del estilo?
JH: Personalmente creo que los conceptos de creatividad o innovación a veces se sienten un poco grande e inalcanzables, sobre todo cuando uno compara su trabajo con el de otras bandas o incluso con sus propias influencias. Cuando aparece este sentimiento creo que el término “robar como un artista” encaja a la perfección ya que no hay que tener miedo a copiar o influenciarse de bandas o estilos para construir cosas nuevas. Con esto no estoy diciendo que haya que influenciarse de una sola banda o copiar literalmente un riff o una idea, ya que eso es derechamente plagio. Me refiero más bien a tomar elementos de muchos lados para generar algo nuevo. Pueden ser influencias musicales tanto dentro del Death Metal como fuera de él, incluso otros estilos musicales y artísticos. Lo importante es hacerlo conscientemente y de una manera honesta. La creatividad es un proceso iterativo de copia e imitación, desde que aprendemos a tocar un instrumento con covers de Iron Maiden por ejemplo, hasta qué somos capaces de entregar algo tan nuevo y fresco que puede sonar como un montón de bandas, pero no es ninguna en particular.
DE: Al darse cuenta del proceso musical, ya sea con el instrumento y sus posibilidades, como en la composición, todo lo que escuchamos influye, y escuchamos tanta música de distintos estilos, que finalmente las influencias son muchas. Este proceso es constante por lo que cada vez que comenzamos un nuevo trabajo, venimos con muchas ideas, la evolución no se detiene y no solo cuando ensayamos si no en el día a día, eso nos da bastantes opciones para probar ritmos y sonidos que destaquen.
JL: La idea siempre es tener tu identidad como Banda o más bien crear tu sonido, pensando en que hay bandas que ya crearon el sonido o estilo, pero entre ellas habían diferencias que marcaban su sonido, eso es lo que se debe buscar, siempre influenciado por bandas de la vieja escuela.

Supongo que el componente lírico es importante para SOULROT, ¿Qué temas habéis trabajado en este nuevo álbum? ¿Hay algún tema que os guste destacar en vuestras letras y que nos puedes comentar sobre la evolución en este tema a lo largo de la historia de la banda?
JH: Ha sido difícil encontrar un concepto central que logre abarcar un imaginario propio y que por supuesto logré conectar con el/la oyente de Soulrot. Creo que VoSW ha sido un desapego de esa necesidad que teníamos de justificar el miedo o el horror a través de la ficción para aterrizarlo a algo más tangible y cercano. Desde nuestro EP All Hail the False Kings quisimos dar un pequeño golpe de timón que nos hiciese sentir más seguros del mensaje que queremos transmitir a través de nuestra música. Si bien es pretencioso pensar en que una canción pueda cambiar la forma de pensar de las personas, creemos que plantear temas atingentes y que puedan conectar con lo que vivimos día a día puede marcar la diferencia entre pensar o no qué ocurren con ciertas decisiones. Hoy vivimos en una sociedad tan automatizada, tan ajena a la realidad que viven las personas, que creemos, en base a nuestras convicciones de vida, que debemos plantarle cara a todo lo que no está bien. Es lo que siempre ha hecho la música desde sus épocas inmemoriales, comunicar sentimientos y exponer nuestros malestares. Una de las canciones que más me gustan del disco es All That Remains, que relata de una manera eufórica la negación a la pérdida de un ser querido. Esta canción simboliza todo el oscuro momento que siente una persona después de la partida de un familiar o cercano, sintiéndose todos los días arrepentido de las cosas que nunca se dijeron o de las muestras de cariño que nunca se entregaron. Finalmente todo lo que queda son recuerdos para los vivos, y cada uno decide qué es lo que hace con ellos.

En esta ocasión no habéis optado por una portada en color y con un tema específico, sino que se ha escogido la crudeza del blanco y negro para representar distintas formas de decadencia y morbosidad. ¿Qué nos puedes comentar sobre el arte de “Victims of Spiritual Warfare” y qué tratáis de transmitir a través de este arte?
JH: Creímos que la mejor manera de reflejar una temática tan deprimente como las guerras espirituales era con una portada en B/N y por supuesto con un gran artista que entendiese su trasfondo. Aprovechando la oportunidad, queremos agradecer mucho el trabajo de César Valladares, ya que le apuntó claramente a lo que queríamos expresar jaja.  Nos gustó mucho el estilo de puntillismo y trao de César, y creo que fue una gran decisión ya que tiene una crudeza muy característica. Recuerdo que en esa época nos llamaba mucho la atención el materializar una portada multitemática. Pensamos en hacerlo a través de fotomontaje (como lo hacían Napalm Death, Gorefest o Terrorizer), pero creo que encontrando las inspiraciones adecuadas, César pudo graficar todo lo que necesitaba ser graficado. Un par de discos que sirvieron de inspiración (tanto en portadas como en música) fueron el Ácido Argentino y el Victimas del Vaciamiento de Hermética. Ambos discos en particular me marcaron muchísimo, ya que a través de su lírica tan bien pensada el oyente puede encarnar todas las injusticias y dolores que vivieron (viven) los Argentinos (y gran parte de los países latinos) en esa época. El contexto histórico de Hermética es fascinante ya que encontraron inspiración en un contexto tan duro y crudo, con tan pocas oportunidades, y sin embargo lograron con ello crear una música tan inspiradora y vigente. Creo que a pesar de todas las limitaciones técnicas que puedan tener ambos discos, son piezas de arte totalmente atemporales. Me gusta pensar que la portada de VoSW tiene un poco de ese sentimiento. Creo que lo descubriremos en 20 o 30 años más jaja.

En la anterior entrevista que os hice en 2017, me comentabais que os encantaría poder traer la música de SOULROT a Europa, ¿Será con este nuevo álbum cuando podáis dar ese tremendo paso adelante? ¿Qué tal van las presentaciones por vuestro país?
JH: Lamentablemente aún no se ha dado la oportunidad, es decir, ni siquiera hemos podido salir de Chile a algún país vecino jajaja. Tenemos muchas ganas de poder tocar en otros países, no solo de latinoamérica sino que poder aterrizar en el viejo continente para poder mostrarles nuestro Death Metal con sabor latino. Esperemos que ya normalizado y estabilizado el tema de la pandemia podamos organizarnos mejor para planificar una gira o por lo menos una visita a otros países. Sería genial poder visitar España pronto ya que tenemos un par de amigos y varios bangers que nos deben unas rondas de cerveza jaja.

¿Qué podemos esperar en un futuro de SOULROT?
JH: Al igual que se puede pensar en King Crimson como una metodología para hacer música más que una banda, pienso que Soulrot es algo parecido (guardando las proporciones, claro). La experimentación es parte de nuestra esencia y de la forma en que amamos la música, no solo como metaleros sino como melómanos. Con cada año nos despegamos cada vez más de la idea de que Soulrot es un imaginario limitado a hacer Death Metal vieja escuela entre 3 personas, es más bien una forma de crear y entregar a la gente un batido de música que resulta de mucha otra música que escuchamos y digerimos, y que en consecuencia, nos gusta tocar y ejecutar. La música es una forma de escape de nuestra realidad, por lo que se puede considerar como una especie de terapia, pero también es una ciencia que se puede medir al mismo tiempo que una forma de arte que llena el alma. Creemos firmemente en el poder que tiene la música de expresar sentimientos y malestares, y que éstos puedan ser escuchados por cualquier otra persona que ni siquiera conoces y le puede sacudir el cráneo con un significado personal. Creemos que Soulrot es nuestra forma de entregar nuestra música y convicciones al mundo, y que éste lo reciba en forma de blastbeats y riffs de ultratumba.

Bueno esto es todo por ahora, recibir un cordial saludo desde la redacción de NECROMANCE MAG. y desearos mucha suerte con este nuevo álbum. Si queréis añadir algo más este es vuestro momento.
JH: Muchas gracias Luis y Necromance por el tiempo y el espacio. Esperemos que todos los oyentes Victims of Spiritual Warfare puedan disfrutar de este viaje que preparamos y puedan entregar sus almas a la aplanadora de HM-2. 

Etiquetas
Mostrar más

Luis Martínez

Redactor

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar