Criticas - novedades

STEINBOCK (ESP) «Till the Limit» CD 2019 (Art Gates Records)

AUTOR: Daniel Gallar

¡Lérida existe! Es curioso porque hace unos meses tuve el gusto de reseñar el debut de la formación catalana BLINDPOINT y ahora toca el primer larga duración de este cuarteto con nombre alemán STEINBOCK (que traducido sería «capricornio» en castellano). Banda formada en 2013 y con dos EPs editados, ahora nos brindan este LP de debut titulado «Till the Limit» de la mano del sello valenciano Art Gates Records.

Está BASTANTE claro que la joven formación lleidatana ha escuchado METALLICA con muchísima atención. De eso no cabe duda, y además doy por supuesto que es algo que no intentan ocultar. Sería tontería. ¿Nos encontramos por tanto con un grupo más que se limita a copiar a los californianos? Yo no llegaría a tanto. Esto es heavy/thrash aunque tirando más al thrash diría yo… yo les ubicaría en la época «Black Album» por momentos y luego ya noto muchas influencias de sus discos más recientes tipo «Death Magnetic» o «Hardwired»… esos discos semi-thrash de METALLICA con toques más modernetes para no quedarse fuera de onda. El disco es cortito, 36 minutos, lo cual me parece perfecto porque más temas hubieran supuesto un problema a la hora de disfrutar de la placa (esto es hoy en día bastante normal). 

Pasemos a los puntos fuertes: estos chicos saben tocar. ¡No te quepa la menor duda! Hay energía positiva, buen riffeo cañero con actitud y bastante dinamismo. Los temas están bien compuestos. Los arreglos son acertados. El disco está muy bien producido, rollo thrash moderno, con un tono thrash de guitarra con guiños al hard rock bastante acertado y solos muy currados, con un bajo audible y penetrante y un tratamiento de la batería excelente. El disco en sí, sabiendo que es un disco de debut y que la formación (al menos por lo que se ve en las fotos promocionales) es bastante joven, me hace esbozar una sonrisa porque uno se da cuenta de las horas y horas y más horas de trabajo que se han pegado estos chicos para sacar este disco. Se nota ímpetu y energía (sin estas dos características es imposible hacer thrash en condiciones). Se nota que están hambrientos. Hay un buen feeling groove que impregna toda la obra y que te hace mover el pie. Hasta ahí todo bien. 

Pasemos a las pegas: las voces no me convencen… ni en ejecución ni en producción. Tampoco es que me disgusten, ojo. Aparte del hecho más que evidente de que son una copia descarada de James Hetfield, las veo bastante limitadas. Al principio están bien, no son una maravilla pero se complementan bien con el buen hacer a nivel musical. Pero al rato… lo siento pero se pueden hacer un poco cargantes y monótonas. Tampoco me mata a nivel de producción el tratamiento que han dado a las voces. Suenan un poco «secas»… les falta un poco de calidez. ¿Es esto un gran problema a la hora de disfrutar de este buen disco de thrash? Gracias a que la obra dura 36 minutos, no tanto. Pero si hubiera sido un LP más largo al final me hubiera resultado un poco aburrido y repetitivo. 

La balada no me ha gustado demasiado. No parece ir a ningún sitio. Promete por momentos pero se queda en agua de borrajas. De nuevo, esas voces cuando intentan ponerse melódicas y transmitir no logran dar la talla. Falta un poco de registro vocal, creatividad a la hora de crear líneas vocales interesantes y feeling. Se les nota un poco limitadas la verdad. Que conste que no son horribles… pero en comparación con la música de calidad son sin duda el punto débil. ¡Lo siento! 

Los títulos de los temas pasan de genéricos a cliché o a infantiles. «Trash», «Beer» o «War» la verdad es que no son títulos que animen a uno a escuchar un disco. ¡Títulos interesantes y sugerentes joder! 

Ya de lleno en los temas, «Thrash» se nos presenta como un buen pistoletazo de salida, como no podía ser de otra forma en un disco de thrash: con riffs thrash monolíticos, buenos solos melódicos e hirientes y una batería exquisita. «Gamble Man» tiene muy buenos momentos también. En «4 Vices» y en la power ballad «Keep It On» es donde abandonan un poco el thrash y se adentran en el heavy y el resultado es por momentos un poco salchichero. Todo un poco forzado, siguiendo clichés sin seguir sus instintos. En «Jump!» vuelven al thrash y vuelven a sorprender con buenos riffs thrash/groove y buenos coros. 

Ya terminando, «Till the Limit» es un buen álbum de heavy/groove/thrash que, aunque bien ejecutado y con buenas dósis de dinamismo, es imposible de escuchar sin pensar cada diez segundos en METALLICA. Los instrumentos están muy bien tocados, la producción es bastante buena (thrash moderno) y los temas están bien compuestos sin lugar a dudas… aunque al terminar de escuchar la obra te queda el regusto a que son una banda que copia demasiado a METALLICA. Las voces hay que trabajarlas más. No quiero sonar demasiado negativo porque STEINBOCK son un grupo MUY bueno y que promete mucho. Pero para poder progresar van a tener que refinar un poco más su sonido y encontrar su propia personalidad. El disco a mí me ha gustado y lo he disfrutado, a pesar de todo. Ya estoy deseando escuchar su próximo plástico porque si se esmeran un poco y logran limar estas asperezas nos hallaremos con una de las grandes esperanzas del thrash español. Y algo me dice que esta banda nos va a dar mucho de qué hablar en el futuro, ¡ánimo! Como podéis ver, a pesar de todo soy absolutamente incapaz de ponerle menos de un 7 a este álbum de debut. Me ha divertido, y eso en thrash es casi lo que más cuenta.

Puntuación

Nota - 7

7

Nota

User Rating: Be the first one !
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También puedes leer:
Cerrar
Botón volver arriba