Crónicas Live

STONEFEST 2017 – Parque De La Libertad, 30.06 | 01.07 Asturias

Texto: Pablo Vázquez | Fotos: Jaime García Pérez

Piedras Blancas se convirtió durante dos días en la capital nacional del humo y los ritmos cabezones. Después de la vuelta del StoneFest en 2016, este año llego una nueva edición de este festival.

Una ocasión perfecta para disfrutar de grandísimas bandas de forma gratuita y al aire libre. Pese a los inconvenientes climatológicos de una semana llena de lluvias, el tiempo nos dio una tregua y pudimos disfrutar sin lluvias de esta cita obligatoria para los amantes de la densidad.

Viernes 30-6-2017

VOID dieron comienzo a la velada con sus cadencias oscuras y pesadas. Sonido oscuro y depurado el de este trio asturiano de Doom con toques de Sludge, una forma perfecta para poner en marcha los motores.

Los bilbaínos QUAOAR darían un giro sonoro total, llenando el escenario con su energía y sonido Stoner con raíces Progresivas y Sureñas. Se han ganado a pulso toda su fama y es que sin lugar a dudas son una de las formaciones más potentes del panorama nacional. Dieron un concierto increíble consiguiendo que el publico se volcara con ellos.

Como si fueran sacaros de Nueva Orleans IT WAS THE ELF consiguieron llevarnos de nuevo a la cabezonería y macarrismo. Sludge en la onda de bandas como CROWBAR y DOWN; perfectamente ejecutado y con muchísimo gusto, además de una apariencia potente de su vocalista sobre el escenario. Hicieron enloquecer rápidamente al público y no hicieron más que subirse arriba canción tras canción.

El punto álgido de la noche llegaría con NASHVILLE PUSSY. Rock n Roll sin tonterías; nos regalaron un recital impecable con temas de toda su discografía, desde su ultimo “Up the Dosage” hasta grandes clásicos indispensables como “Go Motherfucker Go” o “It´s a Good Night of a Heart Attack”. Se dejaron la piel en el escenario, inundando Piedras Blancas en Whiskey y cerveza. Un concierto que quedo grabado a fuego en más de uno, entre los que me incluyo.

Desde Suecia DEAD LORD darían fin a esta primera jornada con su inmaculado Hard Rock. Un grupo que tiene su sello personal y han conseguido hacerse un gran hueco en los corazones de los amantes del buen Rock, sobretodo tras su exitoso  “Heads Held High”. Dejaron sobre las tablas toda su rabia añeja; a golpe de solos detrás de la cabeza y furia escandinava, pusieron un broche de oro a la noche del viernes.

Sabado 1-7-2017

Con la resaca que nos dejo el primer día de festival, nos encaminamos para disfrutar del segundo; que desde luego se enfrentaba a un listón increíblemente alto.

HUMO con su Post Rock Progresivo fueron un verdadero golpe en la mesa que nos ayudo a dejar atrás el cansancio y meternos de nuevo en el papel. Estuvieron impecables y demostraron tener un gusto exquisito para tocar y defender sus temas en directo.

Continuando con los toques Progresivos entraron en escena ETHIVA. El trio astur lleno el escenario como mejor saben hacer; a golpe de psicodelia atmosférica. Las melodías y transiciones se hicieron con el control del público, el cual solo pudo dejarse envolver por esta increíble corriente sonora y dejarse llevar. 

EL ALTAR DEL HOLOCAUSTO fueron simplemente perfectos. Potencia, puesta en escena, calidad, clase… dejaron al publico boquiabierto y consiguieron ganárselo desde el minuto 0. Han conseguido hacerse su huevo dentro del Post Rock instrumental, estilo que en nuestro país goza de una calidad realmente apabullante y que EL ALTAR DEL HOLOCAUSTO han sabido hacer suyo.

Tras ellos BLACK RAINBOW nos trajo desde Italia el verdadero significado del Stoner Rock. Hicieron lo que mejor saben hacer, Rock honesto y apasionado. A pesar de los problemas que tubo el bajista con su correa; rápidamente lo solucionaron a golpe de cinta aislante, para poder seguir dejándose la piel sobre el escenario. No tuvieron problemas para ganarse a los asistentes; que sin duda sabían de la increíble calidad de esta banda sobre las tablas. 

Desde el primer intenta MY SLEEPING KARMA hizo enloquecer las primera filas. El publico se volcó al máximo, dejándose la piel durante el concierto de los alemanes. Un concierto impecable, en el que lo dieron absolutamente todo y consiguieron contactar con los asistentes al festival. Consiguieron crear atmósferas y transportarnos en un viaje inter-dimensional; y todo ello, sin parar de mover la cabeza y sentir su música. 

SALEM’S POT fueron el punto y final a un festival impresionante. Con su puesta en escena tan particular, crearon una fiesta macabra original y atrevida. Ritmos pesados y cabezones, que daban paso a puentes Pisodelicos y un Hammond que sumió Asturias en las tinieblas.

Un verdadero éxito esta edición del StoneFest y desde aquí queremos mandar todo el apoyo a la organización para que puedan seguir realizando iniciativas tan increíbles como esta. Sin duda, una cita de referencia para los amantes de la música. Hasta el año que viene Piedras Blancas.

 

Este artículo ha sido leído: 471 veces!!!

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *