Entrevistas

SUN OF THE DYING (ESP) – Entrevista

ENTREVISTA: Cesar Luis Morales
SUN OF THE DYING tienen una vida relativamente corta. Fundados en 2013, publican en 2017 su primer larga duración, “The roar of the furious sea”, y ahora, a finales del 2019, acaban de publicar el segundo álbum, “The Earth is silent”. Y sí, así nos hemos quedado, callados con la mandíbula a la altura del esternón debido a lo que acabamos de escuchar.

Un saludo a la gente de SUN OF THE DYING. Lo primero, felicitaciones por haber sacado este segundo trabajo en tan poco tiempo después de vuestro debut. Unas primeras palabras sobre este, “The Earth is silent”.
Weser: Gracias por la invitación a poder participar en esta entrevista y muchas gracias igualmente por la felicitación de este arduo año en el que ha supuesto la elaboración del LP. Pese a ser una tarea titánica por compaginar nuestra apretada agenda laboral y personal con la labor musical, estamos muy satisfechos con lo realizado y con el impacto que está siendo la respuesta por parte de la gente.

Últimamente, trabajos en los que he tenido la suerte de hacer la crítica han sido el de HEX (“God has no name”) o el de TOTENGOTT (“The Abyss”), y me vuelve la misma pregunta a la cabeza ¿qué está pasando con los últimos lanzamientos nacionales? ¿Es algún tipo de venganza contra los internacionales? ¿Qué desayunáis?
Yuste. Es el síndrome de que todo lo de casa es malo y de que todo lo de fuera es lo mejor. Hay grupos en los locales de ensayo que harían palidecer a muchas de las vacas sagradas del metal nacional y por supuesto del internacional, pero al final la falta de apoyo quita las ganas de invertir en un producto mejor y terminan por no salir del local. Y por supuesto mucho menos de su ciudad.
David: Tengo la convicción de que el Doom Metal en particular y el Metal Extremo en general tienen en España una salud envidiable. Las bandas que citas, y otras como Helevorn, Evadne, Golgotha, Dantalion… La calidad y cantidad de la oferta son espectaculares, y parece que empieza a haber público para todo ello. Aún falta infraestructura para hablar escena, pero, joder, da gusto escuchar a las bandas de por aquí y ver que hay cosas tan buenas.

Contadnos un poco de la banda, de sus orígenes, de aquellos primeros ensayos, de esos momentos en los que os miráis y decís ¡hostia, pues no suena nada mal, de aquí puede salir algo bueno!
Yuste. Yo creo que el punto de inflexión fue la participación en la Metal Battle del 2018, cuando sin tener la menor expectativa nos vimos en la final y con una gran aceptación. Quizá ahí cuando nos vinimos más arriba.

Decantarse por un sonido como este, ¡uff, tiene tela! No es precisamente la música más alegre del mundo. Por mí, perfecto, me encantan tanto MY DYING BRIDE o PARADISE LOST, en todas sus etapas, como SATURNUS o SKEPTICISM… Siempre me he preguntado una cosa: ¿os habéis encontrado alguna vez a alguien que le chocase vuestro sonido, o sugiriese tocar otro estilo menos tétrico? Mama, mira, toco en una banda… Pero, hijo, ¿tienes que tocar con esos melenudos? ¡Y encima vestido de negro!
Weser: El apoyo familiar en estos géneros musicales no suele ser muy frecuente, es cierto, más pese al gusto artístico de la gente que nos rodea siempre nos hemos sentido apoyados desde el principio viendo que, al fin y al cabo, alguien se queda con ciertas ideas dentro de la música que queremos transmitir. De hecho, incluso a personas que no conocían el género es para nosotros un orgullo dentro de nuestro ámbito el podérselo acercar y que les haya podido llegar a atraer.
David: Gente muy cercana me ha preguntado, literalmente, que qué me ha pasado para hacer esto. Pero en fin, pasa con prácticamente todo el underground, ya ni te cuento cuando nos vamos a géneros extremos.

En el anterior álbum, se encargaba de las voces Lavin Uruksoth e Ivan al bajo. ¿Qué ha pasado, sin entrar en terrenos personales? ¿Distintos puntos de vista?
Casuso. En el caso de Lavín por disponibilidad y distancia, llegó un punto en que no encajaba con el ritmo que necesitaba la banda; Y en el caso de Iván fue puramente  por motivos laborales. Somos amigos de hace tiempo y llevaba tocando con él en varios grupos. Cuando se fue a trabajar fuera de españa fue algo duro, pero nos seguimos viendo y está al día de las novedades de la banda de forma privilegiada.
David: Los cambios de formación al final siempre han sido por temas logísticos. Iván se fue a vivir al extranjero, Lavín estaba en Santander… Somos, ante todo, una banda de directo. El escenario es nuestro hábitat y para eso hace falta ensayar regularmente. Respecto a puntos de vista, nunca ha habido problemas, por suerte es una banda con una dirección muy clara y todos vamos a una con ello.

Volviendo al nuevo disco, ha sido publicar el anterior y casi poneros con este. ¿Cómo ha sido el proceso? ¿A nivel compositivo, cómo lo hacéis? ¿Sale un tema casi del tirón y luego se le añaden los detalles? ¿Alguien que viene con un riff y a partir de ahí, darle vueltas y vueltas?
Weser: En efecto, el tránsito entre el anterior disco y el actual ha sido raudo. Fue terminar la promoción del primero e inmediatamente cerramos filas con la incorporación de Yuste y Edu y ponernos a componer para un nuevo trabajo que reflejara fielmente esta nueva formación. En efecto, a las preguntas siguientes contestamos ambas con un sí. Trabajamos en ambos aspectos, desde una idea básica que se desarrolla en el local, como un tema casi completo que ultimamos después todos juntos.
David: Sobre el proceso compositivo, varía de unas canciones a otras. Lo importante es que en directo funcione; si nos toca la fibra, es que está bien.
Edu: En sí hay un poco de todo, hay temas que surgen en el local, otros que los trae ya medio planteados uno de los miembros del grupo… Aun así siempre hay una puesta en común de ideas para todas las canciones, de esta forma entre todos le damos forma a esa idea, cambiando estructura, haciendo arreglos… en definitiva, haciendo que suene a Sun of the Dying.

A nivel lírico, ¿qué o quienes os inspiran? ¿Primero la letra y luego la música, al revés, o a la par? ¿Algún tema que queráis destacar o del que estéis especialmente orgullosos?   
Edu: Las letras tratan principalmente de cosas que nos han marcado personalmente, ya sean experiencias propias, poesía como en el trato de Dylan Thomas, escritores como H. P. Lovecraft, Neil Gaiman o Cormac McCarthy, o incluso historias de la cultura griega. Todo influencias que nos aporten esa emotividad y expresividad entre nostalgia, dolor y tristeza que representa nuestras canciones
Weser: A medida de aumentar las escuchas del disco creo que la canción más redonda que tenemos es White Skies and Grey Lands, pero creo que Monolith es la más representativa. A Dying Light es la primera canción que compusimos para este nuevo disco y, no sé vosotros, pero escuchada en vinilo es increíble.
David: Siempre comenzamos trabajando la música, aunque muchas veces se trabaje sobre ella con algún tema o historia en mente, como en White Skies and Grey Lands. Buscamos inspiración en prácticamente todo y escribir es prácticamente un proceso de catarsis: experiencias personales, libros, historia, mitología….

Y a día de hoy, ¿qué tal está funcionando el disco? ¿Qué tal la aceptación, tanto nacional como internacional? ¿Tenéis fechas ya reservadas para alguna gira, conciertos? ¿O ya estáis pensado en el próximo álbum?
Weser: Desde la fecha del lanzamiento hasta la actualidad es increíble el acogimiento tanto nacional como internacional del mismo. Ya no sólo por la estadística de las escuchas, reproducciones y críticas en diversas plataformas o revistas, sino que los que escuchan nuestra labor en este último trabajo podemos realmente sentir que les mueve y que viven la música tal y como queríamos nosotros expresarla. Para nosotros está siendo un absoluto éxito. A corto plazo empezaremos a lanzar las fechas de la gira que tenemos pensada, si no también conciertos aislados; así pues, por el momento nos centraremos en la promoción de este nuevo trabajo aunque con la vista puesta en el horizonte del próximo, como no podía ser de otra manera. La máquina de Sun of the Dying está muy bien engrasada.

Una banda, un disco, una referencia fundamental en vuestra música. Y ésta es más cabrona, ¿una banda, o disco que nadie esperaría, un secreto inconfesable, en plan “Pues a mí me gusta Britney Spears”?
Yuste. Como referencia musical no sabría si quedarme con Emperor o Paradise Lost : /, y un secreto inconfesable, no sé… quizá mi debilidad por los Village People.
Weser: Personalmente Saturnus y Ahab dentro de este disco. Sobre vicios confesables: si ponen en algún sitio ABBA (que no Abbath) es imposible que no empiece a bailar, pese a lo tímido que se pueda mostrar un batería según qué cosas…
David: Iba a hablar de vicios inconfesables, pero creo que mis compañeros se han dejado suficientemente en evidencia como para seguir tirando de la manta. Oasis. Bien. Y para nosotros creo que la influencia de los Peaceville Three es más que palpable, así como la de grupos nórdicos de Doom. Personalmente, el Nighttime Birds de The Gathering es un antes y un después en el estilo.

Muchas gracias por vuestro tiempo y vuestras palabras. Micrófono abierto para saludar a papa y a mama, al tito y la prima, para que saludéis a los fans y que nos vendáis “The Earth is silent”.
Weser: Imposible no agradecer a Simón y Fer de The Empty Hall Studios, a Sven de AOP Records, a Pau de Blood Fire Death, a JC Rayo, Sara Juanes, Roberto Millán, todo el equipo de rodaje del que va a ser el próximo videoclip. Mención especial a Anto y Macho, también. A todos gracias de corazón por el apoyo de tiempo, material e interés que han mostrado con nosotros.
David: Muchas gracias a Necromance por dejarnos tener voz. No se habla mucho del currazo que desempeña la prensa en el underground, pero es uno de los pilares fundamentales. ¡Muy agradecido!

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar