Criticas - novedades

THE DROWNING (GBR) «The Radiant Dark»

Transcending Obscurity records, 2019

AUTOR: Cesar Luis Morales

No sé cómo andáis de figuras literarias, pero existe una que es especialmente hermosa. Un oxímoron es un recurso retórico que consiste en usar dos conceptos de significado opuesto en una sola expresión, consiguiendo así un tercer concepto. De este modo se fuerza al lector a entender el sentido metafórico de dicho concepto. De este modo, por la unión de términos contrapuestos, se consigue un lirismo brutal; para que nos hagamos una idea citemos a Baudelaire: placeres espantosos y dulzuras horrendas. ¡Colorea y aprende con Teo!

Así que ya estamos en precedentes para escuchar “The Radiant Dark”, la oscuridad brillante, el quinto trabajo de los británicos THE DROWNING. Sí, británicos, de Cardiff, en concreto. Han publicado con Trascending Obscurity Records, y utilizan esa lírica en sus títulos… ¡Efectivamente, ya lo sabes, es Doom! “Alpha Orionis” es esa breve intro, etérea, frágil, que te pone en el estado de ánimo concreto para seguir con “The Triumph of the Wolf in Death” y sí, ahí está… El Doom lento, melodioso y melancólico que todos amamos, aquel que toda aquella ola de bandas británicas de los 90’s nos metieron en la cabeza. Aquí las guitarras de Mike Hitchen y Jason Hodges dibujan pasajes repletos de lágrimas y de emociones en cada uno de sus fraseos, acompañando la gutural voz de Matt Small, lo que enraíza una de las vertientes de la banda dentro del Death. El tema, como muchos otros del álbum, se alarga por encima de los nueve minutos, pero no se hace tedioso porque la banda se encarga de darle pulso, ora más lento, ora acelerando.

Por el contrario, “Prometheus Blinded” se distancia un poco de los tempos lentos, se acelera y nos recuerda a los mejores tiempos de PARADISE LOST, con unos acompañamientos de teclados muy minimalistas que son básicamente una nota mantenida y modulada, pero que sirven para armar una parte central muy melódica que deriva en momentos más Thrashys. Quizá este tema rompe un poco la dinámica del disco y no me acaba de cuadrar. Pero como para resarcirse de la explosión del anterior, THE DROWNING continúan con “In Cold Earth” y retornamos otra vez a la triste senda, y todo cae y encaja en su sitio, perfecto, sublime, triste, melancólico. Parece mentira que después de aquel estallido de los 90’s muchas de esas bandas han desaparecido, han mutado hacia sonidos más góticos u otros experimentos. Pero aquí siguen gente como estos galeses, dándole al oxímoron, dándole luz a la oscuridad, como en el siguiente tema: otros diez minutos de “All that We need of Hell”: constantes cambios de melodías y de tiempos, etéreos, eléctricos, grises, asfixiantes… Y si eres de la escuela del Doom ya sabes que esos adjetivos no son negativos.

“I Carve the Heart from the Universe” es un tema que tienes que escuchar sí o sí. No hay opción, quizá de lo mejor que tiene este disco; es el más largo, sobrepasando los diez minutos, pero haceos un favor y escuchadlo, independientemente de cual sea vuestro estilo musical favorito, porque es una auténtica sinfonía de epicidad, una montaña rusa de emociones, unas veces arriba y otras abajo. Y como buenos orfebres, engarzan una pieza de oro con otra de platino, para poner un diamante como el último tema, “Blood Marks my Grave”. Si no te emocionan esos solos tocados a base de bendings, háztelo mirar, porque estás completamente desconectado de las emociones humanas.

THE DROWNING puede que saliesen a rebufo de la oleada noventera del Doom británico, pero llevan ya quince años en el asunto y desde luego que con un oxímoron como este “The Radiant Dark” uno descubre que hay bandas que mantienen bien alta la llama. Y sí, es Doom, es un estilo lento, asfixiante, melancólico, pero ¡joder, como brilla!

Puntuación

Nota - 8.9

8.9

Nota

THE DROWNING puede que saliesen a rebufo de la oleada noventera del Doom británico, pero llevan ya quince años en el asunto y desde luego que con un oxímoron como este “The Radiant Dark” uno descubre que hay bandas que mantienen bien alta la llama. Y sí, es Doom, es un estilo lento, asfixiante, melancólico, pero ¡joder, como brilla!

User Rating: 5 ( 1 votes)
Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar