Crónicas Live

THE HAUNTED + THE DESCENT + NORUNDA – Sala Stage Live, 15.02.2018 Bilbao (N-Events – ITP Promotions – Suspiria Records)

Texto: Tania Kymmenen | Fotos: Rudy Pertu

Asistimos a la sala Stage Live de Bilbao para ver este bolazo que se anunciaba épico en cuanto a Death Melódico, y es que tenemos a una de las bandas más potentes en el panorama sueco como cabeza, THE HAUNTED, banda formada por integrantes de otra super banda como es AT THE GATES. Cabe destacar, que nosotros habíamos estado el día anterior en Vigo, disfrutando del inicio de la gira acompañando a los bilbaínos THE DESCENT, los cuales nos invitaron a pasar dos días con ellos y vivir desde dentro el día a día de una gira.

Llegamos pronto, y pudimos ver las pruebas de sonido de las 3 bandas, y ya en la misma prueba, el sonido se veía aplastante, haciéndonos retumbar el pecho con fuerza.

Justo tras las pruebas de sonido, a eso de las 20:05, comienza THE DESCENT abriendo el ambiente con una intro melódica, que da paso a “The Warrior Within”, demostrando que las pruebas de sonido son eso, pruebas, el sonido se convierte en abrumador, lleno de potencia y los ritmos infernales del tema poco a poco van atrayendo a la gente a la primera línea de batalla. Cuando llega el turno para “New Millenium Spawn”, la gente ya anda encendida y empiezan a corear algunos temas, a animarse y a realizar algo de headbanging, y no es para menos, es uno de los temas estrella de la banda, junto con justo el siguiente “Dead City Gospel”, otro tema contundente, de esos que te perforan los tímpanos y te desgarran por dentro. En los estribillos Charly pide a los asistentes que griten con más fuerza que no se les oye.

Llegado al ecuador del bolo, nos vuelven a deslumbrar, esta vez con “Seeds of Madness”, otra epifanía al buen gusto realizado por la banda, que lo continúan con un tema puente para recuperar un poco el aire e hidratarse. Los temas pasan y vemos en primerísima línea como los fotógrafos se van apiñando y comentando que el trabajo en luces no es muy bueno, solo iluminando a la banda por detrás en todos los temas con luces de colores y siguiendo un patrón básico, rojo-verde-azul, haciendo su trabajo bastante tedioso y la mayoría teniendo que tirar de flash para poder conseguir algo.

Pero la guinda del pastel se la guardaron para su último tema de despedida los chicos de THE DESCENT, “The Coven of Rats”, siendo el tema más memorable de la banda y se demostró que es el que más gusta, pues la gente aquí lo dio todo, salto, coreo, hicieron air guitar y todo lo que se os pueda ocurrir, paso en este tema. La verdad que cerraron con broche de oro su brutal actuación y dejaron el ambiente bien caldeado para los siguientes a subirse a la palestra y demostrar que traían los deberes hechos, NORUNDA, no sin antes ponernos como “Outro” la canción de los vigilantes de la playa para estupefacción y risa colectiva de los asistentes.

Antes de dejar de hablar de esta banda, nos gustaría destacar el comentario generalizado por alguno de los presentes al finalizar el bolo, y es que la batería tocada por Txamo, llegó a sonar más imponente e impresionante que la de los propios THE HAUNTED, palabras loables que queríamos rescatar para los vascos.

Si THE DESCENT cerró a las 20:45, NORUNDA abrió el espectáculo tan solo 15 minutos después, muy loable el trabajo realizado entre ambas bandas, para no desperdiciar tiempo y no dejar que el ambiente pierda el ritmo.

NORUNDA empiezan directos al grano con “Face to Face”, donde nos deslumbran con una puesta en escena variopinta, el bajista revolucionado y apasionado, el guitarra principal, técnico y ambicioso, la batería frenética y veloz y el cantante, guitarra en mano, tocando al más puro estilo del mismísimo LEMMY.

Los fotógrafos siguen comentando el terrible juego de luces empleado en la sala y resignados siguen su trabajo como buenamente pueden. Mientras NORUNDA sigue descargando con energía y vehemencia su repertorio sin descanso soltándonos trallazos como “Hit you”, “Pushing to the limit”, ambos temas destacan por ferocidad en cuanto a los riffs de guitarra, brillando sobre todo, como en todo el repertorio, los solos de guitarra llenos de tecnicismos, vibrantes y demoledores. De hecho en el último, nos comentan que hace 1 año de su nacimiento.

Tras un principio tan agresivo con riffs hirientes y una batería frenética por detrás, nos anuncian un poco de calma con “Violent Street”, y como ellos dicen “vamos a ponernos tristes”. Es un tema melódico y fresco, que si aporta cierta nostalgia y tristeza, con unas melodías bien trabajadas por parte de las guitarras y el bajo.

De cara al final, su vocalista, Rubén, nos presenta a la banda, finalizando por su batería, el cual se marca un solo bastante técnico y machacón,  antes de soltarnos en toda la cara “Dynamite”, tema bastante afilado en los que como en los anteriores destaca el solo de guitarra y el trabajo en la puesta en escena del bajista, bastante efusivo. Y para terminar dejan “Sultan Killer”, canción bastante enérgica, con buenos solos y unos coros bastante pegadizos. Tras esto, toca despedirse a eso de las 21:45.

Y llega por fin el turno para los cabezas a eso de las 22:05, y THE HAUNTED salen a escena a hacer su trabajo como buenos suecos, directo a trabajar. No empiezan a tocar, y ya la gente se agolpa delante, absorbiendo el sitio mantenido estoicamente para los fotógrafos, y convirtiéndose en una masa cambiante al ritmo de las desgarradores notas de la banda. Se nota que la gente tenía ganas de verlos, pues la sala se llenó por primera vez desde que comenzamos allá a las 20:00. Y es que THE HAUNTED no engaña, empezaron dándolo todo como en una marcha triunfante con “Fill The Darkness With Black”, solo podemos decir que fue demoledora de principio a fin.

La siguieron “Brute Force”, “99” y “Trespass” sin mucho esperar entre temas, sin hablar, directos a explotarnos las cabezas a base de esos riffs machacones, llegando el punto de ser asfixiantes. El público estaba en un éxtasis auditivo sin precedentes, ya no sabían si iban o venían, si beber o seguir moviéndose al son de la música, y es que llegados aquí, THE HAUNTED nos tenían en sus manos y podían hacer lo que quisieran con nosotros.

Con el tema “The Preacher of Death” la gente conmocionó, incluso entrando desde el fondo con fuerza arremetiendo a arremolinarse en un mosh bastante agresivo en primera línea, haciendo que incluso algunos fotógrafos soltasen sus cámaras y se uniesen al festival. Y es que era un tema bastante esperado, porque si en estudio suena fuerte y épico, en directo es como una apisonadora correosa de machacar todos y cada uno de nuestros huesos. Y seguidamente, sin mediar palabra, soltaron “Spark” otro tema esperadísimo por el público y con el que la banda se sintió muy a gusto en el escenario, y es que es otro gran tema que funciona muy bien y aporta una dosis intensa de energía. Lentamente vemos como solo iban quedando los más irreductibles siguiendo el ritmo, y con razón, nos estaban machacando metódicamente desde el inicio sin desapretar lo más mínimo el acelerador, subiendo el ritmo a cada tema, e incluso haciendo mas épico cada una de los riffs.

Según iba avanzando el concierto, se notaba que la banda empezaba a soltarse de su estructura inicial, y empezaba a intercalar algunas frases entre temas, como por ejemplo la del guitarrista Ola Englund, “mi español es una mierda”, y así, de un plumazo cargarse toda esa tensión generada tema tras tema, pero no por ello la adrenalina, la cual andaba a flor de piel, e incluso podríamos decir que se podía seguir respirando. Se ve que no solo al público empezaba a fallarles las fuerzas, y es que ni respirar había dejado hasta ahora como quien dice.

Los chicos de THE HAUNTED se nos despidieron, tras amagar que se iban o no, terminaron soltándonos no uno sino dos temas, finalizando con “Eye Of The Storm” y “Bullet Hole” ambos trallazos que terminaron de desenfrenar al público mostrando un circle pit y dando lo poco que pudiese quedar en el tanque.

THE HAUNTED termino de tocar a eso de las 22:30 dejando a los asistentes deseosos de mas, aunque extenuados por la terrible lección de puesta en escena, virtuosismo y sobretodo de Death Metal Melódico que acababan de recibir. No se puede decir más de ellos, salvo que se portaron como auténticos profesionales, que pusieron toda la carne en el abrasador y arrollaron con todo y todos desde el escenario con magistral fluidez. Tras esto, nos quedamos viendo la expresión de felicidad de los presentes, es un hecho THE HAUNTED arrasaron la Stage de Bilbao.

Este artículo ha sido leído: 252 veces!!!

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close