Criticas - novedades
Puntuación alta - recomendado

TRALLERY (ESP) «Isolation»

Rocket Music, 2019

AUTOR: Daniel Gallar

Está claro que hoy en día en España tenemos una escena thrash más que envidiable a la que nunca llegamos a acercarnos ni de lejos durante la época dorada de este estilo tan querido por todos. Está claro que a bote pronto a todos nos vienen a la cabeza los incombustibles albaceteños ÁNGELUS APÁTRIDA o los barceloneses CRISIX (ambas bandas con un status más que envidiable y bien merecido), pero es que hay un montón más de grupos españoles que se lo están currando de lo lindo y que poco tienen que envidiarles. El nivel es alto señores. Estamos de enhorabuena. 

TRALLERY es una banda de thrash mallorquina que de hecho empezó como banda tributo a METALLICA allá por el año 2010. Son por tanto diez años de andadura y éste “Isolation” es su tercer larga duración. Supongo que al darse cuenta de que, amén de tener un nivel técnico excelente, se percataron de que podían componer su propio material sin tener que emular a los multimillonarios californianos (qué malo soy) y se lo empezaron a tomar en serio. Aun así su placa de debut “Catalepsy” tenía influencias de METALLICA bastante evidentes – sin ser una mera copia, ojo. A la llegada de “Spiritless” ya empezamos a oler vientos de cambio. Y lo bueno es que ese nuevo sonido que lograron captar no sonaba a un intento a la desesperada de intentar no sonar a METALLICA. A mí por ejemplo no me dio nunca esa sensación. Me pareció una evolución lógica gracias a la cual me parece que lograron encontrar su lugar y su propia identidad como banda en ese género tan variopinto como es el thrash metal. 

Pasemos pues al siempre decisivo tercer disco de los mallorquines. El segundo disco siempre es super importante porque siempre da la oportunidad a las bandas de afianzarse en su propio estilo y madurar (en caso de que el debut haya quedado como “prometedor” o un diamante en bruto, lo cual es habitual). Pero el tercero no es menos importante pues hay que ahondar en ese proceso de maduración y dar “algo más”. Antes que nada dejemos una cosa clarísima: estos tíos saben tocar (y cómo). El nivel técnico y compositivo es muy, muy alto. Con “Isolation” nos topamos de lleno con un disco muy maduro y trabajado de thrash – o “thrash/groove”, si se me apura. Un thrash que sin duda ha evolucionado en varios aspectos… por una parte, es una placa con una atmósfera muy “oscura” si la comparamos con los discos anteriores. Por otra, esa gran calidad técnica se ha visto traducida en partes tirando a progresivas muy logradas. No me malinterpretéis… no es un disco de thrash progresivo… pero hay partes progresivas con las cuales se aseguran de que el personal no se aburra. Y lo bueno es que no suenan presuntuosos al meter esas pinceladas. 

Debo reconocer que he tenido que escuchar el disco varias veces para de verdad “pillarlo” y saber apreciarlo sin tener que diseccionar una y otra vez la música para esta reseña. Tras cada escucha se van apreciando pequeños detalles y destellos que hacen que el LP vaya ganando puntos. Creo que no es un disco que entre a la primera… no es thrash “accesible” de fácil consumición y me huelo que ésta era su intención. Aquí no te vas a encontrar gorras de rapero tipo SUICIDAL TENDENCIES y poses forzadas, ni letras sobre la llegada de los necrozombies al planeta Tierra, ni sobre pizzas ni tetas ni culos ni fiestas cerveceras tipo LICH KING o MUNICIPAL WASTE. Títulos como “Ghost Rumour”, “One Last Deadline” o “The Art of Contradiction” ya nos avisan de que nos hallamos ante letras con mucho significado. Y ya indagando un poco mis sospechas quedaron confirmadas… nos hallamos parece ser ante un disco conceptual basado en el libro “Mallorca Mágica” del autor Carlos Garrido. Un libro que por lo visto se adentra en lo más profundo de los mitos y leyendas de la isla de Mallorca y que ha servido de inspiración al joven trío para crear un disco oscuro y que de alguna forma hace honor a su título –“aislamiento” en castellano–, lo cual tiene sentido si nos fijamos en las particularidades geográficas de la banda que viene de una isla. 

Dos pequeñas pegas: es un disco largo. Son casi 55 minutos… lo que le convierte en una obra densa, espesa, intensa, recargada y sudorosa que requiere nuestra atención. Repito: esto no es thrash tipo MUNICIPAL WASTE, para que nos entendamos. Aquí hay sustancia patria. Si fuera malo diría que a lo mejor la obra hubiera quedado más amena con un par de temas menos… pero esto es harto difícil pues todos los temas van de buenos a excelentes. Por otra parte, sabiendo que nos encontramos con un disco conceptual la placa es un “todo” con su propia redondez… con un principio y un final, pasando por muchas atmósferas y estados de ánimo. 

Otra cosa que he notado es que la voz de Humerto Pol (voz/bajo) se ha embrutecido bastante. Supongo que este tipo de voz un poco más agresiva queda más apropiada para la atmósfera del disco aunque yo hubiera agradecido un poco más de variedad y melodía. Esto, enlazado también con nuevos elementos más groove en las composiciones hace que por momentos me hayan recordado incluso a bandas como LAMB OF GOD… esto no es necesariamente negativo en sí. Pero sí que un poco más de variedad en las voces se hubiera agradecido. A veces hay partes un poco más limpias pero a nivel de registro no hay una variedad espectacular que digamos, queda todo un poco “plano” o “unidimensional”. Dicho esto, para mí este es un disco en el que la música prima por encima de las voces. No es que éstas estén de comparsa, como de fondo, pero me parece que el plato fuerte es la música en sí, la cual es muy buena. 

La producción me ha gustado mucho… yo diría que a caballo entre vieja escuela y moderna. Las guitarras suenan monolíticas y potentísimas en las partes más thráshicas… los solos cortesía de Biel Gayà, aparte de ser una delicia mezclando contundencia y exquisitez, tienen un tratamiento excelente a nivel de producción. Así como esas intro de guitarra tan inquietantes – como en el último tema “Ashes” por ejemplo. Las baterías de Sebas Barceló son todo un pasadote, muy bien tocadas sin abrumar al personal y con una versatilidad y contundencia acorde con la complejidad del disco. Muy bien producidas con un sonido de bombo espectacular. El bajo de Humberto está muy logrado, pasando de momentos de mucha potencia y prominencia a otros más discretos. Un sonido crujiente y casi percusivo por momentos. En fin… lo dicho, estos tíos saben tocar y la producción hace honor al disco con una agresividad “elegante” y rabia contenida que va saliendo poco a poco a lo largo de cada surco de la placa. 

La verdad es que me resulta difícil nombrar temas favoritos (y eso es bueno). El comienzo de “Isolated” la verdad es que es fenomenal con esa intro casi amenazante e introspectiva al mismo tiempo. “Crystallizing” tiene ese toque un poco a lo LAMB OF GOD en sus mejores tiempos que puede que les aporte nuevos fans. Mucho groove y energía con toques prog que sorprenderán a más de uno. “Ghost Rumour”, amén de ser un título la mar de sugerente, es un tema de thrash “pata negra”. Quizás el tema más “puro thrash” del LP. Con “Eternal” nos encontramos con una intro envolvente y densa que luego pasa a un lick de guitarra excelente y partes más melódicas y un tanto melancólicas que vale la pena descubrir. Si tuviera que mojarme, sin embargo, el tema que más me ha gustado es el que sirve de colofón a la placa, “Ashes”. Un tema muy maduro y currado, impregnado de melancolía y oscuridad durante el cual experimentaremos infinidad de atmósferas y estados de ánimo. Es un tema para escuchar con atención y degustar todos esos pequeños detalles que están pidiendo a gritos ser descubiertos. Las partes habladas y susurradas quedan genial la verdad. 

Ya resumiendo: el tercer disco de TRALLERY es un señor disco de thrash metal maduro, oscuro y progresivo que va a sorprender a más de uno. Lejos de ser un disco thrash de usar y tirar y accesible, es un disco que cuesta un poco de escuchar, al que hay que dejar “respirar” y que se adentre en tu hipotálamo. Una vez allí, la verdad es que es una delicia. Hay agresividad, rabia y contundencia pero también melodía, clase y exquisitez. La verdad es que el trío mallorquín se ha superado y no me extrañaría nada que pasen de ser una “banda prometedora” a uno de los máximos exponentes del thrash europeo. Talento, originalidad y personalidad no les falta. ¡Bravo chicos!

Puntuación

Nota - 9

9

Nota

Ya resumiendo: el tercer disco de TRALLERY es un señor disco de thrash metal maduro, oscuro y progresivo que va a sorprender a más de uno.

User Rating: 4.45 ( 1 votes)
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba