Críticas - Clásicos

VOI VOD (USA) “War and Pain”

Metal Blade Records, 1984

AUTOR: Daniel Gallar

¡VOIVOD! Mítico cuarteto franco-canadiense que sacó auténticas joyas en los ochenta y de alguna forma “revolucionó” o “reinventó” el género thrash con un estilo tan original como inimitable. Hasta el artwork era siempre una pasada… y era parte del encanto de comprarse el material de esta gente en físico. Esos portadones conceptuales cortesía del batería “Away” post-apocalípticos/holocausto-nucleares con esa extraña criatura-mascota, el “Voivod”, o “VoiVod”, como algunas veces he visto escrito también, en constante evolución y sobreviviendo en esas lúgubres e inhóspitas y desadoladoras atmósferas que mezclan la guerra fría, un posible futuro post-nuclear y la ciencia ficción. Una auténtica experiencia hacerse con un plástico de esta gente. Los quebequeses siempre fueron pioneros — hicieran lo que hicieran. Y de hecho, si tuviéramos que sacarnos de la manga un “big four del thrash canadiense”, los francófonos estarían ahí sin duda junto con SACRIFICE, RAZOR y ANNIHILATOR. 

Su álbum de debut, “War and Pain”, que salió en agosto del año ’84, es un auténtico festín de speed/thrash metal marrullero, caótico y macarra digno de quitarse el sombrero. Una obra tan fascinante como primitiva, con una actitud muy a lo MOTÖRHEAD/DISCHARGE que resulta encantadora tras un par de escuchas por su autenticidad y atmósfera arrolladora. Digamos que mezclan la parte más bruta de la NWOHM con la escena emergente (por aquellos tiempos) del hardcore punk más reivindicativo y para postre, por si no fuera harto difícil, lo rocían todo con toques de rock progresivo/psicodélico alucinantes (cortesía por supuesto del malogrado y harto infravalorado guitarrista Dennis D’amour, apodado “Piggy” por su ligero sobrepeso). Para empezar, el tono de guitarra es PERFECTO. Es callejero, agresivo, cañero… siempre me ha encantado. Seamos francos, esto es speed-thrash caótico y apocalíptico pero los cabritos tenían cada nota estudiada. Este estilo no sale así por casualidad. La placa destila una energía especial por la atmósfera desoladora que evoca y por la muralla sónica inquebrantable que logran conseguir. Snake nunca fue ni será un gran vocalista pero tiene ese (aunque un tanto genérico) tono semi-nasal y rasgado-gruñido perfecto para VOIVOD. Posteriormente pasaría a cantar más limpio en discos como “Dimension Hatröss” o esa auténtica joya llamada “Nothingface”. 

Digamos que al menos en los tres primeros trabajos de los canadienses, es decir, este “War and Pain”, esa apisonadora llamada “RRRRÖÖÖÖÖAAARRR” y el siempre inquietante “Killing Technology”, lo que prima ante es la atmósfera que logran conseguir. Luego ya a partir del “Dimensión Hatröss” se pasarían a lo que algunos denominaron “space metal”, que tenía que ver con la temática más que con la música, que se estaba haciendo cada vez más técnica/progresiva, pero como decía los tres primeros trabajos no son para lucimiento personal de sus componentes (la formación clásica estable de ellos y que perduró hasta el ’91 fue la de Snake a la voz, Piggy (DEP) a la guitarra, Blacky al bajo y Away a la batería amén de genio detrás de todas las portadas y conceptos sci-fi que manejaban) sino que todos contribuyen a crear una orgía sonora digna de elogio. Con títulos como “Warriors of Ice”, “War and Pain”, “Black City”, “Live for Violence” o “Nuclear War” uno ya se puede hacer una idea de por dónde van los tiros. Pura violencia sónica dentro del contexto de una fría atmósfera post-apocalíptica de caos y desolación. De nuevo: una de esas bandas que ya te “entran por los ojos”. La magia de tener material en físico que el que “colecciona emepetreses” en una carpeta amarilla de su ordenador portátil no puede ni llegar a imaginarse.

La producción es tirando a horrible pero eh, no la cambiaría por nada del mundo. ¿Alguien se imagina esta placa con una producción cristalina/hiperprocesada a lo TRIVIUM o MACHINE HEAD? ¡¡NO!! Queda perfecta con ese tono de guitarra y bajo tirando a “guarrete” y esas baterías un tanto lejanas y poco nítidas que añaden misterio al asunto. 

Ya de lleno en los temas, es difícil destacar alguno… por una parte porque son todos igual de buenos, y por otra porque el estilo de todos es obviamente muy similar. A mí me encanta el title track, “Suck Your Bone” (qué título más cojonudo por favor), “Live for Violence” o la traca final “Nuclear War”. Piggy logra meter notas que hasta añaden una dimensión psicodélica dentro de ese amasijo de sudor, sangre y metralla que es este “War and Pain”. Hay como “disonancia” dejando que los acordes respiren (con la garantia de que Blacky nos va a brindar mientras una buena ristra de riffs de bajo entre acorde y acorde). La música es furiosísimo y primitivo thrash-speed, que acompañada de esas letras (a veces en un inglés no perfecto al provenir de una parte no angloparlante de Canadá) que rezuman holocausto nuclear nos transportan una y otra vez a una película de ciencia ficción de serie B de la que no querrás escapar jamás. 

Lo mejor de todo es que VOIVOD siempre estuvieron/están en constante (y lógica) evolución. “RRRRÖÖOOOAAAARRR” pasaría a ser una placa un poco más técnica, así como la criatura Voivod que ha aprendido a sobrevivir en ese ambiente hostil y se nos muestra como una criatura más agresiva y mecanizada. “Killing Technology” fue el disco en el que se notó un cambio de estilo que lograron ya perfeccionar y bordar con “Dimension Hatröss” y “Nothingface”. En fin, como podéis ver VOIVOD son una banda que ya desde sus principios no pararon de impresionar e innovar irradiando un encanto especial. Siempre vanguardistas, siempre genuinos, siempre enigmáticos. “War and Pain” es un disco que logra subsanar cualquier fallo o carencia a base de energía y autenticidad. Un diamante en bruto que supuso el comienzo de una banda con una trayectoria coherente y admirable. BEWARE OF THE VOIVOD!!!

Puntuación

Nota - 8.7

8.7

Nota

Siempre vanguardistas, siempre genuinos, siempre enigmáticos. "War and Pain" es un disco que logra subsanar cualquier fallo o carencia a base de energía y autenticidad. Un diamante en bruto que supuso el comienzo de una banda con una trayectoria coherente y admirable. BEWARE OF THE VOIVOD!!!

User Rating: Be the first one !
Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar