Novedades

VOLUMES (USA) “Different animals” CD 2017 (Fearless Records)

Por Nacho Peña

VOLUMES ataca este año con nuevo disco bajo el brazo. Manteniendo la estructura de voces duales asentadas sobre ritmos Djent y Groove, han ido modelando su propio estilo.

Desde aquel “Via”, que constituía una versión Metalcore de MESHUGGAH mucho menos comercial, pasando por su continuación “No Sleep” donde se incluían influencias vocales y musicales próximas a TESSERACT junto con los elementos expuestos en “Via”, tenemos ahora este “Different Animals”.

Lo primera diferencia que vemos es que el sonido de guitarra ha cambiado un poco a la hora de su presencia en la mezcla y las voces adquieren más protagonismo. Los ritmos siguen siendo Djent metalcorizado pero hacen acto de presencia patrones más “amigables” con la audiencia potencial menos ducha en ritmos complejos.

También adquieren protagonismo importante los elementos más electrónicos para apoyar un mayor uso de las voces limpias. Estas partes donde teclados y clean vocals se fusionan, no son santo de mi devoción, al menos en cómo se han encarado aquí, porque me recuerdan más a Justin Bieber que a cualquier otra cosa. Sin embargo, en las partes que combinan con guitarras, esta sensación se diluye un poco y gana enteros.

Salta a la vista, por tanto, que la banda ha decidido convertirse a sonidos un poco más comerciales respecto a trabajos pasados. Nada que objetar, ya que cada uno decide lo que le viene en gana con su música. La cosa es, como seguidor, si el cambio va a ser de tu agrado o no. Aquí habrá diversidad de opiniones. A mí, personalmente, los cambios siempre me han agradado. Y si la banda decide ser más melódica, lo respeto, siempre y cuando el producto sea de calidad.

Y este CD posee calidad. Hay guitarras gordas, algunos patrones interesantes, buenas melodías, etc. Pero el rollo Justin Bieber me repatea, la verdad. Puedo aguantar los rapeos que poseen algunos temas más en un rollo NuMetal (alguna influencia siempre tuvieron) pero son excesivamente parecidos a LINKIN PARK.

Hay una delgada línea entre meter melódicos y electrónica y salir airoso, o acabar pareciéndote a CHEER. Ya hubo coqueteos con esto en “No Sleep”, pero aquí ya es demasiado.

El álbum no me ha resultado muy atractivo y me he acabado aburriendo un poco. Queda lejos de su anterior trabajo y, por supuesto, lejísimos de su excelente CD debut. Comienza bien y, lo cierto, es que “Waves Control” es un buen tema, bastante cercano al rollo PERIPHERY. Pero luego entra en acción el efecto Bieber y se hace cuesta arriba la escucha.

Seguro que con este trabajo venderán más y se harán más conocidos. Y que conste que amo las voces limpias como en bandas como TESSERACT, capaces de cantar todo limpio pero sin sonar Bieber. Sin embargo, este disco es algo prescindible para mí y supongo que ya no recuperaremos más a VOLUMES. Estos cambios son de no retorno. Por desgracia.

Este artículo ha sido leído: 146 veces!!!

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *