Novedades

WALPYRGUS (USA) “Walpyrgus nights” CD 2017 (Cruz Del Sur Music)

Por Nuel González

Con una discografía repleta de singles, demos y álbumes grabados en directo, WALPYRGUS lleva desde 2014 dejándonos los dientes largos con sus temas, haciéndonos esperar con casi desesperación por un full-length como es debido y ahora, tras un año de silencio, vuelven al panorama con un disco de 8 temas. Veamos qué tal suena.

“Walpyrgus Nights” es el placer codiciado de todo amante por lo ochentero. En las melodías de su álbum debut resuenan las pulsaciones de una época pasada pero vívida en la melancolía, donde los riffs aún resonaban con una alegría inmaculada por la distorsión, donde los retoques de la sonoridad hard rockera seguían vigentes en un estilo aún no había conocido el punk ni su posterior evolución plagada de brutalidad.

Estamos ante los resquicios de un estilo puro y agudo, y la devoción de los estadounidenses recrea un definido heavy metal que exhala la belleza de las influencias pero sin perder ese dinamismo propio, sin dejarse llevar por las características notables de sus contribuyentes. WALPYRGUS profesa un estilo que no profundiza en la ambientación pop del glam metal; sin embargo, el hard rock es perceptible en una escala grandilocuente, tampoco falta los coros y cierto matiz épico procedente del power metal y, cómo no, se reproduce esta producción, esa ambientación melódica que hace retornarnos tres décadas atrás, pero con la cualidad intrínseca de no sonar arcaico, sino añejo, como si el tiempo le permitiese madurar con calidad.

Los solos se mantienen con insistencia en buenas composiciones, equilibradas con el manejo de alguien que sabe moverse por la el nerviosismo de un buen riff, el piano (esporádico en presencia) le aporta ese toque setentero que supo mantenerse durante los 80, lo que proporciona una matización equilibrada que con sintética personalidad le aporta esa distinción heterogénea al álbum.

Por desgracia para los que supimos disfrutar del metal primigenio que prevaleció durante tiempo antes de que la corriente extrema lo sepultase, este trabajo nos aporta ese respiro ante tanta brutalidad, no alcanza los 40 minutos de duración y eso es un fastidio, pero pese a su brevedad resulta imposible no dar las gracias por la solidez de lo clásico.

Este artículo ha sido leído: 151 veces!!!

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *