Criticas - novedades
Puntuación alta - recomendado

BLACKEVIL (DEU) «Forever Baptised in Eternal Fire»

Dying Victim Productions, 2020

AUTOR: Sebastián Abdala

Tenemos ante nosotros una biblia oscura del Black-Thrash Metal: los bávaros de BLACKEVIL sacan su segundo larga duración recurriendo a las herramientas más elementales y simbólicas de este estilo: religión, velocidad y creatividad opulenta.

“Forever baptised in Eternal Fire” es un gran disco que puede entrar con suma tranquilidad en las listas de este2020 como una lanza consagrada en la apostasía y, claro, masterizado con increíbles dosis de trabajo técnico, apoyado en la calidad de sus integrantes que han ingeniado una identidad propia en cada canción, gracias a esa dote interpretativa que le aporta originalidad al trabajo.

Las 4 primeras canciones son de corte clásico, con un sonido basado en la velocidad, principalmente, y haciendo hincapié en un sonido complejo, que coordina voces y coros con unas bases de bajo enfermizas, armoniosas  y contundentes. “Satan´s Crown” es una bienvenida perfecta para hacernos una idea de lo que nos espera y con “Black Fire tornado” cierra este tándem iniciático. Luego entramos en una extensa oda llamada “Forever baptised in Eternal fire” donde a lo largo de 9 minutos nos pasean por desoladores escenarios que, combinados con los riff´s agudos y anfetamínicos, nos hacen parecer que el tiempo ha desaparecido, una maravilla de nexos de voces y estilos que juegan, como si nada, entre Black, Thrash y Speed. Brillante.

“Lucipher supremacy” es otra muestra de la destreza de la banda para, a través de una mezcla de 10 puntos, cambiar el sonido del disco, y hundirse en algo más clásico, con solos de guitarra lentos y armoniosos, una batería más profunda y un bajo que se la juega mano a mano con el doble bombo. La densa narrativa de la voz se hace casi perfecta y nos hace un tour por el CV de Lucifer.  Luego nos quedan dos canciones que parecen compuestas para otro trabajo “The final Book” y “Pestkarren” son dos bombazos Thrasher, puramente veloces y técnicos, con esa aura maldita que nos lleva a un Blacker originario y unos arpegios de alta calidad.

Cierre de antología con “1943”, una extensa pieza que armoniza esa amargura de una guerra por venir, de una profecía apocalíptica que nos lleva de pronto hasta la furia y, claro, una suerte de repaso por nuestras vidas, más que nada hoy (Ago-2020) cuando estamos en guerra contra fantasmas, virus y un Sistema que no da para más. La apertura creada por las cuerdas (españolas y eléctricas), más una batería múltiple y densa, se las arreglan para inundar nuestro cerebro con una narrativa contundente. Gran trabajo técnico del bajo, conteniendo toda esta obra con velocidad y profundidad. De resaltar, de nuevo, el trabajo posterior en el estudio, con los efectos para las voces, los coros y un color limpio en las cuerdas, que hace de este disco “Forever baptised in Eternal Fire” una joya imperdible para tenderse a escuchar cada detalle, cada historia, en un trabajo que pone a BLACKEVIL un peldaño más arriba en el Metal alemán.

Puntuación

Nota - 10

10

Nota

Tenemos ante nosotros una biblia oscura del Black-Thrash Metal: los bávaros de BLACKEVIL sacan su segundo larga duración recurriendo a las herramientas más elementales y simbólicas de este estilo: religión, velocidad y creatividad opulenta.

User Rating: Be the first one !
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba