Entrevistas

GRAPESHOT (ESP)

Entrevista con Esteban

AUTOR: Cesar Luis Morales

En este mundillo tan cambiante, llevar diez años metido en una banda ya es un logro. Sobrevivir a un año como el 2020, una puta locura. Y encima, llegar al 2021 y sacar un álbum, pues… o bien, tienes un grave desorden mental, o bien, unas gónadas de tamaño considerable.

Buenos días, buenas tardes y buenas noches, buenas gentes de GRAPESHOT… Pues ahí tenéis la primera pregunta, ¿desorden mental o hipertrofia de gónadas?
De primeras la hipertrofia de gónadas suena interesante, pero creo que el desorden mental nos define mejor como banda. Aunque en nuestra música hay también mucha testosterona, jajaja.

Contadnos un poco de la banda para los que no os conozcan. ¿De dónde sale el grupo, cuántos años lleváis juntos, la idea del nombre, etc…? Un poquito de biografía.
Somos 5 madrileños con un pie en el alcoholismo que decidimos montar una banda hace 10 años. Todo empezó con dos colegas y más tarde un anuncio en internet hizo que nos uniéramos a esta orgía de decibelios y descontrol. Ha habido alguna ida y venida, pero nos hemos mantenido siempre unidos y estables dentro de nuestro desequilibrio psícológico. Grapeshot es un término antiguo para referirse a la metralla, en el siglo XVIII y XIX se fabricaban rudimentarios sacos con pequeñas piezas de metal y estas se lanzaban contra la infantería para provocar el mayor daño posible. Creímos que definía bien a la banda por su agresividad y a la vez por esa mezcolanza de metales que se puede dar en un grapeshot, somos al fin y al cabo una banda con cierto eclecticismo entre el Thrash, el Groove y el Southern Metal.

Y unos cuantos años después, aquí nos encontramos con “Suckcess”. ¿Qué ha cambiado desde entonces, después de todos los kilómetros a las espaldas, de todos los conciertos, de todas las vivencias?
No demasiadas cosas, seguimos siendo los mismos chavales de hace 10 años, algunos un poco más gordos y con alguna cana, pero con la misma ilusión. Quizá el cambio más importante se haya sido que justo antes de lanzar Suckcess Javi saliera de la banda, pero ya estamos otra vez reorganizados y deseando dar caña por todo el mundo si hace falta. Ahora que la pandemia ha pasado esperamos poder volver a la carretera lo antes posible. Y en cuanto le saquemos un poco el jugo a este disco nos pondremos a componer nuevas ideas con la nueva formación, pueden salir cosas muy interesantes. Quizá lo que ha cambiado es que somos cada vez más profesionales y solventes sobre el escenario, pero eso lo tiene que juzgar el público.

Las fotos que se incluyen… Ese rollo predicador… ¿Una broma? ¿Os mola el Southern Rock, el stoner forma parte de vuestra comprensión musical? ¿Es algo buscado o sale de forma orgánica?
El rollo predicador viene por el videoclip de We’ll Return, lo rodamos en Sad Hill, el mítico cementerio de la película El Bueno, El Feo y el Malo. Allí nos fuimos en febrero de este 2021. Se nos ocurrió caracterizarnos un poco para la ocasión y por el tono del estribillo y algunos aspectos de la letra me pareció que cuadraba el rollo predicador del salvaje oeste. A varios miembros del grupo nos gusta mucho el Stoner y el Southern Metal, así que es inevitable que en algún tema se noten esas influencias, pero puedes encontrar mucho Death Metal melódico, incluso elementos del Nü Metal o el Hardcore. Vamos mezclando cosas y poco a poco se podría decir que hemos generado un estilo bastante personal. Aunque siempre seguiremos sacando algún tema más sureño o stonero porque nos encanta.

Volviendo a “Suckcess”… ¿cuándo comenzó a gestarse el álbum? Con el año y pico que llevamos ¿ha sido mucha odisea llevarlo hasta el final?
Empezamos el 13 de marzo de 2020, tuvimos una puntería cojonuda, jajaja! Sólo dio tiempo a grabar las baterías y luego no pudimos volver al estudio hasta junio. Lo único bueno es que pudimos trabajar los temas en casa con la pita de las baterías, nos sirvió para quitarnos el mono de música. Fueron meses muy duros, no poder ni siquiera juntarse en el local de ensayo a mí al menos me genero cierto síndrome de abstinencia. Después de grabar el resto y masterizar decidimos esperar a después de verano para trabajar en el artwork y rodar algún videoclip. Y tras dos adelantos por fin en mayo pudimos lanzar el disco, y de momento nos está dando muchas alegrías.

¿Qué nos podéis contar en concreto sobre el álbum? Temas que destacaríais, a nivel instrumental, a nivel lírico…
Es un disco en el que hemos desatado mucha rabia, se podría decir que es un disco más agresivo que el anterior, con algo más de Thrash Metal, incluso Death. Pero también tiene mucha melodía y estribillos pegadizos. La verdad es que cada tema tiene su atractivo, pero posiblemente Out of my Hands sea uno de los más completos y pegadizos. Por otro lado personalmente me gusta mucho Right On, que es el más stonero y tiene una letra que me toca muy hondo.

Sobre el video de “We’ll return” ¿os lo habéis pasado mal grabándolo, no? Alguna anécdota, tipo “de repente pasaron por allí una familia que se quedó flipada viendo a unos melenudos vestidos de vaqueros”.
Fue una gran experiencia, suena a tópico decirlo pero Sad Hill es un sitio mágico. Las familias que pasaban por allí se quedaron a vernos bastante rato, fuimos como una atracción extra de su visita. De hecho muchos aplaudían después de cada playback lo que nos hizo mucha ilusión después de un año sin oír el sonido de los aplausos. Aparte de eso tuve que borrar en postproducción a algún turista que había de fondo para no romper la magia del cine, jajaja.

Entiendo que todo este 2020 y lo que llevamos de 2021 parados ha sido una putada. ¿Se vislumbra algo de luz al final del túnel?
La cosa empieza a ponerse en marcha, tenemos planes de viajar a Galicia, Euskadi, Catalunya, Valencia, Ciudad Real… La putada va a ser la saturación de conciertos que va a haber en cuanto las giras internacionales se reactiven, se va a acumular mucho de lo que no se pudo celebrar en 2020 y 2021 y eso me temo que va a dejar a las bandas nacionales sin mucho hueco para actuar. Espero equivocarme, nosotros desde luego vamos a luchar por abrirnos ese hueco.

¿Qué habéis leído por ahí de otras críticas del álbum? ¿Buena recepción y aceptación?
En general estamos teniendo buenas notas, a la gente le gusta la frescura que tiene el disco, creo que se debe a que hacemos un estilo que no abunda en nuestro país y eso hace que resulte divertido de escuchar y estimulante. Aunque siempre hay algún crítico al que no le entra el estilo a la primera, eso es normal, no se le puede gustar a todo el mundo y desde luego ese no es nuestro objetivo.

Dos carteles ideales: uno dónde se incluya a GRAPESHOT (por supuesto) y otro, en el que no (je, je, je).
DOWN + HIGH ON FIRE + GRAPESHOT no estaría nada mal para luego tomarse unas birras con Matt Pike y Phil Anselmo, jajaja. TOOL + MASTODON + CLUTCH con ese yo me haría una paja directamente.

Una banda, un músico y un álbum fundamental. Y sí, también, un álbum inconfesable (por ejemplo, un grandes éxitos de Mari Trini).
PANTERA sin duda. Como músico en mi caso diré un cantante, Mike Patton. Y disco hoy por hoy diría el NOLA de DOWN. Inconfesable no hay nada, me gustan muchos tipos de música. De vez en cuando en momentos álgidos de alguna fiesta suelo pinchar el Bailando de Paradisio, jajaja! Es un temazo.

Muchas gracias por vuestro tiempo. Micrófono abierto para vosotros.
Muchas gracias a vosotros, nos alegra mucho que os haya gustado tanto el disco. Os invitamos a todos a visitar nuestro canal de Youtube y escucharnos en todas las plataformas. Nos vemos pronto en las salas y en los bares.

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba