Criticas - novedades
Puntuación alta - recomendado

KARITI (ITA) «Covered Mirrors»

Aural Music, 2020

AUTOR: Cesar Luis Morales

La primera vez que escuché a la irlandesa ENYA fue allá por 1990, y en concreto, su tema “Evening Falls” de su primer álbum “Watermark”. Paradójicamente, fue su fragilidad lo que me impactó como un tren de mercancías. ¿Me había muerto y oía a los ángeles cantar? De hecho, para escribir este primer párrafo, me la he vuelto a escuchar para recuperar esa esencia. ¡Sí, sigue siendo tan frágil y etérea como entonces! ¡Colorea y rememora con Teo!

Pero, como supondréis, no estamos aquí para hablar de la irlandesa, sino de KARITI y de su primer disco “Covered Mirrors”. Porque la vibración es la misma, con sutiles diferencias. Mientras que ENYA es luminosa, y que es como escuchar al arcángel Gabriel, la obra que nos ocupa es también la voz de un ángel, pero en este caso del terrible Uriel, de negras y poderosas alas. Abre el disco con una endecha, coros fantasmagóricos, una voz quebrada sollozando… ¡Pelos como escarpias, oiga! Y una vez que entramos en materia, “Sky Burial” se empieza a desgranar: una simple y delicada guitarra acústica dibuja unos acordes y una eléctrica responde casi con un par de notas, pero la voz y lo que dice: “Upon the third day after I die I want you to bury me at sky”: Al tercer día después de mi muerte quiero que me entierres en el cielo… Estremecido hasta la médula.

El siguiente tema sigue en la misma línea: unos acordes secos como los de RY COODER y otra vez nuestro ángel oscuro se enseñorea de todo, la guitarra es un mero acompañamiento, casi testimonial. “Kybele’s Kiss” es precisamente eso: un beso de la Madre Tierra, de Cibeles, pero con una lírica tan rota y desgarrada, con esa pausa al cantar, como al borde de las lágrimas… El siguiente tema, “КРЕЩЕНИЕ ВЕДЬМЫ (The baptism of a witch)”, está cantado en ruso; así que podeis buscar un traductor o simplemente dejaos embriagar por la emoción y olvidar el prejuicio de que el ruso, como buena lengua eslava, es desabrido y gutural. Lo único áspero es la guitarra que acompaña, pero que cuadra a la perfección con la temática y con el concepto del disco. “Penace” es otro tema delicado, abrumadoramente etéreo y sensible… Por fin, en el siguiente tema, “Anna (Requiem: to Death) aparece más nítidamente desde el inicio una guitarra eléctrica, pero, como ya he dicho anteriormente, toda la instrumentalización del disco, que es mínima, es meramente testimonial; unos arreglos por aquí, un acompañamiento por allá; todo, todo está supeditado a KARITI, la voz del de negras y poderosas alas, Uriel.

“Il Corvo” si recuerda enormemente a los trabajos de ENYA, peeeero… Dónde una es brillante y luminosa, dónde una evoca las suaves y verdosas colinas de Irlanda, la otra evoca el mismo escenario pero en su lado menos amable: la oscuridad, el abandono, el cielo nocturno y encapotado que no deja ver ni un breve rayo de luna. Como una nana, “Absent Angels” nos mece e incluso hay una breve sonoridad al “My Immortal” de EVANESCENCE y… no quiero hablar mal de los americanos, porque marcaron una época, pero es que si tengo que elegir, pues, obviamente, KARITI. Y cerrando el álbum, con la misma dinámica etérea y angelical, “Пропасть (Abyss)” con frases igualmente matadoras: “dancing barefoot on tines” (bailando descalza sobre clavos). ¡Buff!

No, no hay ni un riff acelerado, ni un blast-beat (de hecho, no hay ni batería ni bajo), pero tienes ante ti uno de los discos más oscuros, melancólicos y delicados que te vas a poder echar a la cara. Y encajar dos piezas, aparentemente tan dispares, como la oscuridad y delicadeza, solo está al alcance de KARITI, la voz del de negras y poderosas alas, Uriel.

Puntuación

Nota - 9

9

Nota

No, no hay ni un riff acelerado, ni un blast-beat (de hecho, no hay ni batería ni bajo), pero tienes ante ti uno de los discos más oscuros, melancólicos y delicados que te vas a poder echar a la cara.

User Rating: Be the first one !
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba