Entrevistas

STAINED BLOOD (ESP) – Entrevista

STAINED BLOOD han sorprendido a propios y extraños con su flamante “Nyctosphere”. Es posible quizás que haya a quien no haya sorprendido este nuevo lanzamiento, ya que esta colosal banda venía avisando desde hace ya mucho tiempo. Su debut con “One Last Warning”, su relación con el genial Pau Navarra de Blood Fire Death e incluso planes a corto y largo plazo, me lanzo a saber más sobre estos gigantes originarios de Sant Boi de Llobregat con unas humildes preguntas.
Por Antonio José Lastres León

En primer lugar, y como no podía ser de otra manera, me encantaría poder felicitaros por el tremendo esfuerzo traducido en “Nyctosphere”. De antemano deciros que me ha encantado. ¿Cómo lleváis el lanzamiento de un disco que apunta a ser un importante punto de inflexión en vuestras carreras? Tanto las semanas previas como ahora que ya está en circulación.
¡¡Pues la verdad que muy bien!! Antes de que saliera estábamos ansiosos de poder compartir el disco con el mundo. Y ahora que ya hace unas semanas que se publicó, pues estamos más contentos aún. No paramos de recibir buenas críticas y quieras que no, se agradece.

¿Ha sido un disco difícil o duro de grabar?
Quien algo quiere, algo le cuesta. Si que es verdad que ya es la tercera grabación, y la experiencia ayuda a no repetir fallos y saber marcar los tempos en el método de trabajo. Las únicas “dificultades”, es que a nivel compositivo y de su ejecución hemos subido unos peldaños. Igual que un atleta que no para de entrenarse para ir superándose, pues nosotros nos tomamos el grupo como una carrera de fondo. Podríamos habernos quedado en la zona de confort y repetir la fórmula, pero no funcionamos así. Nos dejamos llevar por lo que sentimos en cada momento y el cuerpo nos pedía hacer esto ahora. Miquel, Narcís y David era su primera grabación con nosotros y tengo que decir que cumplieron sobradamente. Cuando haces lo que quieres, creo que la dificultad y la dureza del proceso no es algo negativo, sino un aliciente mas de superación.

Se sabe que habéis sufrido varios cambios en vuestra formación a lo largo de vuestra carrera, algunos muy delicados como el de Rou en la voz y Borja en la guitarra hace unos años. ¿Fueron momentos difíciles para la banda?
Claro que son momentos difíciles. Primero porque no solo somos compañeros de grupo, también somos amigos y claro… es como si se acabara una relación de pareja. Después de varios años juntos, hay un punto de nostalgia al saber que no podrás volver a sentir su cuerpo calentito en invierno, o mandarle a la mierda cuando que te toque los cojones. Y cuando ya has aceptado la perdida, viene el momento de seguir adelante, buscar nuevos componentes, que se adapten bien a la manera de trabajar de la banda,etc…y eso es una currazo que flipas. Pero como te digo una cosa te digo la otra, los que nos quedamos, tenemos tan claro que Stained Blood vale la pena, que seguiremos y superaremos todos los cambios de formación, inspecciones de hacienda y lo que venga.

El disco ha demostrado que los fichajes de Narcís a la voz y David a la guitarra han sido un excelente acierto. ¿Cómo se contactó con cada uno? Aprovecho para felicitar también a Narcís por su tremenda labor como ilustrador.
A Narcís lo conocíamos del Tinder. Aparte lo habíamos visto en directo con sus antiguas bandas y sabíamos que aparte de belleza y sexualidad activa, tenía mucho potencial como cantante. Nos pusimos en contacto con él y le propusimos si quería incorporarse a la banda y aceptó de inmediato. Y David nos lo mandó él por Navidad por DHL y certificado. Al saber que también buscábamos guitarra, nos habló de David (son amigos muy íntimos) así que pensamos que seria genial si las dos nuevas incorporaciones ya se conocían de antes, eso les haría la adaptación muy más fácil.

El cambio de sonido, a pesar de que se dejaba intuir en vuestro anterior álbum, es muy significativo. ¿Ha habido una dirección premeditada o ha sido más bien un proceso natural en el que entran también las nuevas incorporaciones?
En todos los discos, el proceso de composición ha sido natural. La música (como toda disciplina artística) es una forma de expresión; y no tiene ningún sentido expresar cosas que no sientes ni piensas. Para fingir ya tenemos los orgasmos. Narcís y David han dejado su sello en las canciones de “Nyctosphere”, pero nosotros ya nos estábamos ennegreciendo como plátano pocho o cangrena en brazo.

Vuestro sonido ha evolucionado prácticamente desde el minuto uno como banda. ¿Qué influencias claves podríais nombrar para la carrera de STAINED BLOOD?
Todos los componentes de la banda tenemos unos gustos musicales muy amplios, y eso se nota de una manera muy sutil en nuestras canciones. Miquel con sus arreglos jazzy easy listening, Narcís con su crust oxidado, Raul y su potencia hardcoril de la vieja escuela, David con su gran slam open de Asutralia y yo con mi sensibilidad pop literaria. Era inevitable que con estas referencias no sacásemos un disco de música negra.

Habéis compartido cartel con bandas de la talla de THE BLACK DAHLIA MURDER y MGLA, entre otras grandes que seguramente me deje en el tintero. ¿Qué se siente cuando veis vuestro nombre junto a bandas de ese nivel y que seguramente hayan influido a la banda?
No me gusta corregir a la gente, porque al final siempre me acabo llevando una ostia en toda la cara, pero con MGLA no hemos tocado nunca (aunque nos encantaría). Compartir cartel con bandas de tanto nivel y que como bien tu dices, nos han influenciado, pues es un input de energía para nosotros importante.

Con “Nyctosphere” ya en la calle, ¿qué planes tenéis tanto a corto como a largo plazo? Ahora que tenéis una formación sólida, ¿habrá más continuidad en la actividad de la banda?
Nuestras intenciones es no parar. Estamos preparando la gira de presentación del disco (esperamos en breve poder hacer publicas las fechas y las ciudades). A parte de eso, ya estamos empezando a componer cosas nuevas. No nos podemos dormir en los laureles. Hay que disfrutar del momento del nacimiento de nuestro tercer hijo, pero ya estamos pensando en el cuarto. Así que nuestros planes es currar, currar, currar… y entre medio pues alguna cervecita para no perder el hábito.

Me resulta inevitable preguntaros por vuestra relación con el siempre genial Pau Navarra de Blood Fire Death, alguien que ha hecho y hace mucho por el panorama musical underground aquí en España, y que en vosotros se fijó desde casi el minuto uno. ¿Qué podéis decir de vuestro trabajo con él?
Con Pau llevamos trabajando desde “One Last Warning” (2013). Creo que la relación con él sigue porque nos deja toda la libertad que necesitamos. Sabe que somos almas libres y que sacará de nosotros lo mejor si nos deja correr por el campo como caballos desbocados. Como las relaciones humanas, para que salgan bien, hay que conocer al otro y adaptarse a las necesidades de cada momento. Hay que haber premio y castigo, un feedback y sobre todo mucha confianza. También hemos tenido nuestros momentos de peleas hogareñas donde vuelan sillas, se rompen fotos y se amenaza con la custodia de los niños. Pero al superar estos momentos, solo ha hecho que unirnos más.

Como banda que ha tenido que trabajar lo máximo posible e incluso más para asomar un poco la cabeza en el panorama, ¿cómo veis la escena ahora y cómo la veíais cuando empezasteis? ¿Hay esperanza?
La escena son los padres. No existe. Es el chivo expiatorio que usan algunos para cargarle la culpa de su falta de éxito, falta de conciertos o lo que sea. Nosotros solo vemos seres humanos que consumen música y deciden ir a conciertos o no, comprar discos o no. Es un factor externo que coexiste con las bandas, pero que en ningún momento pueden ser responsables de sus fracasos o sus éxitos. Pueden ser cómplices de nuestra suerte, pero el único responsable somos los que formamos el proyecto. Así que, para nosotros, la escena no deja de ser una cantidad de gente con una afinidad musical que comparte momentos, espacio y tiempo. Y si deciden compartir su vida con nosotros estaremos encantados, pero los veremos como individuos especiales y diferentes entre sí; no una masa burra con un nombre genérico.

Para terminar y en relación con la última pregunta, parece que España se os va quedando pequeña con vuestra propuesta. A pesar de tener los pies en la tierra derrocháis ambición. ¿A qué aspiráis como banda a largo plazo?
Aspiramos a envejecer con dignidad. A tener una segunda residencia en la isla de Jan Mayer, a ser fieles a nuestras convicciones y a contradecirnos sin parar. A quedar cada tercer domingo de mes para hacer el vermut y ver a nuestros hijos jugar sin miedo por las plazas. A que hagan el remake de “Sonrisas y Lágrimas” en HD. Que el Club Deportivo Teruel gane la Champions y por sin el mundo sepa que existe. Aspiramos a ser felices en todo momento y a estar orgullosos de nuestros actos. Solo así se puede mirar a la muerte a los ojos y decirle “Cuando quieras, nos vamos de paseo”.

Espero que os haya resultado agradable de hacer la entrevista, chicos. Ha sido un verdadero placer poder reseñaros el álbum y tener la oportunidad de entrevistaros. Os deseo lo mejor como banda y espero poder disfrutar de vuestro directo más pronto que tarde. ¡Muchas gracias y un fuerte abrazo!
¡Gracias a ti! El placer es mutuo. Nos conocemos desde hace años y siempre has estado allí para pagarnos unas rondas en los peores momentos de la banda. Eso se lleva en el corazón. Un abrazo y mucho respect.

Etiquetas
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar