Criticas - novedades

VATICAN (GEO) «Become a New God»

UNFD, 2021

AUTOR: Cesar Luis Morales

A vueltas, como siempre, con los límites de los géneros y, para rizar el rizo, la definición que nos atañe hoy es incluso más enrevesada, porque se basa en una onomatopeya. ¡Toma ya! Parafraseando a Bécquer, ¿qué es djent?, dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul… Pues supongo que, en su momento, Fredik Thordendal (MESHUGGAH) harto de que le preguntasen sobre cuál era el estilo que tocaba su banda, se salió por la tangente y dijo que aquello era djent, porque así suena la banda cuando van a toda pastilla. ¡Colorea y aprende con Teo!

Lo que es indudable es que los géneros han evolucionado una barbaridad en las últimas décadas y dibujar una línea clara y meridiana que diferencie un género de otro es harto complicado. Djent ni siquiera es un género, por mucho que se refieran a él como tal. Es una manera de afinar la guitarra; esas monstruosas guitarras de siete, ocho e incluso a veces más cuerdas. Es una manera de atacar los riffs a base de palm-muting; es esa manera de cabalgar sobre ritmos sincopados y técnicamente complejos. Es esa afinación supergrave que hace que suene todo como una compactadora de metal. Son MESHUGGAH y bandas similares. Y ahora, acabamos de descubrir a VATICAN, de Georgia, con un larga duración de 2019 titulado “Sole Impulse” y varios EP’s publicados. Ahora vuelve a la escena con dos temas recogidos bajo el título de “Become a New God”.

“Fractured God” abre con unos efectos sonoros muy en la línea de FEAR FACTORY, y en seguida se desatan todos los infiernos. Pudiera ser MetalCore, pudiera parecer FF y también MESHUGGAH. Sobre todo a la hora de atacar los solos de guitarra; ya sabes, discordantes, desquiciados, como queriendo huir del infierno sónico a que están sometidas las cuerdas. La base rítmica es más simple que en las bandas mencionadas. No por nada estamos hablando de Tomas Haake para los suecos, el rey de cómo desplazar los compases de 7/8 y hacer que no suene como el culo. Con respecto a FEAR FACTORY, acuérdate de los tiempos de Raymond Herrera, otra bestia que si bien tocada en compases de 4/4 era el puto amo del stop-go. No, aquí la base rítmica, a la que no hay nada que objetar, es una bofetada en la cara, pero si bien recoge las influencias de los dos músicos arriba mencionados, es un muro sobre el que los otros tarados de VATICAN desgarran tus neuronas. ¡Vamos, que PITINGO no es!

“Absolute reality” es otra auténtica pesadilla para tus vecinos en la misma línea. Síncopas delirantes, molestas notas en bending, efectos sonoros, un bajo que debe estar afinado en ultra Drop D para poder sonar a bajo auténtico frente a las graves guitarras, una voz ultra agresiva… Pesadilla para tus vecinos, si te va el rollo “Djent” pues los vas a disfrutar como un enano.

Poco más se puede decir sobre VATICAN, con dos temas, la cosa no da para más. Peeeeero… recuerda que tienen un larga duración del 2019, el “Sole Impulse”. Y en esos asuntos ando metido ahora. Ya os digo que mis vecinos están encantados. Cuándo me preguntan que qué cojones estoy escuchando, les digo que Djent… Para que me voy a extender en mis explicaciones sobre si es MetalCore con influencias industriales y algo de Djent, si no van a entenderme.

Puntuación

Nota - 7

7

Nota

Cuándo me preguntan que qué cojones estoy escuchando, les digo que Djent… Para que me voy a extender en mis explicaciones sobre si es MetalCore con influencias industriales y algo de Djent, si no van a entenderme.

User Rating: Be the first one !
Mostrar más

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También puedes leer:
Cerrar
Botón volver arriba